Bebés de alta demanda: Concepto

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A lo largo de los siete meses de vida de Mara, os he ido haciendo en este blog una especie de boceto de su personalidad. Y a lo largo de todo este tiempo he ido encontrando en el camino a madres y padres que se sentían muy identificados con la forma de comportarse de la pequeña saltamontes (Así a bote pronto puedo mencionar a Ana y su Monstruito y a Raquel de El diario de tu mami). Últimamente me ha dado por buscar información en internet sobre algunas de las pautas de comportamiento de Maramoto y he llegado a la conclusión de que nuestra bebé es una niña de alta demanda. Hoy trataré un poco superficialmente el concepto y próximamente profundizaremos más de la mano de una entrevista a Mónica San Martín, una de las mayores especialistas sobre el tema en España y autora de varios libros al respecto, el último de los cuales, por cierto, se publica esta semana bajo el título “Crianza de alta demanda: Consejos útiles para la etapa infantil”.

El término de niño de alta demanda lo acuñó el pediatra norteamericano William Sears para definir el comportamiento de su cuarta hija, una niña que requería mucha más atención y cercanía que el resto de sus descendientes para estar calmada. Un bebé de alta demanda es un bebé completamente normal, sólo que requiere mucho más brazos y mucho más contacto físico que otros de su misma edad. Diríamos que son aquellos bebés que los que desconocen este concepto no tardarían en calificar de enmadrados (¿Os acordáis del post “Esa niña lo que está es enmadrada”?) o malcriados. Y por si esto fuese poco, para hacerte saber que no eres buen padre o madre, te bombardearán con consejos del tipo: “Acostúmbrala a ir en la sillita, aunque no quiera, porque luego vas a ver” o “Claro, cógela en brazos. Esa niña hace lo quiere con vosotros. Os torea”.

En fin… Después de indagar en varias webs, os pongo a continuación una serie de características comunes a todos los niños de alta demanda. De esta forma podemos empezar a esbozar un retrato robot de su personalidad que completaremos en breve con la entrevista a Mónica San Martín 

1. Un niño de alta demanda nace, no se hace: Desde que llega al mundo es así. No es que se acostumbre a estar siempre en brazos, como nos han dicho a nosotros. Es que lo necesita desde el momento de su aterrizaje en el mundo. Qué os voy a contar de las dos primeras noches en el Hospital… La mamá jefa no pegó ojo. Ni en esas dos noches ni en todo el primer mes. Una de las características más comunes es que estos bebés llegan al mundo con los ojos bien abiertos. Y siempre van con ellos así. Como no queriendo perderse detalle del mundo que les rodea.

2. Son muy intensos: Todo lo que hacen lo hacen con mucha intensidad. Se quejan fuerte, lloran fuerte, gritan fuerte, sonríen fuerte, comen con ansia. Y todo ello con urgencia. Con una urgencia exagerada.

3. Son absorbentes: Tienen a sus padres (sobre todo a sus madres) al borde del KO. Quieren estar con ellas todo el tiempo. En parte porque maman con mucha frecuencia en tomas cortas y repetitivas. Y en parte porque son tan sensibles que se despistan por todo. Cualquier cosa les excita. Cualquier ruido les pone alerta.

4. Impredecibles: Esto también lo comenté en un post. Lo que ayer funcionaba, hoy ya no. Hay que reinventarse cada día porque otra de sus características es la tendencia a demostrar su insatisfacción. Cada día hay que probar y probar hasta dar con la tecla.

5. Se despiertan mucho: Tienen un sueño muy ligero, lo que les hace dormir poco y despertarse con frecuencia. Pueden quedarse dormidos en tus brazos y al dejarlos en la cuna para adelantar algo del trabajo doméstico, despertarse a los veinte minutos como si ya hubiesen descansado para todo el día. Sus siestas no suelen durar más de eso, 20 minutos. Y por la noche la cosa sólo mejora si practicas colecho, ya que se sienten arropados y sacian su necesidad continua de piel con piel y contacto físico. Nosotros, principalmente por el miedo de la mamá jefa, nos empeñamos el primer mes en que durmiese en su mini cuna. No pegamos ojo.

6. Son muy activos: No paran nunca y siempre están en marcha queriendo coger esto o lo otro, intentando ponerse de pie, moviendo piernas y manos de forma ininterrumpida… Y si les dejas jugando con algo, se cansan pronto y quieren descubrir algo nuevo. Quizás fruto de esta hiperactividad no soportan estar sentados, así que suelen rechazar de forma sistemática hamacas, carritos y sillitas del coche (ya os conté nuestra experiencia) y prefieren estar en brazos y si puede ser mirando hacia delante, para moverse más y controlar el mundo.

7. No saben calmarse solos: Ni tampoco dormirse. Por eso necesitan la figura materna para conciliar el sueño y sentir que están acompañados mientras duermen. Y por eso también, llegado determinado momento, son tan reacios a pasar de brazo en brazo. Más aún si pierden el contacto visual con sus padres.

8. No son caprichosos: Quiero destacar este punto porque normalmente el comportamiento de estos bebés se suele tachar de caprichoso, pero todo lo contrario. Lo que demandan no es un capricho, sino una necesidad. Ellos necesitan la cercanía y el contacto físico para sentirse bien.

¿Conocíais el concepto de bebé de alta demanda? ¿Reúnen algunas de estas características vuestros niños?

 

90 respuestas

  1. kiss24
    Responder
    12 mayo 2014 at 9:22 am

    Me enganché literlamente a tu blog por lo ameno que es y por lo identificada que me siento con casi todo lo que cuentas, pero con esto ya lo bordaste 🙂 Estaré atenta a la entrevista.

    • 12 mayo 2014 at 9:24 am

      ¡Ohhhh! ¡Mil gracias por tus palabras, de verdad! Me alegro que te guste el blog y el contenido que voy publicando en el mismo. Espero tener la entrevista pronto, aunque la pobre mujer está ahora mismo bastante ocupada 🙂 ¡Un fuerte abrazo!

  2. 12 mayo 2014 at 9:38 am

    Tengo una amiga que va a abrir un blog dentro de poco y iene un bebé de alta demanda, la verdad es que los papás de estos bebés tenéis doble mérito.
    Y mas aun si os informáis y sabéis llevar las cosas por el buen camino 🙂

    • 12 mayo 2014 at 9:45 am

      No queda otra que paciencia. Aunque hay días, como este fin de semana, en que uno no sabe dónde meterse… Mucho mérito tienen las madres, como la mamá jefa. Son la paciencia hecha persona. ¡Un abrazo, compañera!

