5 objetos que encantan a los bebés

mandomovil

Observando durante estos ocho meses y medio de vida a nuestra pequeña saltamontes me he dado cuenta de que hay una serie de cosas que le gustan por encima de todas las demás. Y por lo que leo en otros blogs y mediante Twitter a otras madres y padres parece que estas atracciones de Mara respecto a determinados objetos son algo bastante común entre muchos bebés. Así que en base a esta percepción tan científica me he propuesto hacer un listado de las cinco cosas que más gustan a Maramoto. Y para hacerlo más molón de cara a Google, lo he hecho extensible a todos los bebés del mundo. Sí, aunque sólo conozca los casos de los que me rodean o de aquellos que tienen a mamis y papis que cuentan sus intimidades. Como yo. Pero oye, tanta coincidencia tiene que significar algo…

1. Las etiquetas: ¿Qué tendrán? ¿No os habéis planteado alguna vez esta pregunta? El amor por las etiquetas debe ser el primer amor de un bebé. O el segundo tras el amor que sienten por sus madres. Ya les puedes dar un peluche tamaño gigante que ellos con lo que se entretendrán es con las etiquetas del peluche. Aunque en comparación sean diminutas. No sé qué extraño poder tendrán esos trozos de tela para captar de esa forma su atención, pero lo cierto es que toda su energía se va en tocarlas y chupetearlas. Yo no quiero decir nada, fabricantes de juguetes, pero igual el futuro pasa por centrarse en esto. Ahí lo dejo…

2. Los mandos de la televisión: Es ver uno y volverse locos. Y, además, mamá ya lo contaba hace algunos meses y yo me partía de risa pensando lo curioso que era su pequeñajo y dando por hecho que eso sería única y exclusivamente cosa de su bebé. Pues no. Maramoto tiene predilección por los mandos y en cuanto ve uno lo quiere tener en sus manos. Se pone hasta nerviosa agitando brazos y piernas hasta que lo consigue. Además, ya se ha dado cuenta de que apretar los botones tiene un efecto en la televisión, así que en cuanto lo coge se pone a mirar la pantalla para ver lo que pasa cuando pulsa alguna tecla. ¿Cómo aprenden tan rápido estos niños?

3. Smartphones y tabletas: Los niños de hoy en día nacen ya con la tecnología en las venas. Sólo eso explica su amor por estos dispositivos. Con ocho meses Maramoto aún no es capaz de intuir para qué sirven, pero si tu le pones un móvil y unos cuantos juguetes a su alrededor, aunque el smartphone esté apagado, se tirará a por él como primera opción. Aunque sólo sea para llenarlo de saliva como si fuese un mordedor. Da igual. Lo importante es que el móvil lo suelen tener los padres, así que imagino que para ellos eso debe ser de lo más molón. Gracias a la pequeña saltamontes, eso sí, hemos podido comprobar que las fundas protectoras funcionan de verdad. No hay mal que por bien no venga…

4. Las chanclas: Y el calzado en general. Es otra de las cosas que Mara la exploradora tiene en común con el hijo de Y, además, mamá. Hasta ahora nos habíamos dado cuenta de que le perdían sus zapatillas y calcetines, pero desde que ha empezado a gatear hemos visto que el calzado le chifla. Sea de la talla que sea. Así que como ahora lo habitual es ir en chanclas, allí está ella esperando un desliz para llevársela a la boca. Y conmigo que soy más de ir descalzo para notar el fresquito del suelo tiene un filón. Y oye, que si no hay deslices no pasa nada. Ella intenta sin desmayo quitarnos las chanclas de los pies. Cuando se le mete una cosa entre ceja y ceja…

