Bebes de alta demanda: 8 lecciones desde la experiencia

altademandaEn las últimas semanas hemos abordado en varios posts el tema de los bebés de alta demanda. Primero definiendo el concepto y luego con una entrevista con Mónica San Martín, una de las grandes especialistas de nuestro país sobre el tema. Hoy me voy a acercar al asunto desde una perspectiva más personal y fruto de nuestra experiencia con la pequeña saltamontes. Así que como esto es muy personal, puede que os sintáis identificados o puede que no. Aunque tengo constancia de que estos sentimientos son algo bastante generalizados entre los papis que tenemos la suerte de tener con nosotros a un niño de altas necesidades. Aquí van las ocho lecciones que he ido extrayendo en los ocho meses de vida de Maramoto:

1. Cada vez va a peor: Esto tiene una fácil explicación. El bebé va creciendo así que cada vez tiene más fuerza para mostrar su urgencia o su necesidad de algo. Así que si al principio estabas todo el día con un renegar continuo que era más o menos soportable, a partir de los seis o siete meses esos ruidos iniciales se transforman en gritos capaces de atravesar los tímpanos. A eso hay que añadir que el bebé se mueve mucho más y si ya antes no quería parar, ahora necesita todavía más estar en permanente movimiento. Recuerdo que cuando Mara tenía un mes decíamos: “Seguro que cuando cumpla tres meses todo será más fácil”. Y recuerdo que los tres meses decíamos lo mismo sobre el momento en que cumpliera seis. Pobres ignorantes…

2. Necesitas estar muy en forma (física y psicológicamente): Siempre se ha dicho que para criar un bebé hay que estar en forma. Pero si para un bebé normal te basta con estar preparado para correr la vuelta a pie municipal, para un bebé de alta demanda necesitas tener fondo físico para aguantar una ultramaratón diaria. Porque Mara, por poner un ejemplo, se despierta a las nueve de la mañana y a las doce de la noche aún hay muchos días en los que está pegando vueltas de campana en la cama. Por el medio dos siestas de veinte minutos, siendo muy afortunados. Así que como tampoco quieren estar sentados, ni mucho menos distrayéndose un rato solos, hay que hacerlo todo con ellos a cuestas. A lo que hay que añadir el trabajo de la casa.

3. Te llevan al límite: Si no conocías tus límites, los vas a descubrir. Te lo puedo asegurar. Yo reconozco abierta y públicamente que me he derrumbado más de una noche. No podía más. Se juntan cuatro días en que duermes peor, con semanas de mucho estrés en el trabajo, con horarios que no te dejan tiempo para nada, con Mara todo el día quejándose y gritando… Y todo ello mientras ves que la mamá jefa no puede hacer absolutamente nada porque Maramoto la absorbe el 90% del tiempo. Y te sientes mal. Y al final llega un día en que explotas. Aunque al día siguiente hay que levantarse con la sonrisa puesta. Está permitido tropezar, pero está prohibido no levantarse.

4. No habrá paz para las madres: A veces me pongo en el lugar de la mamá jefa. Y entonces la admiro más y más. No puede hacer nada sin llevar a la pequeña saltamontes a cuestas. Ducharse, cocinar, lavarse el pelo, hacer la cama… Hay veces en que dejo el trabajo para prepararme el almuerzo y me la veo delante del espejo maquillándose con una mano mientras con el otro brazo sostiene a Maramoto. Hasta algo tan sencillo como encender el ordenador se convierte en una odisea para ella. La pequeña saltamontes quiere estar en constante movimiento, así que si alguna vez se ducha mientras la deja sentada en la hamaca, la ducha es amenizada por un concierto de gritos que hace tambalearse la estructura del edificio en el que vivimos. Como veis, todo muy sencillo.

5. Es muy importante tener una relación sana de pareja: Principalmente porque como he comentado en el punto 3, los bebés de alta demanda te llevan al límite. Y haciendo frontera con esos límites están los días malos, los efectos del cansancio y las contestaciones fuera de tono. Yo soy muy afortunado por tener al lado a alguien como Diana, pero doy por hecho que si un bebé de alta demanda llega a una pareja no demasiado bien avenida, su nivel de exigencia puede ser fatal para la misma.

6. La casa nunca va a estar ordenada: Hay que asimilarlo. Y es difícil si tienes cierta obsesión por el orden. La mamá jefa es muy ordenada. En mi caso, digamos que soy ordenado dentro de mi desorden. Así que ambos hemos tenido que hacernos a la idea de que no podemos volvernos loco con la casa. Principalmente porque la peque nos absorbe mucho y sacar tiempo para las tareas domésticas es a veces una tarea casi imposible.

7. Son niños cuco: Leí esta expresión el otro día en un post de Mi Pediatra Online y me hizo mucha gracia. “Yo los llamo a veces “niños cuco” (donde entra uno, no hay más)”. Y creedme que es así. Nosotros ya llevamos tiempo diciendo que nos plantamos con Mara, porque nos sale otra así y se quedan huérfanos bien pronto 🙂

8. Son maravillosos: Y aunque son terriblemente agotadores y absorbentes, los bebés de alta demanda son maravillosos. Siempre tan despiertos, con esa actividad y esas ganas de comerse el mundo. Siempre con esa sonrisa pícara en el rostro, buscando la forma de escaparse del parque de bolas, tirarse de la cama o escalar por las rejas de la cuna que a falta de uso utilizamos como apoyaMara. Y ellos son así, inquietos y necesitados de cercanía, contacto y cariño. Y a veces el problema somos nosotros. Y esta sociedad. Que nos deja sin tiempo. Que nos reclama a todas horas para mantener viva la rueda del capitalismo. Aunque nuestras prioridades sean otras. Aunque esas prioridades parezcan no importar a nadie.