  3. 12 mayo 2014 at 9:54 am

    Ains! Al mes de nacer monstruito ya sabía yo que era un bebe de alta demanda, porque cuando tu bebe es así y lees cosas sobre ellos, lo sabes! No hay duda! Son tan marcadas esas características que lo tienes claro desde el minuto uno! Nuestros bebes son de alta demanda y es tremendamente cansado pero tremendamente feliz a partes iguales! Son exploradores, impacientes, 100%intensos, están tan vivos…. Y si es verdad que hay días que no puedes más, también hay otros en los cuales admiras a tu bebe tan pequeño con sus ojos tan abiertos parecer que entiende todo lo que dices o todo lo que pasa a su alrededor! En fin… Paciencia y amor, a dosis iguales y entender y respetar que no todos los niños son iguales, ni los padres! Yo sigo luchando por verle cada día “sonreír a carcajadas” y aunque el día termine como sí hubiera corrido una maratón ida y vuelta…. Todo merece la pena… Monstruito con pilas es feliz! Un abrazo!

    • 12 mayo 2014 at 9:57 am

      Lo has resumido a la perfección! Tan cansado como feliz. Es una delicia tener bebés tan vivos y tan activos. Aunque hay días (menudo finde hemos pasado nosotros) en que no puedes con tu vida. Y aún así, te sonríen a las 11:30 de la noche, aún en plena actividad, y no puedes más que morir de amor 🙂 ¡Un abrazo grande!

      • 12 mayo 2014 at 10:10 am

        Leí una vez que cuando nuestros monstruitos pasan por esos días tan horribles, para nosotros y para ellos es porque algo esta cambiando, y se preparan para hacer algo nuevo. Así que dentro de nada volverá a la normalidad anormal pero tendrá un superpoder nuevo!!!

      • 12 mayo 2014 at 10:35 am

        Yo creo que de esta sale con el superpoder de gatear. Me da a mi que sí… 🙂

  4. 12 mayo 2014 at 10:05 am

    Uff, los padres de un bebé de alta demanda os mereceis un monumento. Si para el resto es cansado, para vosotros ni me lo quiero imaginar.
    También es cierto, que por muy alta demanda que sea un abrazo, un beso, una caricia o inlcuso una mirada suya hace que todo se olvide 🙂

  5. 12 mayo 2014 at 10:32 am

    Mi monstruo creo que también es de alta demanda: nunca ha dormido lo que se supone que deben dormir (de día: de noche cae absolutamente rendido y ya desde el primer mes durmió 4-5 hores seguidas), no sabe estarse quieto ni para cortarle las uñas (lo he intentado durmiendo, pero se despierta) o el pelo (me lleva unas melenas…), pero es lo que decís: está tan vivo!

    Creo que me gusta así. No soy la típica mamá enamorada de su bebé (cuando todo el mundo me decía lo adorable que era, con ese pelito rubiesco y esos ojos de color cielo intenso, yo le veía cara de hooligan), pero no le cambiaría: no es perfecto, pero es mío. Juguetón, brutico, investigador, travieso, parlanchín, forzudo, observador, risueño… Como si se fuera a morir mañana y tuviera que vivirlo todo hoy. Nos agota a todos (y a mí el doble, porque además, con un año, aún soy su fuente de alimento), pero te sonríe y… te salva la vida. Desde el primer minuto después de nacer (no tenía 24 horas cuando vimos su primera sonrisa).

    Creo que los bebés de alta demanda, bien llevados, pueden hacer grandes cosas en la vida, porque la absorben a enormes sorbos, por todos los poros: no creo que puedan llegar a ser nunca “chicos del montón”. No tengo ninguna prueba y, hasta donde sé, la investigación en hiperactividad apenas ha dejado de buscar remedios y finalmente empieza a buscar motivos. Quizás cuando lleguen a edad escolar nadie intente “curarles” la curiosidad. Quizás cuando lleguen a edad escolar se les valore por lo que son. Quizás nuestro afecto, nuestra crianza afectuosa, les ayude a posponer su incesante búsqueda de no-sé-muy-bien-qué hasta que se acabe la clase.

    • 12 mayo 2014 at 10:38 am

      Veo que no estamos solos. Y como alegra escuchar a otras madres con bebés de alta demanda! La verdad es que muchas veces acabamos rendidos, pero la mamá jefa y yo siempre decimos lo mismo: La preferimos así. Con ganas de vivir, de conocer, de investigar, de descubrir. Ojalá la sociedad no le corte esas ganas nunca. Nosotros no lo haremos. ¡Un abrazo, Roser!

  6. 12 mayo 2014 at 10:50 am

    Yo sí había leído sobre el tema, mi primer peque fue alta demanda ( bueno, aún con cinco años lo es, pero de otra manera) y encontré varios artículos en la red. Madre mía lo que agotan, sobretodo como no tengas relevo en todo el día para satisfacer sus necesidades! Pero bueno, ya tiene 5 años y es un amor y lo único que necesita es respeto por sus necesidades: sus horas de sueño al igual que sus horas de actividad, su espacio personal, mucho contacto físico y pasar ratos especiales a solas con él. Resumiendo, que lo único que quieren estos niños ( como todos) es amor, y eso, como ya habéis dicho, no es ningún capricho, es una necesidad.

    • 12 mayo 2014 at 11:05 am

      Son tan agotadores como vivos y encantadores. Un gusto tener el comentario de alguien con más experiencia en este concepto. Nosotros al principio estábamos un poco perdidos, pero tras mucho leer ya encaramos la situación mucho mejor. Y muy felices con nuestra pequeña saltamontes 🙂 ¡Gracias por el comentario!

  7. 12 mayo 2014 at 11:08 am

    Excelente definición del concepto, Adrián.

    Como puntualización, yo cambiará el “título” del punto 6, de “Son hiperactivos” a “Son muy activos”. Esto es porque, desde hace unos años, la sociedad entiende la hiperactividad como una patología (y no como un aspecto sano más de la personalidad del niño). Y me parece un diagnóstico peligroso, además. Un cajón de sastre para no escuchar ni atender las demandas de los niños.

    Por supuesto, no estoy diciendo que no haya casos en los que de verdad exista la patología de hiperactividad, sino que se abusa mucho de él.

    ¡Muy útil este post! ¡Gracias!

    • 12 mayo 2014 at 11:10 am

      Cambio ese punto ahora mismo. No me lo había planteado, pero tiene usted toda la razón al respecto. ¡Gracias como siempre por leer, compartir y aportar! ¡Un abrazo!

