Bebés de alta demanda: Entrevista a Mónica San Martín

Mónica San MartínHace una semana indagamos por primera vez en este blog sobre el concepto de bebés de alta demanda, concepto que, como buen papá en prácticas, desconocía por completo hasta hace bien poco. En aquel post introductorio, que para mi sorpresa tuvo una gran aceptación, os informé de que profundizaríamos algo más en el término de la mano de Mónica San Martín, autora de la web Crianza de alta demanda y una de las mayores conocedoras del tema en España. Y aunque la pillé liada entre conferencias, cursos y el lanzamiento de su nuevo libro, “Crianza de alta demanda: Consejos útiles para la etapa infantil” (foto), Mónica se comprometió a contestarme lo antes posible. Y así lo hizo. Así que como ya también me comprometí a ofreceros esta entrevista, no voy a ser menos que Mónica y la comparto con todos vosotros. Lo prometido es deuda 😉

Para quién todavía no haya escuchado el término, ¿Qué significa que un bebé es de alta demanda?

Un bebé es de alta demanda o de alta necesidad cuando tiene un comportamiento muy diferente del resto de los niños desde que nace: no les gusta permanecer tumbados, presentan ciertas precocidades como sujetar la cabeza casi desde el momento que nacen así como observar todo atentamente, duermen muy poco y son muy sensibles a los ruidos.

¿Qué características en cuanto a su comportamiento suelen tener en común estos bebés para poder decir que son de alta demanda?

Además de lo comentado antes cumplen una serie de características comunes. Son intensos, hiperactivos, necesitan contacto físico continuo, maman frecuentemente y son muy demandantes, se despiertan mucho, parecen casi siempre insatisfechos, son muy sensibles, impredecibles y absorbentes. Además, no saben calmarse solos y son también muy sensibles a la separación de sus padres.

¿Qué consejos o pautas podrías darles a unos padres que se encuentren desbordados y se sientan culpables por, llegado determinado momento, no saber qué necesita su bebé o cómo calmarlo?

El primer consejo que les daría es que estén tranquilos, un bebé de alta demanda no es un bebé enfermo, solo es un bebé más despierto, más curioso y esto hace que tenga unos comportamientos un poco diferentes al resto de bebés. El segundo es que se informen bien. La información es poder y da mucha tranquilidad. Cuando conoces bien a tu hijo es mucho más fácil poder atender sus necesidades y eso repercutirá en el bienestar del bebé y, por tanto, de toda la familia.

En nuestro caso, por ejemplo, recibimos muchos ‘bienintencionados’ consejos del tipo “déjale que llore” o “no le cojas tanto en brazos que se acostumbra”. ¿Cómo podemos explicarle a nuestro entorno las necesidades de nuestro bebé sin que nos tomen por locos?

Desgraciadamente hay muy pocas personas que sin tener un bebé de alta demanda puedan llegar a entender lo que realmente eso significa para la vida familiar. Lo mejor en estos casos como te decía antes es la información, si nosotros tenemos las cosas claras, será mucho más fácil que demos una respuesta amable a esos consejos “bienintencionados” que tanto daño pueden hacer. Respuestas del tipo, “Gracias pero yo tengo claro lo que mi bebé necesita para estar bien”.

Cuando crecen y pasan los años, ¿se convierten los bebés de alta demanda en niños de alta demanda?

Sí, los bebés de alta demanda se convierten en niños de alta demanda y estos en adultos de alta demanda, los cuales van moldeando sus características dando lugar a unas personas maravillosas siempre que se hayan respetado y atendido sus necesidades.

 

Para más información podéis consultar la web de Mónica San Martín o leeros alguno de sus libros publicados.

 

 

30 respuestas

  1. Avatar
    21 mayo 2014 at 9:05 am

    Todo esto se lo estoy pasando una compi, muchas gracias!!!!!