PD: Seguro que ahora much@s estáis diciendo: “Pues tampoco es para tanto. Igual que todos los bebés”. No, os aseguro que no es igual que todos los bebés.

 

 

72 respuestas

  1. Avatar
    16 junio 2014 at 8:58 am

    Muchas fuerzas conozco una pareja con in bebé de alta demanda y están siempre agotados la mama ha empezado a trabajar ahora que tiene dos añitos pero solo a media jornada porque dice que no es persona estando todo el día con el bebé así… Yo lo veo de fuera y no parece fácil. Un abrazo para tu pequeña

    • Avatar
      16 junio 2014 at 9:08 am

      La verdad es que algunos días se hace muy complicado. Pero al final uno se acostumbra a todo. Y hasta le saca el lado positivo 🙂 ¡Gracias, compañera!

      • Avatar
        Mireia
        17 abril 2018 at 12:09 am

        Yo soy madre de un niño de 4 años. De alta demanda. Y como te comprendo!!!!. Hubo muchos días en su primer año de vida que me dieron ganas de cojer la puerta y largarme. Fue desesperante. Sin tiempo ni para lavarte los dientes. Mi hijo lloraba y se quejaba por todo. Era abrir los ojos y llorar.
        Llorar al vestirlo al bañarlo al montarlo en el coche. No podía ni tumbarlo en el sofá.
        Pero te aseguro que todo pasa. Siempre serán movidos, incansables, nerviosos… y el mío llorón… pero sensible cariñoso simpático….
        Ahora tengo un bebé 3 mesesZ siempre dije que quería tener otro hijo y la gente me decía que si estaba loca.. que como me saliera como el primero…
        Y siempre contesté. Como ya lo he pasado no me asusta… y si en vez de llorar 20 horas al día llora 10 pues para mi será un descanso.
        Animo fuerza y muchiiisima paciencia.

  2. Avatar
    16 junio 2014 at 9:02 am

    Con este tema siempre me planteo algo: la alta demanda solo se centra en estos rasgos? Qué niño no es de alta demanda? No acaba de convencerme el centrarlo en lo que se centra. Mis hijos son muy independientes y sin embargo muestran una alta demanda también. Sobre todo lo he vivido con el mayor, quien necesita de apoyo para emocionalmente entender todo lo que a otros niveles comprende, quizás con ojos más adultos de lo que le correspondería. La peque por su carácter dispone de una forma de sentir con menor demanda, y aún así también la tiene. Es más, yo como adulta también soy de alta demanda: me encanta el contacto físico y emocional con mi gente :)) No sé… Los seres humanos somos de alta demanda, aunque durmamos del tirón y no estemos siempre físicamente al lado de otros (ahí incluso podíamos ser de mayor demanda) Pero vamos, que entiendo que se utiliza para agrupar a ciertos rasgos como los que comentas. Aunque sigo pensando que todos con sus características somos de alta demanda. A las 22 00 que estoy sin niños yo también me siento como comentas :))
    Feliz semana!

    • Avatar
      16 junio 2014 at 9:10 am

      Estos son sólo algunos rasgos. 8 puntos para 8 meses de vida. Como dices, y estoy de acuerdo contigo, en cierta forma todos somos de alta demanda. Creo que la diferencia estriba en cómo expresamos esa alta demanda. Esa necesidad afectiva. Eso sí, nosotros encantadísimos con nuestra renacuaja de alta demanda. No la cambiamos en su alta actividad por nada del mundo 🙂 ¡Un abrazo, compañera!

  3. Avatar
    16 junio 2014 at 9:04 am

    El punto uno es el que más me ha costado asimilar, pero llevo dos semanas entendiendo que es así, y que no va a cambiar. No estoy de acuerdo con el punto siete, pero quizás es porque estoy muy loka ( con k … )
    Lo que esta claro es que nadie entiende lo que es tener un bebe así al menos que tenga uno claro! Y a veces SI QUE ES PARA TANTO! Reír y llorar! Ha aflorado mi personalidad bipolar!!!! Un abrazo

    • Avatar
      16 junio 2014 at 9:11 am

      Yo tampoco estoy de acuerdo del todo con el punto 7, aunque hay veces en que lo pienso. Pero sólo a veces 🙂 Estamos muy lokos (con K de queso), Ana! 😛 ¡Un abrazote, familia!

  4. Avatar
    16 junio 2014 at 9:09 am

    Buffff tema complicado!
    Un problema es que si el niño cuco es el segundo, como es mi caso, no puedes devolver al primero jaja!
    A mi no me gusta nada poner etiquetas, pero leyendo todos los puntos que enumeras.. has descrito a mi hijo pequeño.
    Mucho ánimo, realmente el punto 8 es cierto, también son maravillosos 🙂

    • Avatar
      16 junio 2014 at 9:13 am

      jajajajaja Yo tampoco soy de poner etiquetas, la verdad, pero considero que ésta no tiene nada de negativo. Simplemente aborda una forma de ser y de expresar las necesidades que hace a nuestros hijos “diferentes”. Y sí, son terriblemente agotadores, pero están tan vivos… 😉 ¡Un abrazo!