  8. 12 mayo 2014 at 11:27 am

    Siempre he descrito así a Coquito. Siempre digo que es de alta demanda…y qué razón llevaba!! al menos veo una explicación porque la gente piensa que yo la obligo a estar hiperactiva!! jejeje
    Voy a pasarle el post al novio que así ve que no me lo invent!! gran post

    • 12 mayo 2014 at 11:30 am

      jajajajaja Eso, eso, dile a tu novio que no te estabas inventando nada 🙂 Viene bien saberlo para cuando la gente te viene con tonterías del tipo “la estás malacostumbrando” y sucedáneos 😉 ¡Un abrazo!

  9. PatriAcosta
    Responder
    12 mayo 2014 at 11:30 am

    Sí que conozco el término, sí… Para mi los peores meses hasta ahora, fueron el quinto y sexto. Luego comenzó desplazarse por sí mismo y mis tendinitis en las muñecas mejoraron… Dan mucho trabajo y la gente te mira con compasión y pensando “¿¿Siempre es así??” Pero yo cada día estoy más contenta!! Besos a los tres!!

    • 12 mayo 2014 at 11:31 am

      Mara acaba de cumplir siete meses y este finde ha sido el peor. Ya no sabíamos qué hacer. Aunque como dice una compañera de batallas, estos días malos son el anticipo de un nuevo superpoder que están a punto de desarrollar 🙂 ¡Un besote y ánimo!

  10. 12 mayo 2014 at 12:05 pm

    No sabía que se les denominaba así, pero ahora mismo le paso el enlace a una compi que me parece que está tal cual describes.
    Mil gracias 😉

    • 12 mayo 2014 at 2:27 pm

      Me alegro de que la información pueda ser de ayuda para padres en estado de desesperación 😉 Un abrazo, compañera!

  11. 12 mayo 2014 at 1:19 pm

    Que fuerteeeee!!! acabas de describir a Chloe! Lo has bordao que se dice!
    Pues estaré atenta a la entrevista y creo que el libro que comentas me vendrá muy bien!! La lastima es que nunca tengo tiempo de leer… y el poco tiempo que tengo lo dedico a vosotros!
    La verdad que mucha gente me ha dicho que esta mal criada y que la he acostumbrado yo, pero lo cierto es que vamos a días… hay días que se distrae más sola que otros… asi que si hubiera sido culpa mia, me exigiría atención todos los días no?
    Ya tengo ganas de leer la entrevista!
    Gracias por darme a conocer este nuevo termino que desconocia!

    • 12 mayo 2014 at 2:29 pm

      Con el poco tiempo para leer estamos todos. Yo salgo a libro cada dos meses (como mínimo) 😛

      El problema es que la gente de alrededor, al desconocer todo esto, en muchos casos te hace sentir culpable. Como si tú estuvieses malcriando a tu hijo. Y nada más lejos de la realidad. Sólo estás dándole lo que necesita. ¡Un abrazo y gracias a ti!

  12. 12 mayo 2014 at 1:30 pm

    Había escuchado hablar de este tipo de bebés pero no sabía tantas características acerca de ellos. Ahora que he leído este resumen en tu post puedo estar segura de que mi bichilla no pertenece a este grupo de niños sino al de los independientes y desenmadrados pese a que su mamá la persigue para que se enmadre.

  13. 12 mayo 2014 at 1:59 pm

    Álvaro tb es así, punto por punto. Con 22 meses aun no ha hecho una noche entera, d hecho la de hoy ha sido de campeonato.
    A cambio tngo un niño muy despierto y muy guapo, jajajaj.
    Todo no se puede tener… Pero a los padres que dicen q todos los niños son asi de inquietos y demandantes le dejaba yo el mio un par se horitas seguidas!

    • 12 mayo 2014 at 2:31 pm

      Qué todos son así, te dicen. Anda. Ayer, por ejemplo, nos dio por intentar salir a pasear con el carro. Veías por el parque y andando a todos los niños sentados y aparentemente a gusto. Menos a Mara, que no duró en el carro ni cinco minutos. Ella quiere contacto y marcha. Le dejamos a uno de esos padres a Álvaro y a Maramoto y te aseguro que en cinco minutos nos están llamando 😛

  14. Virginia A.C.
    Responder
    12 mayo 2014 at 2:02 pm

    Aqui otra mami con una “niña con personalidad”. Totalmente identificada en todo. Y lo he pasado francamente mal… Hasta el punto de no atreverme a aumentar la familia. Pero reconocerte también que al final te acabas adaptando, y que con el colecho, la teta y el porteo todo se lleva mejor.
    Harta estaba de escuchar todos esos comentarios de que la he “acostumbrado” u otros que me decían que no exagere que todos los niños son demandantes… Porque me han ocurrido ambas cosas.
    Yo no puedo compararla con otro hermano, pero se que mi hija tiene unas características especiales. Digamos que es muy exigente y tiene mucha personalidad, y necesita mucho contacto físico para calmarse. No le gusta ir en el carro, ni en el coche. Dormir es algo secundario… Y no he sido yo la que le ha acostumbrado, sino ella la que me ha acostumbrado a mi a lo que necesita.
    Me encanta conocer a otros papis en mi situación (aunque lo siento por vosotros 😉 jeje) porque así uno se siente comprendido. He tenido muchos sentimientos de culpabilidad hasta que entendí la situación y supe que yo no estaba haciendo nada malo. Pero es difícil que te entiendan a tu alrededor…
    Y al final te ries cuando te dicen que la des una vuelta en el coche para que se duerma y ya está!
    Ahora mismo nosotros, (23 meses después) estamos en una situación en la que sabemos lo que hay, intentamos organizarnos de la mejor manera posible y ya no nos agobiamos porque la casa esté hecha un desastre, o no consigamos hacerla dormir siesta, sino que gracias a que ella demanda mucho la disfrutamos mucho!
    Encantada de leerte!

    • 12 mayo 2014 at 2:35 pm

      Cómo te entiendo. Si es que nosotros muchos días acabamos tan agotados que nos decimos aquello de una y no más… 🙂 Pero luego te sonríen y se te quitan todos los males! La verdad es que es fastidiado. Primero porque es difícil hacer nada con ellos. Y aún así hay que sacar fuerzas para hacerlo. Y segundo porque nos convierten en padres incomprendidos y en malos padres que acostumbran mal a sus hijos. Es una batalla diaria. Contra el cansancio y contra el sentimiento de culpa que te va creando tu entorno. Pero saldremos de esta compañera. Tú ya vas por meses, así que esto ya está ‘chupao’. Nosotros que aún vamos por el séptimo… 🙂 ¡Un placer tenerte por aquí! ¡Un abrazo!