5. Todo aquello que en teoría no pueden coger: Así es. Ya lo veíamos venir antes de que Mara se lanzase a gatear y ahora lo hemos confirmado. Si está comiendo y tiene la bandeja llena de trozos de alimentos, Maramoto querrá el trapo o el mantel. Si estás jugando con ella con cientos de muñecos, la pequeña saltamontes preferirá las botellas de agua. Si le das la botella de agua, ella querrá el macetero. Y así sucesivamente. En su afán por descubrir y experimentar nuestros bebés lo quieren coger todo. Y les da igual si coger esas cosas entraña riesgos. Ellos no entienden de miedo. Sus ganas de comerse el mundo son mayores que cualquier temor. Y aunque a veces puedan poner nervioso, no me digáis que no envidiáis esas ganas de conocer y descubrir. ¿En qué momento las perdemos los adultos?

¿Qué cosas chiflan a vuestros bebés?

39 respuestas

  1. 25 junio 2014 at 9:06 am

    Jajajajaja, muy bueno este post y además es que todo es verdad!!! A mi peque también le chiglan todos estos objetos y lo que le gusta mucho son las revistas!!!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 9:42 am

      ¡Es verdad! Las revistas y periódicos se me han pasado por alto, porque Mara también se pone nerviosa perdida en cuanto escucha el ruido de un periódico o ve como pasan las páginas 🙂 ¡Son totales!

  2. 25 junio 2014 at 9:06 am

    Cachorro igual con todo lo de los mandos de la tv es una locura se lanza de cabeza jaja. Y los trapos de cocina su manjar preferido. Un abrazo

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 9:43 am

      ¿Qué tendrán los mandos de la tele? Mi teoría es que les fascina tanto botón. Aunque luego le das un juguete suyo con botones y pasa de él como de la m… 😛 ¡Un abrazo!

  3. 25 junio 2014 at 9:48 am

    ¡Todo cierto! En cuanto me despisto ya se está comiendo los zapatos y yo: “¡caca! ¡caca!” y se parte a reir 🙂
    ¿Para cuando un libro de etiquetas?

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 10:23 am

      Yo creo que en lo de las etiquetas está el negocio. Si tuviese tiempo montaba la empresa, jajajaja

      • Tacirupeca
        8 julio 2015 at 1:12 am

        Lamento comunicarte que la idea ya existe y se comercializa.Son unos trapitos la mar de monos rodeados de etiquetas de diferentes colores y tamaños, vamos una gozada!!

      • Un papá en prácticas
        8 julio 2015 at 11:48 am

        Me acabas de hundir el negocio! Lo estaba visualizando 😀

  4. 25 junio 2014 at 10:04 am

    jajaj, pero gracias por la mención, ¡si es que eres un sol! Es que tu mara y mi gordito son igual de locos y de majos 🙂
    Jajaja, me ha encantado el quinto punto. ¡Eres un crack! Y ya he visto nuevos cambios en la web, ¡estás que lo tiras!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 10:25 am

      Vaya dos renacuajos tenemos, compañera! Locos y molones como ellos solos :-))

      Al blog le faltaba el toque de la diseñadora. Ahora ya estamos listos para navegar! Y no hay de qué por la mención. Tu blog se merece eso y mucho más 😉 ¡Un abrazote!

  5. 25 junio 2014 at 10:34 am

    Ye queda nada para que le empiecen a gustar las escobillas del baño!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 10:37 am

      De momento parece que aún no la ha visto. Eso sí, en el baño se tira directa a la báscula o a abrir la tapa de water. Alicientes no le faltan 🙂

  6. 25 junio 2014 at 11:26 am

    Y digo yo…y para que le compramos juguetes? . El mio se entretiene con una botella de agua vacia. Dandole patadas por toda ka casa. Yo hice un post muy util en mi blog de como hacer juguetes para bebe con cosas que tenemos por casa. A lo mejor te interesa. Un saludo

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 2:45 pm

      Me paso ahora mismo por tu blog para ver eso que me cuentas 🙂 Si al final se entretienen con las cosas más sencillas del mundo… 🙂 ¡Un abrazo!