  5. Avatar
    16 junio 2014 at 9:45 am

    Pues yo me alegro de que como pareja lo llevéis bien porque es verdad que es importantísimo!!!

  6. Avatar
    sonia bs
    Responder
    16 junio 2014 at 9:59 am

    Quien no tiene un niño así jamás (jamás de los jamases) comprenderá que es un niño alta demanda. Coincido con algún comentario en que yo tampoco soy de etiquetar, hasta que llegó Álvaro y lo etiqueté, porque si no lo etiqueto me muero, porque necesitaba una explicación a su forma de ser, a su no dormir, a su necesidad de contacto constante (no es querer que lo lleves en brazos, es no poder ni mear a gusto)… Ninguno de los niños que conozco están a las dos de la mañana (día si y día también) saltando en la cama, Álvaro no durmió nunca la siesta de la mañana (ni de recien nacido), aunque desde hace unos meses hemos logrado que se duerma la siesta de la tarde durante una hora seguida (a veces hace un despertar para ver si estoy a su lado)…
    Tienes razón en que la relación entre los padres tiene que estar muy bien consolidada y aún así a veces saltan chispas… el cansancio es lo que tiene.
    Nosotros hemos encontrado un remedio para que no grite al pedir las cosas. Nos llevó cerca de un mes acostumbrarlo, pero lo hemos conseguido. Cuando se pone a gritar acudimos enseguida pero empezamos a decirle muy muy bajito “¿qué pasa hijo? ¿qué quieres?…(lo que se os ocurra), pero muy muy bajito. Por imitación acaba hablando bajito.

    No os desespereis, aunque no os lo creais poco a poco se hace más llevadero. Os lo digo yo que Álvaro va a hacer dos añitos y a veces (muy pocas) ya empiezo a pensar en tener otro bebé (eso si, normalito, jajaj). Mucha paciencia y mucho ánimo.
    Un abrazo

    • Avatar
      16 junio 2014 at 10:22 am

      Ay, que eso de los saltos en la cama a altas horas de la madrugada es el tema del próximo post… Cómo se nota que tenemos clones, compañera 😛

      Este post lo tenía escrito hace cosa de un mes, y lo cierto es que últimamente la peque duerme siestas algo más largas. Pero es lo único. El resto sigue igual. Veremos si a los dos años pensamos como tú… jajajaja

      ¡Gracias por los consejos, como siempre!

  7. Avatar
    16 junio 2014 at 2:09 pm

    Qué bonito, me ha encantado y os admiro. Porque si a mí me flaquean las fuerzas y me parece que mi día es difícil, no me quiero imaginar el vuestro. Ánimo porque qué suerte tiene Mara de estar con unos padres como vosotros. Y te digo una cosa, si ahora tuvierais a un bebé fácil, de esos que no lloran, duermen muchísimo y se quedan quietos y tranquilos en cualquier sitios, os iba a parecer hasta aburrido 😉
    Y por cierto, ¿de dónde rascáis tiempo para tener dos blogs tan estupendos?

    • Avatar
      16 junio 2014 at 3:01 pm

      Gracias por tus palabras, compañera (Y que sepas, y esto lo venía pensando la semana pasada, que la admiración hacia ti es mutua: tanto como blogger como por lo que dejas entrever en tus posts como mami y persona. Se ve un solazo al otro lado de tus artículos) 😉
      Y tienes razón, si Mara algún día esporádico duerme más siesta de lo que es normal, ya estamos entre aburridos y preocupados. A todo se acostumbra uno, hasta al ritmo infernal de Maramoto 😛
      Y respecto a los blogs: Yo lo tengo más fácil porque (por desgracia) estoy todo el día delante de un ordenador. La mamá jefa apenas lo ha actualizado una vez en el último mes la pobre. Últimamente le es difícil hasta encender el ordenador… ¡Gracias de nuevo y un besazo grande!

      • Avatar
        16 junio 2014 at 3:08 pm

        Gracias a ti, hombre. Hasta me has emocionado y todo.
        ¡Ayúdale con su blog! Jaja. Mientras duerme, le escribes un post a ver si alguien nota la diferencia 😉

  8. Avatar
    16 junio 2014 at 2:11 pm

    La mía era la bichilla menos demandante del mundo hasta que hace 3 días se le cruzó un cable (que no se le ha vuelto a descruzar) y de día se comporta como siempre pero de noche ¡no hay quien duerma! Que si teta, que si en brazos, que si dormir en la cama con nosotros, y ahora pipí, o caca… ¡Esto no hay cuerpo que lo aguante! O me devuelven a mi bichilla pachorrona de siempre o estoy por descambiarla por otra porque después de 3 noches de dormir unas 3 horas, yo ya no doy para más. Me ha encantado la expresión de “niños cuco”. Desde luego, con una experiencia así hay que tener muchas ganas para repetir.