  15. marilia
    Responder
    12 mayo 2014 at 2:05 pm

    Yo leí esta categoría del doctor Sears cuando mi baby tenía un mes y encaja a la perfección,ahora está a punto de cumplir los 6 meses y hay días(cómo hoy…)en que puede con nosotros…el caso es que llora y llora para dormirse…y el sueño es muy ligero y las noches los 3 juntos… Antes mamaba cada dos horas pero volvía a dormirse…y desde hace cómo un par de meses…se desvela un montón…ni con la teta se conforma,yo hace tiempo que he aceptado ese carácter intenso y absorvente y por supuesto que no lo cambiaría por ningún niño tranquilote pero es cierto que en el entorno de amistades y familia cuesta porque tienden a “echarte la culpa” de que lo has malocostumbrado y que es perjudicial para él que no duerma…

    • 12 mayo 2014 at 2:37 pm

      El mayor problema, al margen del cansancio, es el sentimiento de culpa que te genera el entorno. Pero bueno, nosotros sabemos lo que tenemos entre manos y eso es lo más importante. Y oye, que es muy cansando, pero es un gustazo tener hijos tan despiertos y con tantas ganas de comerse el mundo a bocados 🙂 ¡Ánimo y mucha fuerza, compañera! Nosotros estamos en el séptimo mes, así que vamos casi a la par 😉

  16. Back
    Responder
    12 mayo 2014 at 2:07 pm

    Ay! Hacía unas semanas que seguía el blog (las tomas nocturnas de una mamá novata hay que entretenerlas!), pero excepto en el colecho, he visto a mi Pirañita reflejada! Seguiré atenta a la entrevista!

    • 12 mayo 2014 at 2:39 pm

      jajajajaja Gracias por seguirme y espero amenizarte en la medida de lo posible esas tomas nocturas 😉 Espero tener pronto esa entrevista y que te sirva de mucho con tu pirañita. Anda que menudas terremotos tenemos en casa… 😉

  17. 12 mayo 2014 at 2:17 pm

    No conocía el concepto, pero me parece un término muy apropiado para un niño con estas necesidades. El mío ha pasado por etapas en las que destacaba por alguno de estos puntos, luego se le pasaba y le daba por otros de la lista, pero no creo que se encuadre en este tipo, supongo q son sólo periodos de adaptación y aprendizaje, y también he tenido q por lo de enmadrado, malcriado.. Pero mira, ahora ya hay con que darles en la cabeza a esos q se ponen tan pesados y que por cierto, yo creo q lo que tienen es envidia de que no les abracen a ellos! 😉

    • 12 mayo 2014 at 2:40 pm

      A mi la verdad es que los comentarios me afectan poco, pero a la mamá jefa sí que le afectan más. La gente no lo dice a malas, pero sin querer te hacen sentir culpable muchas veces. Por suerte estamos informados para saber que no estamos haciendo las cosas tan mal 😉

  18. 12 mayo 2014 at 5:18 pm

    No conocía el blog, gracias por decubrirnoslo! hay gente demasiado dura con estos niños. En las relaciones de pareja, mismamente, hay también personas más demandantes y personas más independientes. ¿A alguien se le ocurriría etiquetar a un adulto muy apegado a su pareja como un caprichoso consentido? ¿por qué tanto interés en etiquetar y criticar a los bebés?

    • 12 mayo 2014 at 5:19 pm

      Buenas preguntas las que planteas. La verdad es que desde que soy padre soy mucho más consciente de la forma que se tiene de etiquetar a los niños sin tener en cuenta para nada sus circunstancias. Es una triste realidad.

  19. 12 mayo 2014 at 5:54 pm

    Hola hola!! pásate por mi blog! te he dejado un regalito!!

  20. sara
    Responder
    12 mayo 2014 at 6:37 pm

    Estos chicos son una bomba. Soy madre de 6 y el segundo de mis hijos es de alta demanda. Ahora ya tiene 13 años, vamos directo a la pubertad dandolo todo. Estos años han sido una aventura como un deporte de alto riesgo. Este chico ha sido capaz de despertar toda clase de emociones en mi, al pasar de los años el vínculo se fortalece a tal grado que nos comunicamos solo con mirarnos. A los nuevos papis de algún chico así les digo que todo es intenso con ellos, también el amor, la alegría y las satisfacciones. Aplauso por su blog

    • 13 mayo 2014 at 12:41 pm

      Qué bien poder leer tu comentario y que nos cuentes cosas desde tu experiencia. A los papis primerizos como nosotros nos hacen falta palabras como las tuyas. Gracias y mil gracias.

  21. Raquel
    Responder
    12 mayo 2014 at 7:42 pm

    Muchas gracias por la mención compañero. Has descrito a mi hijo paso a paso vamos las cumple tooodas a rajatabla, fíjate que con casi 4 meses ya no me pierde de vista en otros brazos….y hoy exclusivamente estoy exhausta, despertandose cada dos horas por la noche ya va haciendo mella en mí y ademas tiene días peores que otros, hoy no habido siesta ni na de na solo brazo y llorar, bueno y a la hora de comer lo explicas tal cual, no para ni en la teta!!! Aiiiiis….estos caprichosos o enmadrados no? Jajaja mucha ayuda y paciencia.
    Un besote graaande!!!

    • 13 mayo 2014 at 2:47 pm

      Aisss, cómo te entendemos desde aquí. Qué duro es a veces. Pero qué bonito es también tener un hijo así de despierto y con ganas de sentir. Mucho ánimo, compañera! Un abrazo fuerte!

  22. 13 mayo 2014 at 7:04 am

    Wow! Me dejas loca o.O Jamás había leído o escuchado este concepto y Marc reúne muuuchas características… sobretodo antes del año, ahora con 22 meses ya duerme casi del tirón por las noches… y hace siestas largas pero por muchas cosas ¡¡nos hemos sentido identificados!! Los primeros meses ni te cuento… lo de los ojos abiertos observando lo de comer con mucha frecuencia ¡¡lo tenía cada 45 min al pecho!! Lo de dormir con nosotros… de hecho colechamos si no, a ver quien duerme!! jajaja. Gracias por este post y por abrirme los ojos!
    Un beso!!

