De 2015 a 2016

2016

Apenas llevamos cuatro días de 2016 y el año ya nos ha dejado a la mamá jefa y a un servidor una lección: Se puede tener resaca sin pillar un pedo ni acostarte a las tantas de la madrugada. Doy fe. El 1 de enero tuve la mayor resaca de mi vida. No me acosté a las 11 de la mañana, como acostumbraba a hacer hace una década. Tampoco me bebí todo lo que cayó en mis manos (apenas un par de cervezas durante la cena), como sucedía también en aquellas nocheviejas con amigos en las que armados con la insolencia de la juventud quemábamos cada minuto de la noche como si fuese el último, como si la vida se nos fuese a desintegrar entre los dedos con el amanecer de un nuevo año. En 2016, con un década más a las espaldas y más horas de sueño perdidas ya con Maramoto que en años y años de noches de fiesta, las resacas llegan al acostarte un poco más tarde de lo normal y pasar una noche en duermevela con continuos despertares a base de gritos y lloros. Pasamos el 1 de enero en el sofá, tirados, dormitando y con la tele en modo acompañamiento. Con un dolor de cabeza que ni una botella entera de Beefeater a palo seco. Sólo la familia Sin Chupete consiguió sacarnos de nuestro letargo. Ellos son una de las cosas más bonitas que nos ha dejado 2015. Uno de los motivos por los que este blog ya ha valido la pena.

De 2015 me quedo con ellos; con la maceta de mi abuelo convertida en libro; con la ilusión puesta en Madresfera Magazine; con la familia Monstruito, que llegó en 2014 a nuestras vidas para quedarse para siempre (la de alegrías que me está dando el blog en forma de personas maravillosas); con el paso por el Congreso de Fedalma, donde de repente perdí el miedo a hablar en público; con las calles de Lisboa, una ciudad que hicimos un poco nuestra y en la que conocimos a Gen y a su preciosa familia; con las cervezas rápidas (¿o ya son Aquarius?) con los amigos de toda una vida en cada escapada a Valencia; con la energía que desprenden mis padres cada fin de semana que disfrutan de Mara; con cada desvirtualización que me ofrece el blog y que pone cara a nombres y comentarios; con cada uno de vosotros, que os pasáis por aquí, leéis mis desvaríos, me acompañáis y hacéis que todo el tiempo invertido aquí tenga sentido. Gracias por vuestro tiempo, vuestra empatía y vuestra comprensión. Gracias de corazón; y de 2015 me quedo sobre todo con Maramoto y con la mamá jefa, porque pese a todo, pese a que la paternidad está siendo un camino mucho más difícil de lo imaginado, pese al agotamiento que se acumula, las rabietas que se solapan una a otra, los gritos, los lloros, las frustraciones y las noches en vela, pese a la falta de tiempo y la sensación de no llegar nunca a nada o de llegar siempre tarde, me considero el hombre más afortunado del mundo por poder vivir mi paternidad junto a ellas.

A los Reyes Magos sólo les voy a pedir este año una cosa: que me rellenen el depósito de paciencia, ése que imagino que todos tenemos en algún lugar de nuestro cuerpo, porque en este 2015 he agotado toda la que había acumulado durante 30 años de vida. Hasta la última gota. Llegué al 31 de diciembre en reserva. Pensaba que con el cambio de año el depósito se llenaba automáticamente, pero visto como empezó 2016 está claro que no me queda otra que recurrir a la magia de sus majestades de Oriente. Paciencia, estimados Melchor, Gaspar y Baltasar. Un camión cisterna de paciencia. Gracias.

Para no perder la tradición de este blog, y tarde (para no variar), me gustaría cerrar este post con un recomendación cinéfila, otra seriéfila, otra musical y otra literaria de un 2015 (mi 2015) en el que he leído y he visto muchas menos pelis y series de lo que me hubiese gustado. La dura vida de padre, ya sabéis. Da la casualidad que casi nada de lo que os voy a recomendar es de 2015. Mi campaña piratería cero y la dura vida de padre (¿ya había hecho referencia a esto?) es lo que tiene:

Una peli: ‘Relatos Salvajes’. Mi debilidad por Ricardo Darín no me deja elegir otra.
Una serie: 2015 es el año en el que por fin he acabado de ver ‘Breaking Bad’. Y ‘Mad Men’. Qué dura es la vida sin Don Draper. Cualquiera de ellas merece estar en el Olimpo de las series, pero os voy a recomendar la primera temporada de ‘Fargo’. Una delicia.
Un disco: A Robe Iniesta y su ‘Lo que aletea en nuestras cabezas’ le ha sobrepasado sobre la bocina en el último mes del año Diego Ojeda y su ‘Amerizaje’. Cualquiera de los dos discos es una garantía de poesía.
Un libro (o tres): ‘En la orilla’, porque en 2015 se nos ha ido Rafael Chirbes y ya no vamos a poder leer más maravillas como ésta; ‘Blitz’, porque David Trueba es un genio de la narrativa; y ‘También esto pasará’, porque Milena Busquets me ha demostrado que si uno es capaz de tragarse los prejuicios puede acabar leyendo joyas como su novela.

Feliz año, familias. No me cansaré de daros las gracias por estar ahí, al otro lado de la pantalla. Os espero también en este 2016.

PD1: Por fin he podido contestaros a los comentarios de los dos últimos posts del año. Más vale tarde que más tarde.
PD2: ¡No os olvidéis de votarme en los premios Madresfera! 🙂

26 respuestas

  1. Avatar
    4 enero 2016 at 8:48 am

    ¡Feliz año a ti también! De las recomendaciones, solo conozco dos: en una estoy de acuerdo (Fargo es brutal) y en la otra no (Blitz es una “obra menor” comparada con las otras de Trueba, gran decepción en esta casa 🙂 )

    • Un papá en prácticas
      4 enero 2016 at 12:01 pm

      Totalmente de acuerdo contigo en lo de Blitz, Cristina. Se lo dije a Diana: comparada con las tres precedentes, es una obra menor. Aún así, le pega unas cuantas vueltas a la media de lo que puedes encontrar en las librerías 🙂 ¡Feliz año!

  2. Avatar
    4 enero 2016 at 10:44 am

    ¡Feliz año otra vez Adrián! Lo extraño es que los enanos no tuvieran resaca el día 2 después de la fiesta particular que se montaron. Yo también me quedo con vuestra amistad como uno de los regalos que nos ha dado 2015… ¡Y qué dure!
    Vamos a por el 2016, que no pueda con nosotros.
    Besotes grandes.

  3. Avatar
    4 enero 2016 at 10:54 am

    Feliz año nuevo compañero!! Que las energías nos acompañen!
    Me han hablado muy bien de Fargo y Mad Men la tengo entre mis pendientes. Lo que pasa es que estoy terminando la segunda de Breaking Bad así que me queda lejos el poder ver alguna de las dos 🙁
    Saludos!!

    • Un papá en prácticas
      4 enero 2016 at 12:08 pm

      ¡Igualmente, papá cavernícola! Te queda lo mejor de Breaking Bad por delante. Disfrútala mucho!

  4. Avatar
    4 enero 2016 at 12:43 pm

    Adrián, ¡Feliz año! 2016 va a ser genial, inmejorable, verás. Yo lo empiezo con muchas esperanzas. El blog trae muchísimas alegrías, y me alegro de que te pase igual 🙂 Yo seguiré leyéndote estos meses, como siempre. Suerte con el premio 😉
    Por cierto, el año pasado te recomendé Fargo y veo que os ha gustado, ¡lo sabía! Nosotros estamos ahora con la segunda temporada 🙂

    • Un papá en prácticas
      4 enero 2016 at 4:51 pm

      Se nota, se siente, que 2016 va a ser bueno. Y ojalá sea el año en el que nos pongamos por fin cara y podamos juntar a nuestros peques, Idoia! Eres una recomendadora de fiar, por cierto. Fargo es de 10 🙂 ¡Feliz año y un besote!

  5. Avatar
    4 enero 2016 at 3:15 pm

    Pues anda que no has tenido cosas buenas en 2015… Lo malo es que las malas, a veces, nos marcan más. Pero seguro que 2016 viene cargadito de maravillas.
    Allá por 2020 aprox volveremos a leer y ver pelis y series de nuevo, a dormir del tirón… Es solo cuestión de esa paciencia que les pides y pedimos todos a los Reyes. Como dice mi tío, la vida es una broma hasta que tienes un hijo. Paciencia, paciencia, que criar es mu jodío.

    • Un papá en prácticas
      4 enero 2016 at 4:52 pm

      2020? Te veo muy optimista con este cambio de año a ti, compañera 😛 Por paciencia que no sea. Un besazo, familia. Y feliz 2016!

  6. Avatar
    Marta
    Responder
    4 enero 2016 at 10:32 pm

    Hola! Yo no soy muy de tele la verdad..me quedo con las recomendaciónes sobre los libros, esos sí me encantan!
    Muy feliz año a los tres y a seguir leyendo os!
    Un abrazo

  7. Avatar
    5 enero 2016 at 1:33 am

    ¡Feliz año! ¡¿Qué decir del 2015?! pues que me ha traído hasta aquí, el mundo “bloguero”, descubriéndome a una familia fantástica como la vuestra. Y, aún no teniendo suficiente, los Reyes (un poco adelantado) nos han traído ya vuestro minilibro, ¡gracias! Espero poder dártelas en persona cuando el tiempo mejore.Un beso!

    • Un papá en prácticas
      5 enero 2016 at 4:32 pm

      Ay, qué alegría que te haya llegado! Ya están todos en sus casas, plantando la maceta de mi abuelo en nuevos hogares 🙂 Apuntado lo de dármelas en persona, ¿eh? 😉 ¡Un beso!

  8. Avatar
    5 enero 2016 at 10:25 am

    ¡Feliz año, familia! Ahora que la nueva crisis de Oriente Medio igual hace subir el precio de los combustibles, seguro que baja el precio del barril de paciencia, no te preocupes 😉

    Nosotros estas vacaciones hemos dormido especialmente poco también. Supongo que el cambio de casa y la sobre-excitación constante no ayudan a que la peque se duerma. Justo antes de Nochevieja acabamos un día levantándonos los 3 a las 3:30 de la madrugada a jugar con los tractores de su tío de la habitación en que dormíamos. Se había puesto a gritar como loca en sueños no sabemos por qué y no había quien la calmara :_P

    Para nosotros ha sido un año muy bonito, aunque extenuante. Encontrar tantas referencias positivas en esta “madresfera” ha sido de las cosas que hemos ganado. Eso sí, desde que cumplió 3 meses o así, creo que no hemos visto ni una serie, tardamos una media de 2,5 intentos en ver las películas, y llevo como 4 meses para leerme el libro que tengo ahora XD. Me produce gran admiración ver la capacidad asombrosa que tenéis para sacar adelante tantos proyectos, dos blogs, varias series y libros y, lo más importante, una familia tan mona. Algún día nos tendréis que contar el secreto, jajaja.

    ¡Un abrazo y a por todas en 2016!

    • Un papá en prácticas
      5 enero 2016 at 4:35 pm

      Grande lo del barril de paciencia XD Tengo un post pendiente sobre el sueño de Mara, porque es de cuarto milenio. La niña de la mitología que no dormía nada encontrada!

      La verdad es que sacamos tiempo de donde no lo hay a costa del sueño. Y así vamos, siempre arrastrados y con unas ojeras que nos van a comer la cara, jajajaja Ese es el único secreto. No dormir 😛

      ¡Feliz año, familia! ¡Un abrazo enorme!

  9. Avatar
    Vane
    Responder
    5 enero 2016 at 8:51 pm

    Perdón por la tardanza, pero he tenido un final de año atropellado.
    Feliz 2016, os deseo a los tres y a todos los que nos sentimos cerca de ti, que este año que empieza venga cargado de cosas buenas ( cada uno que coja la que le venga bien, que “pa gustos los colores” )
    Yo también le voy a pedir a los Reyes Magos paciencia,jajajaja.
    Mil gracias por seguir, mil gracias por el regalito, es precioso.
    Un abrazo.

    • Un papá en prácticas
      7 enero 2016 at 2:10 pm

      Ay, qué ilusión que os haya llegado! Gracias por abrir vuestra casa a la maceta de mi abuelo 🙂 ¡Un besazo, Vane! ¡Y feliz 2016!

  10. Avatar
    Raquel USA
    Responder
    5 enero 2016 at 10:58 pm

    Feliz año! Para mi ha sido un 2015 muy intenso. Yo me pido menos viajes y un poco de aburrimiento. Que llegamos con la lengua fuera al 2016! Un abrazo enorme y a seguir disfrutando de nuestros peques!

    • Un papá en prácticas
      7 enero 2016 at 2:11 pm

      Yo te cambio lo de los viajes, pero también me pido ese poco de aburrimiento 😀 ¡Feliz año, Raquel!

  11. Avatar
    11 enero 2016 at 2:39 pm

    ¡¡Adrián, amigo…!! ¡¡Feliz año!! Acabo de pasarme a felicitarle marujilmente el año también a Diana.

    Os deseo, por supuesto, toneladas de todo lo bueno, no solamente paciencia. ¡Puestos a pedir, que viva la magia, que para eso está…! Y que luego llegue lo que llegue, que bienvenido será, ¿verdad…? Que tampoco somos el egoísmo personificado, y al final, con poquito vamos tirando…

    No sé qué deparará 2016, pero intuyo que será bueno… ¡Un año “pata negra”! Tengo un pálpito, ya verás… ¡Cosas guapas sucederán! Habrá que conquistarlas, muchas de ellas, imagino, a base de sangre, sudor y algunas lágrimas, me temo, pero el pálpito es bueno, hombre… ¡Tiene que serlo!

    ¿Un sencillo propósito para este año, del que te escribe…? Pues a ser posible, mira…: verte esas barbas que te gastas ahora en vivo y en directo, invitarte a una rápida de esas de Aquarius espumoso, y darte un buen abrazo por lo majete que eres, carajo… ¡Que te lo mereces, man! ¡¡Jajaja!! 😉

    • Un papá en prácticas
      12 enero 2016 at 5:27 pm

      Pero qué majo eres, Sem! Ya sabes que lo de vernos las barbas está hecho. El día 30 tenemos una oportunidad maravillosa. Si no, buscaremos otras 😉 ¡Feliz año, familia! Los mejores deseos para 2016!

  12. Avatar
    Belén
    Responder
    14 enero 2016 at 12:23 am

    Adrián, feliz 2016!!!. Ya han pasado unos cuantos días de enero pero no podía dejar de desear para ti todo lo mejor. Cada vez me cuesta mas entrar y leer, apenas sí tengo tiempo, mis niñas, el trabajo y la casa lo consumen todo. Alguna vez me relajó un poquito y a las tantas abro mi ordenador y te busco. Lo dicho, que tengas mucha suerte en este 2016, y que Mara comience a dormir más seguido y no se despierte tanto. Yo, por mi parte, de 2015 me quedo con los primeros pasos de mi fierecilla y los primeros juegos con su hermana mayor (bondad hecha niña, tiene la paciencia que a mi me falta), también el seguir leyendote porque el regalo de conocerte pertenece a 2014. Un beso compañero para ti y tus chicas.

    • Un papá en prácticas
      14 enero 2016 at 4:17 pm

      Hola, Belén! Y feliz año! No sabes cómo te entiendo! Y además con dos peques! Yo me veo negro para mantener el blog actualizado… Gracias por esas palabras tan bonitas que me dedicas. Eres un sol! ¡Un besote!

  13. Avatar
    yaiza
    Responder
    21 enero 2016 at 9:47 pm

    Me ha encantado lo de la pacie día porque yo siempre pido lo mismo y quitarme algo de sueño por diossss. 🙂
    Pitufiña se parece a mara de espaldas y con esas coletas ;).

    • Un papá en prácticas
      27 enero 2016 at 3:52 pm

      Paciencia y horas de sueño. Estoy seguro de que eso es lo que le pediríamos todos los padres a los Reyes 😉

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info