    • Avatar
      marilia
      Responder
      16 junio 2014 at 2:25 pm

      Bienvenida a mi mundo,jeje,nuestro chiquitin nos hace pensar el plantearnos con él porque yo de la casa nada de nada si no hay refuerzos del papi o abuelas varias y no es cómo el resto de bebés, yo sigo alucinando con lo poco que duerme y la pediatra todo lo soluciona con que me pase al bibe(si no hubiera tenido teta…no me imagino cómo calmarlo…sin ese consuelo).la relación de pareja se pone a prueba porque se acaba discutiendo… Y lo de los chillidos..lleva un tiempo asi(hoy cumple 7 meses) y cada vez es más absorvente pero tb más y más bonico…pero hay días que nos puede…

      • Avatar
        marilia
        16 junio 2014 at 2:26 pm

        Nos hace pensar plantarnos,jejeee,ya se verá

      • Avatar
        16 junio 2014 at 2:41 pm

        La bichilla cumple los 7 meses mañana y con lo cómoda que yo vivía hasta ahora ¡qué disgustos me está dando al hacerse grande! Yo espero que haya sido una mala racha, pero ahora nos acostamos cada noche temerosos de que se despierte y nos la vuelva a liar. De día sigue muy normal pero de noche no hay forma de dormirla. Yo no soy experta pero si esto no lo estoy pudiendo arreglar con la teta seguro que un biberón tampoco me iba a solucionar la papeleta. ¡Tendremos paciencia! Y a ver si se resuelve la cuestión por sí misma.

      • Avatar
        16 junio 2014 at 3:06 pm

        Las pediatras lo arreglan todo rápido con un biberón. ¡Si la teta es nuestro único consuelo! ¡Creo que sin la teta y el colecho ya estábamos en el otro barrio! jajajaja ¡Mucho ánimo, Marina! ¡Algún día volveremos a tener una vida más o menos normal! 😛 ¡Un abrazo!

    • Avatar
      16 junio 2014 at 3:03 pm

      Cómo te entiendo, compañera. Mara solía dormir bien por las noches. Se dormía tarde, pero dormía. Nuestro problema estaba durante los días. Pero ahora lleva un mes con un constipado maldito y llevamos ese mes durmiendo 3-4 horas por noche. Y nos tendrías que ver. Parecemos dos muertos en vida :-)) ¡Mucho ánimo!

  9. Avatar
    16 junio 2014 at 2:19 pm

    Muy bien descrito, y yo también creo que no es como todos los bebés. Como bien has dicho hay que estar muy bien preparado, sobretodo psicológicamente. Hacer lo que hace la mama de Mara (no rendirse y seguir maquillándose aunque con ella a cuestas o ducharse a pesar del concierto….) es de ser muy fuerte. Yo misma abandone muchísimo hábitos que me ayudaban a sentirme bien conmigo misma debido a la alta demanda ( y a que estaba sola muuuuuchas horas ). Tu vida de pareja tiene que estar muy muy muy equilibrada para que no flaquee, y creo que eso lo consiguen muy pocas parejas la verdad, yo no me incluyo en el grupo afortunado… Pero eso si, y es con lo que me quedo: aprendes un montón de todo, creces como persona, maduras…..todo gracias a lo que has comentado de que descubres tus límites y añadiría tus emociones, que está vez no tienes más remedio que aceptarlas y quererlas, y eso si, te derrumbas para desahogarte y dejar espacio para la carga psicológica del día siguiente.
    Ánimo con Mara moto! Y por cierto si me permites, decirte que todo lo que sube baja, así que aunque cada vez vaya a peor y os quede mucho por sufrir ( cuando ande, salte y corra será de infarto) llegara un día que empezará a reducir el ritmo.
    Un abrazo.

    • Avatar
      16 junio 2014 at 3:05 pm

      Cómo se agradecen voces con más experiencia. Intuimos que todo lo que sube, baja. Pero la subida parece tan larga… 🙂 Y toda la razón del mundo con lo de que aprendes un montón de cosas. Entre ellas a conocerte mejor. Que ya es mucho. ¡Un abrazo grande y gracias por el comentario!

  10. Avatar
    16 junio 2014 at 3:29 pm

    Ayyyyyy cuanta razón en tu palabras!!! jajajaj yo también he optado por tener la casa como se puede, no como se queire! Y entiendo perfectamente a Diana, también me he maquillado con una mano mientras con la otra sostenia a la piccola!! jajajajajaja
    Mucho animo y me alegro de saber que no estamos solos 🙂
    Y efectivamente…. siiii son maravillosos!!! estoy 100% de acuerdo!

    • Avatar
      16 junio 2014 at 3:37 pm

      Uno se siente mejor con esta experiencia si está acompañado, ¿verdad? 🙂 Porque hay veces en que parece que somos los peores padres del mundo. O que estas cosas sólo nos pasan a nosotros. Pero no, hay muchos más en nuestra situación! Un abrazo!

  11. Avatar
    16 junio 2014 at 4:39 pm

    Qué te puedo decir…la mía tiene 13 meses y medio y no mejora! jajaja Ahora gatea y medio anda o sea que es un peligro por patas porque no puede parar. No consigue dormir por la noche más de hora y media seguida y está con más mamitis de lo normal, tiene más tomas que un bebé lactante …. jejeje
    Al menos no soy la única que lo dicen, mis padres lo ven día a día y son conscientes de que la niña tien mucha actividad y reclamo.
    En fin… a seguir y no desfallecer!!
    besos

    • Avatar
      16 junio 2014 at 5:01 pm

      No nos queda otra, compañera. Sacar fuerzas de donde ya no hay y seguir. Últimamente creo que cada minuto que duermo lo estiro al máximo. Si no, después de un mes sin apenas dormir, no me explico cómo todavía sigo en pie. Y la mamá jefa ni te cuento. Y ahora empieza a gatear Maramoto. La que nos espera… 🙂 ¡Un beso y mucho ánimo!

  12. Avatar
    16 junio 2014 at 4:41 pm

    Ay, Papá en Prácticas, yo os tengo en un altar. En serio te lo digo. Redondo es de los raros que duermen bien (o algo así) y comen bien (muy bien) y aún así hay días que me veo superada.
    No sé como lo haceis, yo no sería capaz.
    Un abrazo!