    • 13 mayo 2014 at 2:48 pm

      Para eso estamos, para ir aprendiendo y compartiendo unos con otros. La verdad es que si no sabes esto, es muy fácil etiquetar a los niños y caer en el tópico. Y la verdad es que sabiéndolo se afronta todo de otra manera. Gracias por pasarte y dejar tu comentario! Un besote!

  23. 13 mayo 2014 at 2:34 pm

    ¡¡Hola!! La verdad es que desconocía el concepto… ¡Qué caña! Veo a mi lechoncilla con alguna de esas características, pero no en otras. Tampoco la veo como una niña de tipo “independiente” y cosas así. Es muy despierta, muy risueña, muy observadora, pero llora, demanda, se enfurruña como todas las demás niñas que conozco…
    Ahora que lo pienso… no sé cómo clasificaría a mi hija, la verdad. A fuerza de encajar a la gente en conceptos, términos y “clasificaciones” o grupos específicos… ¿no correremos un poco el riesgo de ir perdiendo un poco el norte en estas cosas? La verdad es que toda información que podamos reunir siempre viene bien y tranquiliza, está claro, y eso es lo fundamental… pero creo que más allá de etiquetas, en el fondo, nuestros críos son todos normales… cada uno con sus cosas. O debería ser así. ¿Que el de Fulanito es un pieza…? ¿Que el de Menganita es un soso y un despegado…? ¿Que el de más allá solamente quiere vestirse de verde…? Pues vale.

    Al final, son nuestros hijos… los “más mejores” del mundo mundial, y los querremos sean como sean, está claro. (Recuerdo hace años haber trabajado con un par de niños hiperactivos, y sí… agotaban incluso a las piedras… pero eran un encanto, y te apañabas con algunos trucos y recursos para saber manejarlos y llevar más o menos bien la situación. ¡Aprendí mucho!)
    ¡Muy buen post y gracias por compartir toda esta info! Estaré al loro de la entrevista…
    ¡Un saludo!

    • 13 mayo 2014 at 2:51 pm

      ¡Gracias, compañero! Más que para etiquetar, creo que saber esto ayuda a que otras personas no etiqueten a tu hijo por su forma de ser, que por otro lado es tan normal como la de los niños que duermen mucho y se les escucha poco 🙂 Pero sí, estoy de acuerdo contigo en la esencia de lo que planteas en tu comentario. Al fin y al cabo no queda otra que adaptarse a las circunstancias y sacar fuerzas para resistir a los días 🙂 ¡Un abrazo!

  24. 15 mayo 2014 at 5:31 pm

    Creo que el bichito cumple la mayoría de los puntos, y no sé si es una percepción mía o se va haciendo cada vez más de alta demanda… Cada vez es más intensa.
    Bueno, mucho ánimo con Mara!

    Un beso guapa!

    • 16 mayo 2014 at 7:26 am

      Ese bichito tiene muchos puntos en común con la pequeña saltamontes. ¡Ánimo también para ti, compañera!

      Gracias por lo de guapa :-))) ¡Un besote!

  25. 21 mayo 2014 at 2:11 pm

    Mi hija mayor 🙂

  26. minamenen
    Responder
    24 mayo 2014 at 8:10 pm

    Mi niña es asi!! Hasta ahora pensaba que yo estaba haciendo algo mal… que no era normal, un alivio ver que no es asi y quue mi nena es maravillosamente especial…

    • 26 mayo 2014 at 7:29 am

      ¡Está muy bien conocer estas cosas! Tanto para quedarse tranquilo como para saber mejor cómo actuar. Mucho ánimo, compañera!

  27. Carmen
    Responder
    28 junio 2014 at 12:40 am

    Tengo que decir que he descubierto este blog gracias a una chica que conocí en una reunión de la Liga de la Leche. Entonces creía que mis problemas con mi bebé se debían a la dificultades en la lactancia( ingenua de mí) Fue ahí cuando la conocí a ella y conversando sobre nuestros bebés me di cuenta de que, aunque el suyo tenía 2 meses mas que el mío, los comportamientos eran similarísimos. Empecé a investigar y me topé con este concepto “bebé de alta demanda”. Creo que no exagero si os digo que cuando empecé a leer las características me pareció hasta siniestro. MI HIJO CUMPLE TODAS LAS CARACTERÍSTICAS. Por una parte respiré aliviada pero por otra poner una etiqueta a mi hijo no me gustaba nada. Así que me quité la idea de la cabeza lo cual me llevó en ocasiones a intentar seguir buscándole explicación al comportamiento de mi hijo y a seguir intentando esto y lo otro y lo de más allá (ni qué decir tiene que sin ningún éxito) Gracias a Dios hace dos días me encontré por casualidad con esta misma chica en otra zona completamente distinta de Madrid y fue como haber encontrado a mi hada madrina( tantas veces me había acordado de ella….) ya que es la única persona con la que me identificaba en cuanto a mi hijo se refería. Ella fue la que me hablo de este blog y para mí leerlo ha sido de repente encontrar el consuelo ya que me encontraba muy perdida y desarropada( porque hasta la familia cree que estás malcriando a tu hijo o eres blanda, eso sí, cuando se pone a gritar y a llorar como un poseso te medio dan la razón). Así que gracias por contar vuestra experiencia, son palabras de ánimo para todos los que somos padres de estos niños tan, tan, tan…..INTENSOS jajajajaj.
    Por cierto haciendo referencia a esta entrada en concreto me ha hecho mucha gracia una de las características. En el paritorio le pregunté a mi marido (cuando ya había sacado la cabecita): ” le ves, le ves????” A lo que mi marido respondió ” sí, sí, le veo!!!!, qué graciosooooooooo Carmeeeeen, ayyyy si lo vieras…..VIENE CON LOS OJITOS ABIERTOS!!!!!!!!!”
    No te digo na’ y te lo digo to’.
    Un abrazo y GRACIAS por el blog.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      30 junio 2014 at 9:58 am

      Primero que nada, mil gracias a ti por pasarte por el blog. Qué ilusión que me hayas conocido así. Y que ilusión que te sientas identificada con lo que contamos. No estamos solos, amiga. Yo cuando vi la descripción por primera vez supe de inmediato que Mara era así. Y no me pareció etiquetarla. Lo que me pareció es que tenía una niña muy especial y que tenía mucha suerte porque me hubiese tocado a mí. En el fondo, aunque a veces estemos muertos, tenemos mucha suerte de tener unos peques tan vivos, tan intensos y con tantas ganas de vivir y descubrir. No me digas que no 😉
      Mara nació igualito que el tuyo. Con los ojos bien abiertos desde el principio. Salen ya queriendo comerse el mundo!