  7. 25 junio 2014 at 1:29 pm

    Jajaja que bueno, todavía recuerdo cuando le compramos a mi sobri un súper muñeco de Pokoyo y alucinado rompió el papel, miro la caja, la dejó a un lado ¡y se puso a jugar con el papel! Ya no quiso ningún regalo más! Si es que son… 🙂 Besos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 2:46 pm

      Dónde va a parar! La elección entre el papel de regalo y un muñeco está clara, jajajaja ¡Un besote!

  8. 25 junio 2014 at 2:23 pm

    Las chanclas, zapatos y calzado en general para mi son la estrella de todos los que has dicho porque cuando se van haciendo mayores siguen jugando con ellos aunque ya no para comérselos: los míos de 5 y 3 no hay día que no aparezcan con zapatos nuestro puestos y diciendo:”soy el papa” o “soy la mama”. ( ahora mismo los tengo a los dos con mis chanclas uno y con los zapatos del trabajo de su padre el otro ). Es muy divertido aunque luego te vuelves loca buscando los zapatos que normalmente suelen acabar en la otra punta del piso…jajaja.
    Ah! Otra cosa que les encanta desde los 5 meses y que con lo que aún siguen jugando cuando las pillan son las pinzas de la ropa: al principio era pura observación y descubrimiento del mecanismo, ahora les sirven para hacer trenes,aviones, coches…. Para qué comprar legos si tenemos las pinzas!
    Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 2:47 pm

      Nosotros como no tenemos tendedero en casa no hemos podido experimentar con las pinzas, pero todo se andará 🙂 Lo del calzado es fascinante, la verdad. No sé cómo les pueden gustar tanto unas zapatillas! ¡Un abrazo!

  9. sonia (la mamá de Álvaro(
    Responder
    25 junio 2014 at 2:25 pm

    Los tapones. Sin duda es el juguete favorito d Álvaro. En casa los guardamos para causas benéficas y a él le chiflan. Hay q tner mucho cuidado xq se los mete en la boca… En fin, q le encantan!
    Un post estupendo!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 2:48 pm

      Espero que Mara no lea esto de los tapones, o ya me veo teniendo que esconderlos 🙂 ¡Un abrazo!

  10. 25 junio 2014 at 2:33 pm

    Y los botones?

    A nuestra peque ya se le ha pasado (aunque a veces aún tiene algún ataque, jaja), le encantaban los botones de todo! En 10 minutos podíamos encender y apagar el pc más de 15 veces, y si no, a abrir el dvd, a encender el lavavajillas (esto aún le dura, que tiene muchas lucecitas).

    Respecto a las etiquetas, a la enana (hará 3 años en septiembre), tiene una obsesión con CORTAR las etiquetas :O

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      25 junio 2014 at 2:50 pm

      Los botones tienen una gran relación con el mando de la tele. ¡Apretar, apretar y apretar! 🙂

      • 25 junio 2014 at 3:18 pm

        Puedo jurar ante quien haga falta que el truco de los mandos de la tele no está en su utilidad: en casa la tele está desenchufada (cuando digo que no la usamos lo digo en absoluto) y el monstruo tuvo su “etapa mandos” como todo hijo de vecino. Se le pasó (aunque también sufre recaídas), como la de los smartphones.

        Seguimos en la “fase zapatos”, por eso, aunque ahora lo más de lo más es ponérnoslos (creo que se ha autoconvencido de que cuando nos ponga bien los zapatos será capaz de ponerse los suyos). O sea que en casa no hay quien ande descalzo, con el calor que hace!

      • Un papá en prácticas
        Un papá en prácticas
        25 junio 2014 at 5:05 pm

        jajajajaja Ay, estos terremotos… Mara al principio su interés por el mando no tenía nada que ver con su funcionamiento. Ahora sí. Pasa del mando si ve que no hace nada. Ella es así. Ahora también le ha cogido gustillo a encender la luz del despertador 🙂

  11. PatriAcosta
    Responder
    25 junio 2014 at 9:12 pm

    Todos!! Punto por punto!!!

    • PatriAcosta
      Responder
      25 junio 2014 at 9:18 pm

      Oye!! Que solo se ha publicado la primera frase de mi comentario!!

      • PatriAcosta
        25 junio 2014 at 9:20 pm

        Otra vez!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      26 junio 2014 at 9:30 am

      Si es que no falla! Todos los peques cortados por el mismo patrón!

      PD: No sé qué pasará esos comentarios para que se pierda la segunda parte… :-S

  12. 26 junio 2014 at 11:08 am

    ¡Tenemos el mismo mando de la tele! Mi bichilla de momento prefiere coger el pelo largo, dar arañazos en la cara a todo bicho viviente y engancharse a los trozos de filete de ternera como si no hubiese un mañana ¡me ha salido de objetos rarunos!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      26 junio 2014 at 12:15 pm

      Tu bichilla tiene sus propias reglas. Y hay que respetárselas. Aunque esas reglas te duelan, jajajaja

  13. 26 junio 2014 at 1:39 pm

    Estoy totalmente de acuerdo con las cinco!

    La verdad es que se merece un estudio científico porque si que es mucha coincidencia.

    Yo añado dos más: Las botellas de agua de plástico y las llaves (además de todo lo que mencionas).

    Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      26 junio 2014 at 4:35 pm

      La verdad es que podría haber incrementado la lista con esas dos alternativas, porque una de las aficiones de Mara desde que gatea es sacar las botellas de agua de su sitio y hacerlas rodar por el suelo. Y con las llaves ya has visto lo que nos pasó con la chica que encontramos por la calle… :-)) ¡Un abrazo!

  14. 26 junio 2014 at 1:44 pm

    Ja,ja,ja, que gracia, es verdad que coincidimos en estas cinco cosas que gustan a los bebés. Además te has fijado que si el mando no tiene pilas no les atrae???cómo lo sabrán??

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      26 junio 2014 at 4:38 pm

      Total! Si le quitas las pilas ya pierde el interés por el mando. Como ve que la tele ya no hace nada… 🙂 ¡Un abrazo!

  15. 26 junio 2014 at 6:21 pm

    Lo de las etiquetas me fascina… Según mi madre los juguetes los hacen mal. También los plásticos, las gafas y los sombreros (menos si son para ellos que entonces es verlos y ponerse a llorar)

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      27 junio 2014 at 10:12 am

      jajajajaja Total! No sabes la que lía Mara con su gorro. Es ponérselo y no parar ella hasta quitárselo… 😛

  16. 2 julio 2014 at 3:20 pm

    Verdad verdadera todo lo que dices!! Y lo más impresionante digno de que analice Iker Jimenez… porque si les dejas un mando o teléfono real pero que no funcione lo saben sin apenas rozarlo?

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      2 julio 2014 at 4:49 pm

      ¡Total! Si le das el mando sin pilas (hemos probado el truco) al minuto se ha cansado de él. Claro, ven que no hacen nada y dirán “para qué quiero yo este trasto ahora?” 😛

  17. Helena
    Responder
    29 diciembre 2018 at 10:31 pm

    A nuestra pequeña L de 8 meses le encantan también las botellas de plástico (para chupar el tapón como si bebiese) y las llaves, pero como rareza diré que le chiflan las lámparas, da igual que sean de pié, apliques o de techo o incluso luces de Navidad, de recién nacida fue lo primero que le llamo la atención y no ha perdido esa afición por lo que de luz, de hecho la llamamos pequeña niña polilla, aunque también es un poco urraca, si algo brilla, ella lo quiere, y a parte esto los marcos con alguna foto, no importa de qué, si son cuadros y se tiene que conformar pues se conforma pero ella prefiere la fotos.

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info