    • Avatar
      16 junio 2014 at 5:02 pm

      Pues hazme un favor y enciéndenos una vela en ese altar, a ver si funciona…jajajaja Disfruta de tu suerte. Aunque sé que aún así es inevitable pasar por momentos de desespero. ¡Un abrazo!

  13. Avatar
    16 junio 2014 at 4:53 pm

    Yo te comprendo perfectamente. Aunque sí que te digo que se olvida, Adrián. Yo ahora tendría otro y cuando Mencía estaba en pleno apogeo me hubiese tirado por la ventana. Siempre cuento que un día le grite en la calle ¡¡¡satán sal de este cuerpo!!! porque no podía más, lo mismo que un día acabé llorando como un borracho cualquiera en el bar de debajo de casa.
    No, no todos los niños son iguales, ya te lo digo yo que tengo dos.

    Por si quieres leer mi experiencia: http://www.mamisybebes.com/2010/08/bebes-de-alta-demanda-mi-caso-particular/

    (y si te sirve, va a mejor. Mencía será intensa toda la vida, pero mejora. Y yo también fui de alta demanda y no soy mala del todo jajajaja)

    • Avatar
      16 junio 2014 at 5:04 pm

      Nosotros decimos ahora que no, pero sé que con el tiempo se nos olvidará. Además, yo quiero que Mara tenga al menos un hermanit@ 🙂
      Me ha hecho mucha gracia lo de “Satán sal de este cuerpo!”, jajajaja Nosotros le decimos muchas veces en plan coña que es el mismo diablo o la hija de satán :-))))
      Supongo que con el tiempo irá a mejor. Tal y como le sea más fácil expresar sus sentimientos, emociones y necesidades. Os iré informado. Pero oye, si sale como tú, será un solete de niña 😉 ¡Un abrazo!

  14. Avatar
    16 junio 2014 at 5:23 pm

    Pues en casa estuvimos así hasta el 5 o 6 mes. Y de pronto sí que mejoró, y mucho. Como decimos nosotros, sigue siendo un niño “necesitado de amor”, pero está mucho más llevable. Y sí, vamos todo el día con él a cuestas: yo con el fular y mi chico con la mochila a la espalda fregamos, nos acicalamos y hacemos todo lo demás. Conseguir que se eche un par de siestas de media hora al día es una odisea. Pero ya no llora en el coche, ni en el carrito de paseo, se despierta menos por las noches, y afortunadamente se duerme a una hora razonable. ¡Bastante mejor! Un abrazote!

    • Avatar
      16 junio 2014 at 5:29 pm

      Pero qué bien. Esas son muchas mejoras, ¿eh? Nosotros suponemos que poco a poco irán cambiando cosas. De momento duerme siestas algo más largas (tampoco mucho, pero lo justo para que te dé tiempo a hacer algo) y podemos ir en coche (aunque de vez en cuando sigue llorando, pero por suerte la mamá jefa ha encontrado la forma de calmarla). Por lo demás pocos avances. Es más, el próximo post es sobre lo tarde que se duerme. No te digo más… 🙂 ¡Un abrazo!

  15. Avatar
    16 junio 2014 at 5:34 pm

    Pues mucho ánimo! Como dicen por ahi yo estoy agotada aunque el bichito no sea de alta demanda así que no me quiero ni imaginar… Una cosa si me pregunto, ¿cómo sobrevivieron los niños de alta demanda de nuestra generación?

    Un abrazo!

    • Avatar
      16 junio 2014 at 5:46 pm

      Por lo que me cuenta mi madre, mi hermana si no era de alta demanda, se le parecía mucho. Y dice mi madre que al año y medio la llevó a la Guardería porque ya no podía más con su vida. Cómo la entiendo…

      Pero la verdad es que no tengo respuesta para tu pregunta, porque yo diría que con estos niños no sirve ni cebarlos a base de biberón 🙂 ¡Un abrazote!

  16. Avatar
    16 junio 2014 at 6:40 pm

    Quien lea esto con otros ojos podrá pensar “qué horror, qué agonía de vida sin descanso”, pero tal y como realmente lo cuentas, tal y como realmente lo vivís, sólo puede leerse amor absoluto entre líneas. Me ha parecido una entrada preciosa.

    Estoy completamente de acuerdo con el punto 5, las situaciones que se salen de la “frecuencia” (no me gusta decir “normalidad”, porque ya etiquetaría otras situaciones como “anormales”), suelen hacer mucha mella en las parejas que no están del todo afianzadas. Es importante tener una visión similar de la crianza hasta en las situaciones más inverosímiles! Mara tiene suerte de teneros como papás 🙂

    • Avatar
      17 junio 2014 at 7:22 am

      Muchas gracias, compañera. La verdad es que pese al cansancio y el agotamiento acumulado, estamos híper enamorados de nuestra pequeña saltamontes. Y es que todo lo que tiene de agotadora lo tiene de ternura y amor. Qué voy a decir yo… 🙂 ¡Un beso!

  17. Avatar
    16 junio 2014 at 7:54 pm

    Ánimo y felicidades a partes iguales! Ánimo por el esfuerzo diario que tenéis que realizar y al que os tenéis que acostumbrar, ya que como dices, cada vez irá a más. Y felicidades por tener un bebe tan vivo, tan activo, y por vuestra relación de pareja, ya que como dices, es difícil mantener la cordura marital cuando te ves saturado por otros lados.

