Pequeños lectores: “Yo voy conmigo”, de Raquel Díaz Reguera

yo voy conmigo

Hay escritores que atesoran una capacidad innata para convertir en joyas todo lo que tocan, escriben e ilustran. También en el mundo de la literatura infantil. Un ejemplo de ello es la escritora e ilustradora Raquel Díaz Reguera, autora entre otros del ya convertido en clásico ‘¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?’, del que recientemente ha sacado una preciosa reedición, en tamaño más grande y con nuevas ilustraciones. Hace un par de meses os hablaba por aquí de su por entonces último trabajo publicado, ‘¿Qué le pasa a Uma?’, un cuento precioso, que encierra una maravillosa lección de vida, y que acerca a los más pequeños a un tema espinoso como es el del acoso escolar. Y hoy vamos a volver atrás en el tiempo para hablar de otro de sus álbumes ilustrados, otra pequeña joya de aquellas que Raquel va depositando cada cierto tiempo en las librerías.

La mamá jefa suele decir que ‘Yo voy conmigo’ es la historia infantil más bonita que tenemos. Y no seré yo el que le lleve la contraria, porque además de estar ilustrada con el estilo tan personal y reconocible de Raquel, esta historia acumulativa es un canto a la necesidad de ser nosotros mismos, de no cambiar por tal de agradar al mundo o a una persona en concreto, de querernos tal y como somos, pese a nuestros “defectos”, pero con nuestras virtudes (que son muchas, siempre son muchas).

yo voy conmigo 02

La protagonista de ‘Yo voy conmigo’ no tiene nombre, pero es una niña especial, con alas y muchos pájaros sobre la cabeza. Le gusta muchísimo Martín, pero él no la mira nunca, parece no verla, así que sus amigos empiezan a decirle que vaya cambiando aspectos de su apariencia física y de su personalidad para que Martín repare en ella. Primero es el pelo recogido, luego las gafas, luego su sonrisa permanente, luego esa manía tan suya de ir canturreando las canciones… Así, una a una, de forma acumulativa, la protagonista va perdiendo poco a poco todo aquello que la hacía especial. Y sí, al final Martín la ve. Incluso le sonríe. Pero para entonces es ella misma la que no se ve, la que no se reconoce, la que ha perdido todos los pájaros de su cabeza.

yo voy conmigo 03

Por suerte, la niña protagonista reacciona a tiempo para decirle a sus amigos que a ella le gustan su pelo recogido, sus gafas, su sonrisa eterna… y todos aquellos atributos que la hacen especial y sin los cuales dejaría de ser ella porque dejaría de tener alas y esos pájaros que pueblan su cabeza. “Ojalá nunca dejes que te abandonen los pájaros de tu cabeza”, le escribió Raquel a Mara en la dedicatoria del libro. Ojalá, Raquel. Ojalá Mara nunca pierda por agradar a los demás esas cosas que la hacen única. Ojalá nunca pierda sus alas y sepa decir “yo voy conmigo”.

yo voy conmigo amazon

2 respuestas

  1. Assumpta
    Responder
    28 mayo 2017 at 10:00 am

    Gracias por dedicar parte de tu tiempo a hablarnos de los libros. No he podido evitar comprarlo! Lo he compradon en Amazon en catalan : jo vaig amb mi. Tiene unas ilustraciones preciosas y ese mensaje tan maravilloso de sé tu mismo! Gracias!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos