Apacibles paseos que se convierten en odiseas

quinny.jpgNo es fácil hacer cosas con una bebé de alta demanda de manual. Es más, diría que es muy difícil. Pero el papá en prácticas y la mamá jefa no nos rendimos fácilmente y seguimos intentándolo. Aunque a veces a mitad de camino nos arrepintamos y clamemos al cielo en busca de un poco de comprensión. Llegados a este punto tampoco pedimos mucho: Un paseo apacible, un viaje en coche tranquilo… Con eso nos conformamos. Pero nada. No hay manera. No nos queda otra que aceptar que nuestras intentonas tienen un 90% de probabilidades de convertirse en una odisea. Pero parece que hasta a eso le hemos cogido el punto tras casi diez meses viviendo al límite con Maramoto…

Este post, por cierto, surge a raíz de un intento de paseo que protagonizamos la semana pasada. Uno más, sólo que en esta ocasión se nos ocurrió volver a intentar sacar el carro, por si daba la casualidad de que nuestra pequeña saltamontes había madurado desde la última vez y ya aceptaba ir sentada (vaya por delante que preferimos portear, pero de vez en cuando…). Así que ahí íbamos nosotros, con nuestro Quinny Mood by Britto que se ha pasado más tiempo en el trastero que en casa. Y todo parecía ir bien. La peque se reía en el carro y parecía divertida con la novedad. Pero sólo era eso, la novedad. Al kilómetro y medio (nuestro anterior récord estaba en 500 metros en carro), Maramoto dijo basta y no hubo más que hablar.

Por suerte, como ya estamos curtidos en mil batallas, llevábamos al Boba Air a mano. Así que retomamos la marcha con el carro vacío y la niña a cuestas. 500 metros más. Ahí nos dimos cuenta de que quizás era mejor iniciar el repliegue estratégico hasta casa. Y menos mal que ya conocemos al dedillo a nuestra terremoto, porque los dos kilómetros de vuelta fueron un auténtico drama. De repente Mara tampoco quería ir en la mochila. Ahora quería ir en brazos. Pero en brazos mirando hacia delante, claro. Para ir provocando al personal que se cruzaba en nuestro camino. Y después ni eso. Quería tirarse al suelo. Y si no la dejábamos, rabieta a lágrima viva.

En fin, que no recuerdo muy bien cómo, pero la fuimos controlando para que se le olvidase la idea de tirarse al suelo (¡Qué ganas tengo de que ande!). Eso sí, cuando doblábamos la esquina que lleva a nuestro piso, la mamá jefa y yo nos miramos. Y creo que ambos vimos lo mismo. Estábamos descompuestos. Habíamos andado cuatro kilómetros, pero cualquiera diría, viéndonos, que acabábamos de acabar de correr una MARAtón. Nuestra particular MARAtón diaria.

Y aún así no nos rendimos. Dentro de una semana nos vamos para Valencia para iniciar nuestras vacaciones. Y nos vamos en coche. Tres horas y media que se pueden convertir en siete. Pero llegaremos. No sé cómo. Igual con ganas de tirarnos por el primer balcón que se cruce en nuestro camino. Pero lo conseguiremos. Llevamos diez meses superando MARAtones. Vamos a por la siguiente.

33 respuestas

  1. Avatar
    Susana Flores
    Responder
    28 julio 2014 at 11:32 am

    Ains, como te entiendo!! A mi peque le pasa igual, las pocas veces que saco el carro, no llega ni a la esquina en el, menos mal que siempre llevo la mochila, o el mei-tai (tengo tambien un boba air, pero no lo veo muy comodo), y me paso el resto del paseo con el niño a la espalda empujando el carrito, y la gente me mira raro, pero bueno, ya estoy acostumbrada. Cuando cumplio un añito le regalamos un triciclo evolutivo, y ahí aguanta mucho mas, nos da para un paseo bastante largo, aunque al final tambien acaba a mi espalda. El otro día, no funcionó nada, estabamos en el C.Inglés, y ni triciclo, ni mochila, ni brazos, quería suelo, y como no anda solo todavía, pues allá que se puso a gatear por todos los pasillos, ahora parece que quiere andar un poco mas y lo vamos llevando mejor. Lo que peor sigue llevando es el coche, cada vez peor, antes iba bien, pero desde que le cambiamos la silla, es atarlo y ponerse a llorar, y la semana que viene vamos a Córdoba y le estoy temiendo, no sé si salir de madrugada para que vaya durmiendo…

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 11:58 am

      ¿Sabes una cosa, Susana? Ayer estuvimos en Eureka Kids y subimos a Mara en un triciclo evolutivo. ¡Y luego no había forma de bajarla! ¡Flipó ella y flipamos nosotros! Ya se lo hemos encargado. Si dura más que en el carro, ya será una buena inversión. Y si no, siempre nos quedará luego la opción triciclo para que lo use 🙂 Me ha hecho mucha gracia leerte! Tenemos a dos peques calcados! 😛

      • Avatar
        Susana Flores
        28 julio 2014 at 12:01 pm

        Jeje, seguro que le gusta mas que el carro, ahora sí, el mio no puede ir atado, se pone de pie, se agacha para ir tocando las ruedas.. pero bueno, disfrutamos mas del paseo que es lo que importa.

      • Un papá en prácticas
        Un papá en prácticas
        28 julio 2014 at 12:59 pm

        ¡Total! La intentábamos atar y no había manera! La tía iba medio de pie en el triciclo. ¡Qué grandes son!

  2. Avatar
    Patri
    Responder
    28 julio 2014 at 11:33 am

    Mucho ánimo para ese viaje!!!! La mayoría de veces, parece que describes a mi niño en vez de a la tuya… Es increíble!! Hay días que cuando pasan, parece que has estado todo el día cavando, terminas destrozado, agotado, física y mentalmente!! Porque tienes que estar todo el tiempo ideando cosas para entretenerlo, para que no proteste, en situaciones que son inevitables o que simplemente tendrían que ser momentos agradables y se convierten en un mal rato, para ellos y para nosotros… A mi me falta hacer el pino con las orejas muchas veces!! Sobretodo en el coche. Tenemos un arsenal de juguetes que el peque va desechando cada 30 segundos…Una odisea, vamos. Hace unas semanas, nos hemos hecho de una tablet y le hemos recopilado algunos capítulos de dibujos, para viajes largos, la verdad nos ha servido, porque aunque sea media hora, aguanta sin protestar y eso, eso es una bendición!!! En fin, como digo yo, ya irá cambiando, de hecho de unos meses para acá, ha cambiado a mejor, sobretodo con el carro, antes no podía verlo ni confitado y ahora, siempre y cuando vaya en movimiento y le agraden las vistas, puede aguantar también un ratillo bueno.
    Ánimo valientes, el mal trago merecerá la pena!!!!! Felices vacaciones 🙂

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 12:00 pm

      Maramoto no le hace mucho caso a la tele, pero por si acaso estamos preparando la tablet con dibujos para el viaje. Si se duerme, podremos ir un rato tranquilos. Si no lo hace, el viaje puede convertirse en una odisea de 350km. Porque con los juguetes le pasa como al tuyo. A los dos minutos cansada de ellos 🙂 ¡Mil gracias por tus ánimos! Qué bien se siente uno al sentirse comprendido por otras mamis que pasan cada día por lo mismo. Y no me digas que no, pero al final le coges hasta gusto 😛 ¡Un abrazo!