    • Avatar
      17 junio 2014 at 7:23 am

      ¡Gracias, compañera! Estos posts son una especie de terapia para sacar todo el estrés acumulado 🙂 ¡Un abrazo grande!

  18. Avatar
    Rosa Sánchez
    Responder
    16 junio 2014 at 9:23 pm

    Me suena mucho a mi pequeño. No obstante, mi peque sí dormía su siesta de dos a tres horas al día pero siempre cogido. Mucho brazo y mochila hasta que empezó a andar porque desde entonces pocas veces lo coges. Y desde los 10- 12meses ya lo podía dejar en el sofá i en la cama pero estando siempre cerca. Ahora cobra casi 22 mes
    es

  19. Avatar
    Rosa Sánchez
    Responder
    16 junio 2014 at 9:38 pm

    Ahora con casi 22 meses sigue necesitados mucho y sigue pidiendo mucha teta pero tiene sus ratitos de paz, come en su trona -gracias a la tablet y youtube – y duerme casi del tirón por la noche y dos horas de siesta. Todo mejora.Paciencia y dedicación. Para sus 22 meses habla un montón, se sabe muchas canciones, conoce los colores, las formas, los números, le encantan los libros, es muy cariñoso…

    • Avatar
      17 junio 2014 at 7:24 am

      Con lo vivos que son, no me extraña que tu hable y conozca ya tantas cosas. Tienen los ojos tan abiertos que parece que están aprendiendo algo nuevo a todas horas 🙂 De paciencia y dedicación parece que estamos haciendo un máster. Pero aún nos quedan unos cuántos meses para la graduación 🙂 ¡Gracias!

  20. Avatar
    María
    Responder
    16 junio 2014 at 11:01 pm

    Isabela es la mas encantadora de las bebés y creía q la más demandante; pero ahora veo q no estamos solos….. Isa tiene 13 meses y los ha vivido de una manera intensa….. Duerme y come muy poco…. Pero se ríe y juega de juega de 6 de la mañana a 11 de la noche…. Sin pausas ; sin intermedios….. Vivimos cansados pero enamorados de nuestro terremoto

    • Avatar
      17 junio 2014 at 7:25 am

      Entonces estáis como nosotros. Tan cansados como enamorados. La verdad es que es un placer conocer a gente en la misma situación. Uno como que se siente más acompañado 😉 ¡Gracias!

  21. Avatar
    17 junio 2014 at 7:27 am

    Te estoy leyendo, y parece que hablas de mi hijo pequeño. Pq el mayor no fue así. Pero éste bufffff no para,no para!!!! Y brazos y no puede estar sólo…

    Pero son tan preciosos, les puedes achuchar tanto!! Jajajajja

    Compañero ánimo! ! Que esto no dura siempre! !!

    Y eso de plantarse con mara???? #mal jajjaja

    Muakkkk

    • Avatar
      17 junio 2014 at 7:29 am

      jajajajajaja Espero que eso de plantarnos se nos olvide con el tiempo. Que será que sí. ¡Yo quiero un/a hermanit@ para Mara!
      La verdad es que hay muchos más niños de alta demanda de los que imaginaba. ¡No estamos solos! :-))

      ¡Un besote!

  22. Avatar
    17 junio 2014 at 11:57 am

    Ay, cuánta razón tienes. ¡Punto por punto! Mi fiera es una niña cuco y, si el divorcio no termina antes que nosotros, de momento no repito hasta que se me olviden los tres primeros años. A los tres años noté una “mejora” enorme: ya juega sola a ratos, oeoeoeoeoeoeoeoeoeoeoeeeeeeeee!!!!!!! Y, sobre todo, con su mejor amiga. Con ella puede pasar una hora entera jugando. ¡Sin mi! Pensé que esto nunca llegaría. Un besazo enorme a todos los padres y madres de bebés de alta demanda!!!!!

    • Avatar
      17 junio 2014 at 2:44 pm

      ¡Uffff! ¿3 años? ¡Tenía esperanzas de que la tranquilidad llegase antes! jejejeje Según esos cálculos, aún nos quedan dos años y cuatro meses. Creo que morimos antes… 😛 ¡Un besote!

  23. Avatar
    Raquel, Eldiariodetumami
    Responder
    17 junio 2014 at 7:10 pm

    No me digas esas cosas compañero!!!! El vikingo ahora a aprendido a chillar, será que se oye a si mismo porque aquí chillar no chillamos casi, y tooodo el santo día chilla!!! Y ahora también se mueve como cual culebra…a parte de que ya se nos cayó del sofá (en mi blog esta xD) el otro día lo vimos que en menos de dos minutos con los pies se puso al borde de la cama y eso que lo rodeamos de cojines……en fin, aun así no creo que lo deje solo ;)))
    Besoootes

    • Avatar
      18 junio 2014 at 7:26 am

      ¡No te queda nada compañera! Ahora que se empieza a mover como una culebrilla vas a tener que tener mil ojos. Eso mismo que te pasó a ti en el sofá nos pasó a nosotros en la cama. En un abrir y cerrar de ojos pasó de estar en el centro a estar en el suelo! ¡Muchos ánimos y un besote, familia!

  24. Avatar
    17 junio 2014 at 10:57 pm

    Me siento muy identificada contigo… Bueno, sobretodo con tu mujer, jajaja!! Tanto que te he respondido con una entrada enterita en mi blog.

    Besos!!