      Un abrazo grande y mil gracias de nuevo por pasarte. Y, sobre todo, mucho ánimo. Lo estás haciendo genial con tu bebé 😉

  28. 17 julio 2014 at 1:11 am

    Hace unos meses un poco desesperados decidimos buscar en internet a ver si alguien o algo arrojaba luz al por qué Vikingo se comportaba de esa manera tan diferente al resto de bebés. Nosotros también nos topamos con el término “Bebés de alta demanda” y encontramos la página de Mónica San Martín. Nos quedamos de piedra al comprobar que el peque reunía todas las características. Para nosotros fue un alivio la verdad, estábamos muy hartos de hablar con otros padres que nos tachaban de consentir y coger demasiado a nuestro hijo. Afortunadamente leer sobre el tema nos ha ayudado mucho a comprender su comportamiento, pero sobretodo a respetar su forma de ser.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      17 julio 2014 at 10:54 am

      La información es poder. Y si sabes lo que pasa, es mucho más fácil afrontarlo. Lo mejor de todo es que veo que somos muchos los padres con hijos así. Es bueno no sentirse solo 🙂 ¡Un abrazo!

  29. 19 julio 2014 at 2:43 am

    Me acabas de hacer una radiografía del piratilla, tanto así que hemos leído tu post newlypapi y yo y nos hemos sentido identificados con cada palabra que has escrito. La cossa irá mejorando con los meses te lo aseguro.
    Un abrazo!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      21 julio 2014 at 10:11 am

      Eso espero, compañera! Porque siempre decimos, “con el tiempo mejorará”, pero lo cierto es que cada vez va a peor. Esperemos que tengas razón, 😛 ¡Un abrazo!

  30. Loli
    Responder
    27 mayo 2015 at 11:07 pm

    Pues va a ser que mi bebe tambien es de alta demanda… Y pensaba que eramos los unicos… Tengo varias amigas con bebes de la misma edad (7 meses) y no tiene nada que ver con mi niño, los demas duermen! Mi niño no empezo a dormir algo hasta los 4 meses, encima con el colico… Que mal lo hemos pasado su papi y yo, sin dormir, con la banda sonora de lloros en modo on todo el dia (y noche), encima con el volumen al maximo, no se de donde saca tanta fuerza para llorar-chillar. Por mas que lo cogemos en brazos, jugamos, cantamos, bailamos, sigue llorando a lo mas minimo, no podemos ni Iavarnos los dientes! Como te cambia la vida, en los cursos de preparacion al parto deberian prepararte para esto, pues no todos los bebes son tranquilos. Lo que si tiene muy claro mi marido es que no va a tener hermanitos, con lo que hace unos años me gustaba a mi soñar con una familia numerosa… En eso se va a quedar, en un sueño!

    • Un papá en prácticas
      2 junio 2015 at 4:03 pm

      Nosotros también decimos que Mara va a ser hija única. Nos sale otra igual y no vivimos para contarlo, de verdad. Y no quiero desanimarte, pero la cosa va a más, así que recuperad fuerzas y horas de sueño siempre que podáis 😀 ¡Ánimo!

  31. 29 junio 2015 at 4:16 pm

    Pues leyendo las características me da a mi que mi hija es de alta demanda.. Yo creía que era muy demandante simplemente…

  32. 21 diciembre 2015 at 5:31 pm

    No me puedo creer lo parecida que es mi hija con todo lo descrito y es quesí había oído hablar de bebés de alta demanda, pero pensaba que Carlota no sería así. Leo los puntos y punto sobre punto voy moviendo la cabeza afirmativamente, sobre todo en lo que respecta a la madre. La enana no puede separarse de mi si sabe que estoy cerca. Si se despierta y no estoy no pasa nada, se calma con papi, pero como sepa que estoy en casa, un ruido, un olor, algo… Dios!!!
    Practicamos colecho y bendito sea, porque si no, no sé qué haría por las noches. No quiere dormir en otro sitio que no sea en brazos de alguien, a poder ser de mami y a poder ser con la teti. Es nerviosa, muy nerviosa, incluso se pone totalmente recta y tensa cuando se pone nerviosa. Ella no llora, berrea y chilla, es una banshée y es que a veces no puedo ni con mi alma.
    Ah!! y sí, a mi me han dicho que está enmadrada y todo es culpa mía por portearla y hacer colecho, aparte de darle la teta más de 6 meses.

    Pero hay algo que me sorprende de ella. Es nerviosa y quiere tocarlo todo, verlo todo, … Pero el otro día en el cole, mientras tenía la entrevista con la tutora que va a ser de la peque a partir de enero, se puso a jugar sin problemas con todo lo que había por allí. Solo un par de veces vino hasta mi y quiso estar encima mío o con la teti y me sorprendió porque dentro de esa alta demanda, hay momentos de paz y es cuando realmente me cuestiono,…. será de alta demanda?
    Saludos

    • Un papá en prácticas
      3 enero 2016 at 1:30 am

      La verdad es que cada vez tengo más la sensación de que es un concepto relativo. Y cada niño, incluso dentro de la alta demanda, es un mundo. Mara sólo se consuela con su mamá. Si se despierta por la noche y no está ella, la hemos liado. Sea como sea, disfruta de la peque, porque aunque son agotadores, son a la vez maravillosos. Un abrazo fuerte.

  33. Jorge
    Responder
    4 agosto 2016 at 8:32 am

    Recuerdo cuando nació Paula, según me la dieron y la tenia en mis brazos estaba con los ojos como platos mirando por un gran ventanal que tenia detrás mia, todo el mundo decía que era espectacular como un bebe recién nacido podía tener los ojos tan abiertos y como si ya estuviese viendo todo……después llegaron las primeras noches en el hospital sin dormir nada, por que la niña se despertaba continuamente, nos decían que era normal, adaptación etc etc y cuando dormía lo hacia dos horas y se despertaba como si ya hubiese dormido 12 hora ….todo era normal,i mujer y yo ya empezamos a pensar que pasaba algo, catalogada como niña nerviosa , movida ,intranquila ….pero el tiempo paso , y ahora después de 9 meses estamos en el mismo punto que comentáis …..mi hija cumple cada uno de los puntos que describís en la pagina de lo que seria una niña de alta demanda , mi pediatra me comenta que en su carrera profesional de 40 años solo ha visto dos casos así….