  3. Avatar
    28 julio 2014 at 11:39 am

    jajaja, ánimo con el viaje, a ver si tenéis suerte y hace la mayor parte del camino dormida… ¡Qué bien os van a venir estas vacaciones! Lo que cuentas del paseo tiene que ser una odisea, al menos el mío se queda tranquilo en la silleta. Ahora bien, no sé si la cosa mejorará cuando ande. Piensa que quizá se escape en dirección contraria, que se tire a la carretera como loca, que quiera jugar con caquitas de perro del suelo… Como hace el mío. Qué difícil es esto, jajaja. ¡Un beso!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 12:00 pm

      La verdad es que siempre que digo que quiero que ande, inmediatamente pensamos en eso que nos comentas. Y no sé si nos sale a cuenta, jajajaja ¡Gracias por los ánimos, compañera! ¡Un besote!

  4. Avatar
    28 julio 2014 at 12:39 pm

    Tenéis mi admiración. Vaya telita con Mara…
    A ver si la peque se duerme, yo siempre empiezo los viajes después de que haya comido y aguanta bastante bien, unas 3 horas, paradita y del tirón.
    Paciencia tenéis así que sólo os diré… que la fueza os acompañe!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 12:59 pm

      Yo si aguanta una hora del tirón, me doy con un canto en los dientes 🙂 ¡Gracias, compañera! No sé cómo, pero lo conseguiremos 😛

  5. Avatar
    maria
    Responder
    28 julio 2014 at 12:51 pm

    Ainsss como os entiendo… yo siemprre llevo la mochila cuando me atrevo a sacarla en carrito porque se que la voy a necesitar… en la vida estuve tan agotada, mi bicheja nacio la noche que el cantabrico se llevo por delante la costa de asturias , el 2 de febrero, y en un hospital muy cerquita del mar asi que yo tambien tengo en casa a mi tsunami particular jeje, ah para los viajes le pongo baby einstein y mano de santo, buenas vacaciones
    Un beso

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 1:01 pm

      Ayer un amigo me dijo: “Tienes cara de cansado”. ¿Qué esperas? ¡Si tengo una niña que no para ni medio segundo! 😛 Vamos a ver con Pocoyó en el viaje, porque a Baby Einstein ni caso. Debe ser la única bebé a la que no le hace gracia 🙂 ¡Un beso!

  6. Avatar
    28 julio 2014 at 3:20 pm

    Ay…. Cómo me suena…. Pero os saco 5 meses. Andar no fue la solución, porque ahora Coquito no puede ir andando normal, no. Ella busca escalones o portales para escalar o agarrar paredes y barrotes sucios…. Qué Cruz!
    Estamos en la playa y ha empezado A odiarla y no sabemos por qué, A la gente también…. Así que menudas vacaciones!
    Creo que son bebés volubles, con ratos y días….
    Lo que quiero decir es que
    Mara es así….Como Coquito. Cada día es “emocionante” y algún irán al colega tendremos unas horas de tranquilidad jejeje
    Animow

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 6:30 pm

      jajajaja ¿Queda mucho para el colegio? 😛 Vamos a ver cómo se nos da a nosotros la playa… Ya os contaremos! ¡Un besote y que disfrutéis de las vacaciones!

  7. Avatar
    28 julio 2014 at 4:54 pm

    Mucho ánimo para el viaje!! Nosotros la verdad es que hemos tenido mucha suerte con la pequeña Morlita, tanto en el coche como en el carrito, aun que si es verdad que desde que no se puede llevar delante la maxicosi lo paso peor cuando viajamos las dos solas porque algunas veces, sobretodo por la noche, arranca a llorar y no hay quien la pare en todo el trayecto y se pasa mal! Asi q lo dicho Ánimo!!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 6:31 pm

      Se pasa muuuuuy mal! Y si no paras no hay manera. Que cinco minutos escuchándola llorar, bien. Pero tres horas… 🙂 ¡Ya os contaremos! ¡Gracias mil por los ánimos!

  8. Avatar
    28 julio 2014 at 5:27 pm

    Mucho ánimo! Qué lo paséis en grande, a ver si el gateo por la orilla del mar hace algo de magia! Besos!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 6:33 pm

      Ya os contaremos. La piscina no le hizo mucha gracia (sobre todo porque le salpicaban los otros niños). Veremos cómo acepta la playa… 🙂 ¡Un besote!

  9. Avatar
    Lul
    Responder
    28 julio 2014 at 6:19 pm

    Consejo de mamá: triciclo evolutivo, para nosotros ha sido la salvación para paseos largos, cuando se cansa me la subo al mei tai para que se enganche a la teta y se duerma. Ahora con los calores veraniegos le cuesta un poco más, pero es feliz en el triciclo y nos aguanta casi todos los paseos largos.
    Para el viaje si estás haciendo recopilación de dibujos te recomiendo los cortos de Pixar, los más largos son de unos 10 minutos y tienes suficientes para que no se aburra, a nosotros muchas veces nos salvan la vida si queremos que esté tranquila un ratito, que nosotros tamibén lo necesitamos. Aunque claro, se lo ponemos en casa en la tele… en el coche no podemos ayudar ya que no tenemos, el viaje más largo ha sido a Toledo en tren y la ida fue dormida, pero la vuelta fue toda una odisea totalmente despierta y queriendo gatear…
    No quieras que camine, es peor, mucho peor, porque vais a tener que estar con mil ojos porque prueban todos nuestros límites una vez tras otra… Nosotros no es que terminemos agotados, es que muchas noches ya no podemos más… pero ánimo y buenas vacaciones 😀 Nosotros esperamos que por fin consiga la bipedestación total y se calme un poco… creo que es una vana esperanza, porque está terremoto total… ains… estos AD… adorables, pero agotadores 😀

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 6:35 pm

      Me ha encantado lo de AD. Nosotros los llamamos BAD :-))) Y que sepas que nos has leído el pensamiento, porque hace justo dos horas hemos comprado el triciclo evolutivo. Ayer lo probamos y luego no había forma de bajarla. Estaba entusiasmada! Hoy lo probaremos por primera vez. Cruzo dedos para que funcione el experimiento 😛

      Y anoto también tu otro consejo. Ahora mismo voy a empezar a llenar la tablet con vídeos para ver si nos ayudan en el viaje. Aunque también es verdad que Mara se cansa pronto de los dibujos. ¡Ojalá funcione!

      ¡Un abrazote!

      • Avatar
        Lul
        28 julio 2014 at 7:39 pm

        La mía se cansaba pronto de todos los dibujos hasta que probamos los cortos de Pixar, no se qué tienen que le encantan, los hemos visto cientos de veces y no se cansa (de momento). Al principio nos aguantaba dos o tres, ahora aguanta hasta media hora sin problemas. Supongo que también esos meses de diferencia se notan. A la edad de Maramoto yo la tranquilizaba con Metallica y con el Concierto Homenaje a Freddie Mercury, mano santo para dormirla durante unos meses oye 😀

  10. Avatar
    28 julio 2014 at 10:24 pm

    Vuestros paseos se parecen a los nuestros. Vikingo va de la mochila al carro, de ahí al suppori, luego brazos de mamá, ahora con papá…y encima le ha cogido el gustillo a ir de las manos y caminar solo. Ya nos ves tirando del carro y cada uno sosteniendo una de las manitas del peque. Para que luego nos digan que no son niños todoterreno!!! A ver si hay suerte y se duerme en el coche, que paséis buenas vacaciones!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      29 julio 2014 at 9:13 am

      Es que al final vas con carro, mochila… ¡Cargado hasta las cejas! Y con la niña en brazos. Y además la tía es muy bandida, porque si la llevas desde el principio en la mochila, no se queja. Pero como la lleves antes en el carro, luego no quiere saber nada de la mochila. Quiere ir en brazos y mirando al frente. Y menudo carácter tiene… 😛

  11. Avatar
    29 julio 2014 at 9:42 am

    Ufff me da un poco miedo la frase de “que ganas tengo de que ande” por experiencia propia. Tuvimos una temporadilla en que el Miniser tampoco quería nada que no fuese suelo y gatear, y la repetí hasta la saciedad. Ahora que anda encantados de la vida, pero a veces, echo tanto de menos cuando le tenía localizado en el suelo…snifff.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      29 julio 2014 at 12:10 pm