    • Avatar
      18 junio 2014 at 7:29 am

      jajajajaja No me extraña que os sintáis identificadas entre vosotras. No me extraña… ¡Me paso a leer ese post! ¡Un besote!

  25. Avatar
    18 junio 2014 at 9:44 pm

    vengo del blog de gessamí que te ha enlazado y mi chico nos identificamos con cada punto, vamos, que lo mismo lo podíamos haber escrito nosotros jajaja
    un abrazo, compañero, y ánimo con maramoto. se pondrán las cosas peores en breve cuando lleguen las rabietas, ya te lo digo yo así que ánimo.nosotros estamos empezando a ver la luz al final del túnel. seguiremos informando…

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      19 junio 2014 at 4:25 pm

      ¡Gracias por tus palabras de ánimo, compañera! Hace falta mucho ánimo y mucha energía para aguantar el ritmo de estos niños, jajaja Os iré contando cómo avanzamos y si llegan las temidas rabietas 😛

  26. Avatar
    16 enero 2015 at 4:22 pm

    Madre del amor hermoso… es leerte y vernos. Creo que la gente que no vive con un bb de alta demanda, no es consciente de todo lo que explicas. Sobre conocer los límites propios, yo añadiría el lado oscuro (al menos en mi caso). Se me ha agotado la paciencia en un par de ocasiones y no me he gustado nada. En fin, a seguir y a poder ser, a hacerlo disfrutando.

    • Un papá en prácticas
      17 enero 2015 at 12:29 am

      Creo que todos los padres con bebés de alta demanda hemos entrado alguna vez ese lado oscuro. Menos mal que estamos nosotros para comprendernos, porque vaya tela… Se hace muy duro. Muchas veces estás al límite. Pero luego estos peques tienen algo especial que lo compensa todo. Mucho ánimo, Cris. Gracias por contestar. Y un besazo!

  27. Avatar
    izumi
    Responder
    20 enero 2015 at 7:57 am

    Fantástico tu post! Aunque yo soy mamá soltera, me siento tan pero tan identificada!! Lo has expresado todo genial, un abrazo y ánimo!!

    • Un papá en prácticas
      20 enero 2015 at 1:23 pm

      Muchas gracias por tus palabras! Te devuelvo el abrazo y te mando mucho ánimo. No tiene que ser nada fácil llevarlo tu sola, pero seguro que estás hecha una súper mamá! 🙂

  28. Avatar
    Luna
    Responder
    19 noviembre 2015 at 10:36 am

    Tengo una bebé de estas características, tiene tres meses y medio. Desde el principio los papis sabemos que estos bebés no son como los otros y a veces parece que nadie nos entienda. Yo intuía que a los tres meses cambiaría, sí, pero a peor. Mi niña es día y noche así que el agotamiento a estas alturas es demasiado, pero como tú dices, hay que ponerse la sonrisa, combine o no con las ojeras. Gracias por tu post, me ha encantado el reconocimiento a la mamá, un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      19 noviembre 2015 at 5:01 pm

      Gracias a ti, Luna, por pasarte por el blog. Nosotros ya vamos por 25 meses y creo que sigue yendo a peor. No veo el final. Pero seguimos buscando cualquier excusa para sonreír, si no acabaríamos muy mal 😉 ¡Un abrazo!

  29. Avatar
    Tatiana
    Responder
    11 febrero 2016 at 2:52 pm

    No sabía que existieran niños así hasta que nació Vicky,ya según salí del parto me dio un salto encima que casi se me cae al suelo,nunca ha dormido mucho,ha sido muy viva..y ahora con 23 meses es un torbellino en plena pompa!! Tiene mucho carácter,y hace tiempo sabe lo que quiere. Lo que peor llevó es la gente que dicen que todos los niños son así, yo les contestó que se queden un ratito con ella y que después me digan..y claro, no son todos así,ellos son maravillosos,agotadores pero maravillosos, y el día de mañana serán adultos superinteligentes sólo hay que ayudarles a tener estímulos aunque terminemos agotados cada día..Mucho animo a tod@s!!!

    • Un papá en prácticas
      12 febrero 2016 at 1:54 pm

      La gente la verdad es que no sabe lo que son estos peques, no se pueden hacer ni una idea. Mucho ánimo y muchas energías para no desfallecer, Tatiana. Un besazo!

  30. Avatar
    Jessy
    Responder
    11 febrero 2016 at 9:35 pm

    Yo tengo un BEBE CUCO jajaja y vaya que no es igual que cualquier otro bebe. Pero como bien se dice en el articulo es maravilloso!

  31. Avatar
    16 febrero 2016 at 10:37 am

    Los mios no son alta demanda pero son 3, mellizos más uno, así que cuando no es uno es otro y también duermen poco. Hacemos videos como este para recordarnos las cosas buenas.

    • Un papá en prácticas
      16 febrero 2016 at 4:43 pm

      Qué grande el vídeo, compañero! Me he hartado a reír! Qué currado! ¡Ánimo con esa tripaternidad!

  32. Avatar
    Ayelén
    Responder
    9 agosto 2017 at 6:42 pm

    Es increíble leer tu blog, te leo y siento que están describiendo mi nueva vida! Tengo una beba que va a cumplir 3 meses y ya puedo saber qué pasa con ella, realmente es todo tan así! Me siento tan identificada!