    Se acuesta a las 9 de la noche ,por que desde el primer día y con mucha mucha paciencia, hicimos una rutina y de ella no salimos, la gente no nos entiende después por que somos estrictos con esto pero si nos salimos un día que dios nos pille confesados al día siguiente, pero hemos conseguido por lo menos, que a las 8 de la noche, después de un baño, darla su biberón y acunarla, eso de dormir sola no va con ella, se quede dormida sobre las 21 , a partir de hay empieza la fiesta de los microdespertares, cada 50 minutos, a grito pelado, si tenemos suerte en un día se puede despertar 5 a 8 veces , si tenemos mala suerte, se despierta 20 veces y a las 4 de la mañana a jugar , a las 7 de la mañana me veréis con ella dando vueltas por mi ciudad ……después el día a día lo mismo , para cambiar un pañal una lucha titanica, gracias a dios nos salio comilona y eso no lo hace mal del todo, para llevarla en el cochecito , en la silla de paseo nos las deseamos,rabieta impresionante..con unos gritos que la gente se queda mirando como si estuvieses haciendo algo malo a la niña, hemos comprado un parque infantil que ocupa medio salón (no exagero, es de 1,40 por 1,40)para que ella juegue, se mueva,gatee, ande, por que desde el mes 7 se puso de pie , por el ansias de ver y conocer todos los días algo nuevo , y ahora ya esta casi andando, pero nada , se aburre a los 5 minutos y se pone a llorar como si la estuviese matando, si no esta con su madre no hay nada que hacer , mi mujer esta desesperada, su demanda con ella es exagerada lo que al final la deja exhausta , y cuando llega la noche , no os quiero contar nada ….la gente me decía que era mamitis aguda, yo no lo veía así , me parece raro, mi mujer es muy cariñosa , pero sabe los limites también …..

    Otro punto es el movimiento, todo el día de un lado para otro, la dejamos gatear por toda la casa , detrás de ella, no se cansa, quiere coger esto, al momento lo otro, al segundo lo de mas allá, y así continuamente, lo que te deja “reventado” literalmente ….y si eso lo aliñamos con que ahora se despierta todos los días a las 5 de la mañana …y sus micro siestas, dos al día , de 20 a 30 minutos , no os quiero contar nada….

    Gracias a que encontré vuestra pagina, me siento mas aliviado al saber que no somos lo únicos y que hay mas gente a la que ,sintiéndolo mucho , nos pasa lo mismo …..nosotros hacemos carrera hoy en día de como intentar evitar continuamente sus rabietas ,a eso y a que llevamos estrictamente las rutinas de comer, acostarla, bañarla, masaje vivimos algo mejor…..”entrecomillas” ….pero bueno no queda otra que tener mucha mucha mucha paciencia, disfrutar a tope de nuestros hijos cuando se dejen , y nosotros tengamos algo de fuerzas y quien sabe si mañana …algo cambiara ….gracias por todo…..

    • 4 agosto 2016 at 12:46 pm

      Aún recuerdo el día en el que escribí por aquí con lágrimas en los ojos, igual que tú buscaba consuelo por no conocer a otro bebé tan activo como el mío. Debo decirte que todo pasa, a los 15 meses conseguimos dormir una noche entera mi marido y yo. El carrito sigue sin quererlo, solo quiere ir andando o en su moto. A veces puedo convencerlo con la mochila de porteo pero solo cuando está muy cansado. Seguimos con las microsiestas reparadoras y su sueño va de 12 a 8 aprox. Todo pasa, tranquilo que todo pasa, llegará el ansiado día en el que podáis descansar cuando menos os lo esperéis. Me hace gracia porque dices que le dais biberón a la pequeña y yo a mi niño le doy el pecho, cosas de la gente, que me decían que se despertaba tantísimo en la noche por el pecho, que se lo dejara de dar… En fin… Solo puedo darte un consejo que a nosotros nos sirvió: conseguimos dormir gracias a juntar su cuna a nuestra cama, quitando la baranda, para hacer colecho. Cuando medio se despierta cada 45 min me toca y se vuelve a dormir. Espero que os pueda servir, por lo demás con 20 meses es un niño muy inteligente, habla y anda desde los 8 meses, quizás tenga algo que ver, no?

      • Jorge
        4 agosto 2016 at 1:10 pm

        Gracias por tus comentarios Loli , nosotros tenemos la cuna pegada a la cama desde el primer dia y con la barandilla bajada, para que cuando se levantara, y ahora dando gritos por la noche, mas rápidamente cambiarla de posición etc etc y se vuelva a quedar dormida , creo que eso nos ayudo mucho, hay mi mujer fue muy insistente y doy gracias a dios por ello por que la niña no tiene problemas en dormir en la cuna ,pero por que desde el segundo día estaba en la cuna durmiendo, a nuestro lado y sin reja pero en la cuna …..ahora tenemos que subir la rejas por que ya tiene la costumbre de ponerse de pie en la cuna para despertarnos a nosotros cuando ya no quiere mas , nos tira el chupete y todo para hacerlo ,es un espectáculo …..nosotros tuvimos que pasar al biberón por que después de varias pruebas mi mujer no daba suficiente leche , y tuvimos que pasar a bibe ….así que eso es tontería, la leche materna contiene mucha melatolina y triptófano , componentes que ayudan al bebe a conciliar el sueño y ademas menos colicos , asi que a mi parecer , tonterías, a no ser que sea un problema como el que nosotros tuvimos realmente de baja producción de leche materna….

        Supongo como bien dices que de repente un día , cuando pasen los meses , la niña empezara a estabilizar sus rutinas del sueño como las de los adultos, mas complejas de adquirir por su alta demanda y su ansias de comerse el mundo desde tan pequeñitos,mientras tanto efectivamente es cargarse de paciencia, ayudar a la mama lo máximo posible y aprovechar siempre lo momentos buenos que también dan al ser muy amorosos…..

        Gracias por los comentarios ……..

  34. ivanna
    Responder
    17 agosto 2016 at 2:56 pm

    es tal cual mi bebeeeee, leia y lo veia,impresionante!!!