      Yo cada vez que la digo, me arrepiento, jajajaja

  12. Avatar
    29 julio 2014 at 9:50 am

    Uff, querido Papá en Prácticas, yo no es por desmoralizarte, pero creo que cuando ande la cosa va a ir a peor… o por lo menos en nuestro caso ha sido así. Desde que anda Redondo se cansa enseguida de ir en la mochila, prefiere el suelo, pero si estamos en una tienda se dedica a tirar al suelo todo lo que hay a su alcance, y si estamos en la calle se dedica a coger porquería del suelo o a correr hacia la carretera y los coches… toda una odisea, vamos.
    Lo que le gusta mucho a él es su triciclo, su moto e ir en la bici con su papá, con cualquiera de estas opciones se puede tirar horas sin protestar jeje. Mara aún es muy pequeña para la moto, pero igual el triciclo…
    Mucho ánimo con vuestro Maratón particular!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      29 julio 2014 at 12:12 pm

      Ayer empezamos con el triciclo evolutivo. Y bueno, le hace gracia. Pero al rato se cansa. Y el jueves, que es el cumple de la mamá jefa, le voy a regalar una bici y el portabebés (no digas nada, ¿eh?). Pero no tenemos muchas esperanzas. Es que la peque ir sentada y atada como que no. Es un alma libre 😀

  13. Avatar
    29 julio 2014 at 4:06 pm

    ¡Ay qué despropósito de paseos! Vosotros porque ya estáis acostumbrados, pero si ahora mi bichilla, la que dormía que ya no duerme, la que no colechaba que ahora colecha, me hiciera este cambio ¡la encerraría en casa hasta que fuese a la universidad y adiós paseítos diurnos! Hombre ya ¿cómo pueden complicarnos tanto las cosas? No dicen que a todos los niños les gusta la calle, salir, que les de un poco el airecito… Pues ya ves, no a todos los hacen gracia las mismas cosas.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      29 julio 2014 at 5:44 pm

      La calle le gusta a la bandida. Lo que no le gusta tanto es ir atada o metida en un carro. Así que no nos queda otra que asimilarlo. Cuidado con la transformación que está sufriendo la bichilla, no acabe convertida en una BAD como Maramoto 😛

  14. Avatar
    Carmen
    Responder
    31 julio 2014 at 11:22 pm

    Jajajaja. La postura preferida de mi hijo! En brazos pero siempre mirando adelante. Ánimo con el viaje, nosotros nos liamos la manta a la cabeza y nos fuimos a Peñíscola y el viaje pues qué te voy a contar, parando mil veces pero llegamos sanos y salvos y te digo que mereció la pena, en la playa ha estado bastante mejor de lo que me esperaba. Eso sí, el carro nos lo podríamos haber dejado en Madrid perfectamente porque los paseos por el paseo marítimo han sido a golpe de brazo, como los de aquí jejeje. Pero bueno así nos ahorramos el gimnasio! Un abrazo y que disfrutéis de las vacaciones!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      21 agosto 2014 at 4:41 pm

      Los viajes han sido toda una odisea (como cada vez que cogemos el coche, vaya), pero ha merecido la pena 🙂 ¡Un besote!

  15. Avatar
    8 agosto 2014 at 1:35 pm

    Hay que seguir majo! Al bichito tampoco le ha gustado mucho el carro que digamos, y siempre hemos ido uno con la niña en brazos (o en la mochila) y otro tirando del trasto…
    No te preocupes, te queda poco. Cuando Mara camine ya irás corriendo detrás de ella, y verás que MARAton, jajajaja.

    Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      21 agosto 2014 at 4:46 pm

      A veces digo que tengo ganas de que ande, pero luego me arrepiento. Conociéndola, nos va a hacer sudar tinta china 😛 ¡Un abrazo!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info