  33. Avatar
    ANDREA
    Responder
    9 octubre 2018 at 3:46 pm

    Buenas tardes. Veo que hace tiempo que nadie publica, pero espero con ansia vuestras respuestas. Tengo una preciosa bebé de 4 meses llamada Julieta. Todo iba bien hasta que, poco a poco, ha sido saliendo su “lado oscuro” (;D).
    Hoy mismo he tenido que venirme a casa volando por el sofocón que tenía, con lo cual podéis imaginaros el desgaste físico y psicológico que tengo yaba estas horas y desde hace unas 4 horas quien me montó el pollo.
    Nació con los ojos bien abiertos y en las dos primeras semanas no había niña, salvo que demandaba teta a todas horas, algo completamente habitual las primeras semanas de vida. Sin embargo, ya desde el primer día y salvo contadas excepciones, nunca quiso dormir sola y demandaba brazos a todas horas y los expertos me decían que eran normal, que 9 meses en tu vientre…. bla bla bla. Todo esto es precioso y cierto, pero una espera que pasen los meses y todo mejore y no…. todo lo contrario! Va aflorando su personalidad (Julieta tiene además demasiado carácter y en eso se parece a mi) y aumentando sus demandas.
    Cuando parece que das dos pasos hacia adelante das 4 hacia atrás. Ya empezó hace tiempo a entretenerse con sus juguetitos y eso me permitía hacer cosas, se echaba largas siestas en su columpio pero…. a partir de los 3 meses y medio todo cambió. No sé entretiene mas de 5 minutos con nada, sus siestas se han acortado a media hora o 40 minutos a lo sumo, cada vez gruñe más…..
    El tema del cochecito es otra… el capazo lo quiso las dos primeras semanas porque después era un llanto continuo y ahora que la cambie a la silla la tolera algo más, incluso se duerme (sobre todo por las mañanas temprano como continuación de su sueño en la cama), pero cuando se despierta y espabila…. se acabó la tranquilidad… y empieza la sinfonía del llanto que no cesa… todo el mundo te mira y te hace sentir mal, etc, etc. Con lo cual, casi nunca puedo salir sola o si lo hago tiene que será cusndi yo la vea que se va a dormir o llevarla en la mochila pero… ya pesa mucho y mi espalda se resiente bastante.
    Es un torrente de emociones… llora y ríe con la misma intensidad, aunque alegre aguanta bien poco porque enseguida empieza a exigir… a veces pienso que es bipolar.
    Hasta el tercer mes más o menos aceptaba los brazos de cualquiera pero ahora… ni los de mi madre, hermanos y cuñados…así que me resulta prácticamente imposible dejarla con nadie para hacer las tareas del hogar o simplemente para despejarse… hay veces que ni con su padre se calma y es que es eso… “la teta que todo lo puede”
    Siempre estuvo en todo tipo de ambientes tan a gusto, pero de un tiempo a esta parte, no soporta las aglomeraciones, ni quien la zarandeen…. se pone súper nerviosa. Es una niña muy muy despierta, demasiado estimulada diría yo (tengo que entretenerla sin sobrestimularla, lo cual es súper complicado), quiere gatear desde los tres meses, observa todo como si fuera un adulto, se pone nerviosa en el carrito aunque esté muerto de sueño…. en fin…
    La adoramos por encima de todo, es súper risueña cuando quiere (xD), se nota que va a ser muy muy cariñosa y por su puesto que no la cambio por nada del mundo pero, nadie te presta para esto y sí que existe la “alta demanda”.
    Yo no soy partidaria de las etiquetas tampoco, es más… me ha costado muchísimo asumir que mi hija, al menos de momento, es así, pero es la realidad y cuanto antes se asuma mejor se actuará pienso.
    No sé cómo actuar en determinadas ocasiones con ella porque no creo que la solución sea meterla en una burbuja para que no se ponga nerviosa, pero en momentos como el de hoy una se desespera y le entran ganas de llorar, piensa que por qué tiene que ser así, por qué es tan exigente si le das brazos constantes, colecho, porteo…. qué más quieres de mi hija mía? No eres feliz?
    Son muchas dudas e incógnitas y además en una sociedad en la que el apego se ve como algo negativo: “la estás malcriando y acostumbrando a los brazos…” Os suenan estos comentarios no?
    Bastante tiene una con ser madre primeriza como para que te hagan sentir aún más culpable con un bebé tan y tan intenso.
    Y sí, esta es la mayor prueba de fuego que la vida no puso como pareja sin duda alguna.
    Trato de ser positiva siempre y ver el lado bueno de esta experiencia y pienso también que, algún día, toda su energía la irá canalizando y convirtiéndola en factores positivos (con nuestra ayuda claro está), pero hay días y momentos en los que me derrumbo, grito, pataleo y me siento desgraciada (y encima culpable por ello). Pero también es cierto que al rato, cuando la veo sonreírme y necesitarme tanto (jamás nadie me miró con el amornwue ella lo hace) se me olvida todo.
    Y así es nuestra vida hoy día, un sinfín de emociones contradictorias. Siento haberme enrollado pero necesito hablar esto con gente que me entienda porque no soporto escuchar una vez más “todos los bebés son iguales, paciencia hija, no tenías tantas ganas de ser mamá, que esperabas?”…….

    • Avatar
      Cloe
      Responder
      16 julio 2019 at 12:16 am

      Me siento tan identificada

  34. Avatar
    ANDREA
    Responder
    9 octubre 2018 at 4:10 pm

    Auxilio!!!! Mama de un bebé se alta demanda!!!!1
    He escrito un amplio comentario antes pero no lo veo, no sé si lo has recibido o no

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info