  35. Virginia
    Responder
    19 enero 2017 at 10:40 pm

    Ostras… las cumple todas mi hijo… tiene 6 meses y estoy agotadisima y desesperada. Pero lo peor? Lo “mala madre” q soy. Que todos opinan, q mi cuñada con su preciosa niña tranquila me diga q todo es enseñarles…. eso creo q agota y destroza mas que mi hijo. Asi que gracias por tu blog

    • Loli
      Responder
      20 enero 2017 at 3:08 pm

      No desesperes, todo llega, todo pasa, disfruta de llevar a tu pequeño en brazos, disfruta de todo lo que te necesita y te pide, pues todo esto pasará y entonces añorarás esta etapa, dolorosa, pero que nunca olvidaras. Y con respecto a los comentarios… una vez leí en un grupo de Facebook a una mamá que dio este consejo y me hizo mucha gracia, así que ahora yo te lo doy a ti: “Después de ducharte échate un aceite por el cuerpo para que todo te resbale” jajaja! Tranquila que lo estás haciendo bien, guíate por tu corazón. Un saludo, animos y fuerza!

      • Virginia
        20 enero 2017 at 3:12 pm

        Muchisimas gracias, de verdad. Un abrazo

  36. Jessy
    Responder
    25 enero 2017 at 9:50 am

    Ay mi madre! Pues creo que mi peque también es de alta demanda. Tiene casi tres meses, y desde el primer día hemos tenido que practicar colecho sino, no dormiría nadie en la finca. Ahora intento acostumbrarlo a la cuna, y de momento han habido dos medias noches de paz, y digo medias porque a las 4 horas como mucho despierta y hay que pasarlo a la cama.
    Durante el día es casi una misión imposible que duerma sin estar en brazos más de media hora, ahora, el día que lo hace me pongo a hacer faena como si estuviera loca y, como no, con el silenciador puesto, para que ningún ruido lo moleste.
    Cuando tiene hambre no es nada predecible, simplemente te lo hace saber a gritos. Llora y llora como si lo estuviera matando! Por eso intento adelantarme un poco con las tomas para que no me pille desprevenida y si faltan 10 minutos para el siguiente biberón ya estoy yo con el bibe preparado en la mano, o si no con la teta fuera (porque doy lactancia mixta ya que el pecho parece que le es insuficiente)… En fin, que me ha tocado una personita intensa a la que intento acostumbrarme e intento comprender aunque a veces siento que no tengo energías ni para comprenderme a mi misma, pero que me llena de amor cada vez que me dedica una sonrisa y me hace sentir como si hubiera ganado la más difícil carrera cuando tenemos un día “tranquilo”. Vamos, que gracias a su alta demanda cosas insignificantes para otros papás para papá oso y para mi son VICTORIAS.

  37. Pau
    Responder
    14 abril 2017 at 9:08 am

    Mi bebe tiene casi once meses, no para, y cumple con las características que tan bien describes…. estoy agotada, mi marido viaja por trabajo y cuando duerme fuera descansa, yo hace once meses que no duermo más de tres horas seguidas, y es frustrante, y agotador, y si, dan muchas ganas de llorar… he llegado a este post desde otro donde tú niña tiene ya 20 meses, y sigue igual de intensa, como miniyo! Quiero pensar que la cosa cambiará cuando pueda expresarse, que su frustración no sea tan grande… me aterra pensar que no consigo hacerlo bien, que no valgo, y casi nunca consigo alejar ese pensamiento. Por otro lado miniyo es un niño feliz, o eso parece, y me consuela oír sus carcajadas y sentir sus abrazos apretados, y los besos baboso-asquerosos que me regala cada día y me encanta…

    Estoy superada, es verdad, pero veo en mi bebe muchas características que me gustan de su personalidad arrolladora, aunque ahora mismo soy incapaz de gestionarlas.

    Gracias por tu blog, y gracias por aguantar mi desahogo!

  38. Logue
    Responder
    11 agosto 2017 at 3:49 pm

    Mi bebé tiene ahora 5 meses y medio y es un torbellino, encaja perfectamente en casi la totalidad de las características de un bebé de alta demanda. Yo en ocasiones me siento superada y frustada: salir a la calle cuando estamos los dos solos es toda una odisea, hacer la comida o ducharme es prácticamente imposible y lo del descanso… eso ya mejor ni lo mencionamos jejeje! Sus siestas son como máximo de 20 minutos una vez que has conseguido que al tercer o cuarto intento se quede y por la noche es un triunfo si aguanta 3 horas sin pecho.
    Supongo que iremos encontrando la forma de ir gestionando poco a poco todo esto, pero me alegra haber encontrado este blog donde veo que somos muchos los que hemos pasado por esta experiencia o estamos en ello.

  39. Carla
    Responder
    7 mayo 2018 at 9:40 pm

    Hola! Paso mucho tiempo del post pero espero que alguien me lea, que bueno sentirse acompañado! Mi bebe de 4 meses encaja casi a la perfección con todos los puntos…lo único diferente es que no es tan demandante del pecho pero el resto, todo! No lo puedo dejar un minuto en su sillita para dedicarme a almorzar, cocinar o ir al baño porque se traduce en llanto y gritos (tiene carácter el chiquito). Se aburre al minuto de sus juguetes, quiere hacer todo lo adelantado a su tiempo (pararse, sentarse solo, hablar) y se enoja muchísimo si no lo logra. No hay rutina que valga, el baño no lo relaja, lo altera, y me cuesta un triunfo ponerle el pañal y cambiarlo de ropa! Ni hablar de dormir…siesta? Eso existe? A no ser que este en brazos, si duerme 10 minutos es mucho, no sabe dormirse solo y se pone muy mal cuando tiene sueño, sufre pobrecito (y con el nosotros). Algún consejo para hacer los quehaceres domésticos? No me gusta dejarlo llorar pero no veo otra forma…Para colmo tampoco le gusta estar en la mochila pegado a mi.
    Párrafo aparte, en la casa de los abuelos se porta como un señor, se queda en su silla y juega un largo rato…acá es donde se escuchan los: “Pero si es re tranquilo” “Que exagerados” etc…Les pasa lo mismo? O son demandantes estén donde estén?

    Saludos desde Argentina!

  40. Maria Jose
    Responder
    10 enero 2019 at 10:58 pm

    Mi hijo de 8 años fue un niño de alta demanda… lo sigue siendo. Y si bien mi hija demanda menos, ha copiado a su hermano y los 2 me tienen agotada. Yo no entendía mucho y debo confesar que me deprimí bastante los primeros meses de mi hijo, y todo el mundo se encarga de hacerte sentir mala madre por eso. Ojalá te hubiese leído antes, ya que a los 4 años de él, igual me hubiese servido tu blog. Ha tenido serios problemas en el cole, por culpa de su necesidad insaciable de abrazos y contención. Reacciona de mala manera a la falta de ello.

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info