  2. Avatar
    21 mayo 2014 at 9:11 am

    Me encanta la web de Mónica 🙂 gracias por esta entrevista

  3. Avatar
    21 mayo 2014 at 9:12 am

    Lo que nos espera…. Esta claro que nadie que tenga un bebe que no sea de alta demanda nos va a entender, aunque lo intenten… Gracias por compartir la entrevista, vayamos a por el miércoles y a por esos futuros seres maravillosos que tenemos en casa! Un abrazo

    • Avatar
      21 mayo 2014 at 9:50 am

      Es que es muy difícil entenderlo. Tanto como explicarlo para hacerlo comprensible y que la gente no piense que todos los niños son iguales. Pero qué importante es al menos sentirse comprendido por otros padres en la misma situación… ¡Un abrazo grande!

  4. Avatar
    21 mayo 2014 at 10:34 am

    Necesitaba leer esto…si es que me describen a Coquito!! y lo digo sin haber dormido más de dos horas seguidas…. snif snif
    Gracias por compartir esta información. un besote

    • Avatar
      21 mayo 2014 at 10:48 am

      Entonces pronto escribiré otro post con el que también te vas a sentir muy identificada 🙂 ¡Gracias a ti por comentar! ¡Un beso!

  5. Avatar
    Raquel
    Responder
    21 mayo 2014 at 11:40 am

    Muy interesante la entrevista, pues no nos queda….jajajajaja hubiera estado bien también una pregunta del tipo como sobrellevar la llegada de un hermano por ejemplo. Leeremos el libro 😉
    Besotes

    • Avatar
      21 mayo 2014 at 3:04 pm

      ¿Estás pensando en tener otro con lo matador que está siendo este? Eres mi ídola! jajajaja Nosotros lo pensamos de vez en cuando, pero hay días en que se nos van las fuerzas y pensamos, “como nos salga otra igual, se quedan huérfanos bien pronto! xDDDD

  6. Avatar
    21 mayo 2014 at 1:49 pm

    Mil gracias por compartir la entrevista! Confirmado, Chloe es de alta demanda! jejeje
    Ahora mismo le paso el link a su padre para que el conocimiento de causa le ayude a entenderme!!
    Que pena que no todos los papas sean como tu que se documentan e intentan saber al máximo posible! Por eso, me vas genial, porque siendo un papa te coge más en serio 😉
    Gracias compañero!

    • Avatar
      21 mayo 2014 at 3:06 pm

      Pues entonces mucho ánimo. Y seguro que estos posts le vienen bien al papá para darse cuenta mejor de cómo es su pequeña Chloe. Sabiendo las cosas todo se lleva mejor 🙂 ¡Gracias a ti y un besote!

  7. Avatar
    21 mayo 2014 at 2:07 pm

    Qué interesante. De la entrevista me quedo con que la información da tranquilidad. Una cosa no tiene que funcionar igual para todos los bebés, y aún así, siempre queremos medirlos por el mismo rasero. Me he quedado con las ganas de saber más de cómo son esos niños y adultos de alta demanda. ¡Qué interesante!

    • Avatar
      21 mayo 2014 at 3:08 pm

      Yo me quedé con ganas de saber mucho más, pero me daba miedo preguntar mucho más no fuera que me mandase a comprar el libro, jajajaja Que lo leeremos, por supuesto! Un abrazo!

      • Avatar
        21 mayo 2014 at 3:14 pm

        Jajaja, claro algo hay que reservar para el libro 😉

  8. Avatar
    21 mayo 2014 at 3:37 pm

    Muy interesante! Me ha sorprendido que los bebés de alta demanda se convierten en adultos de alta demanda, ¿qué características tienen estos adultos? No tengo muy clarosmi el bichito es un bebé de alta demanda, pero igual yo si lo fui…

    Un abrazo!!!

    • Avatar
      21 mayo 2014 at 3:40 pm

      Nos hemos quedado todos con las mismas dudas, pero no quise preguntar más teniendo un libro recién sacado sobre el tema. Tendremos que indagar sobre ello. O lo iremos comprobando tal y como crezcan las renacuajas 🙂 Creo, por cierto, que hay un libro de Rosa Jové que te da pautas para los diferentes rangos de edad. Le tengo echado el ojo desde hace tiempo. Cualquier día de estos me hago con él 😉

      ¡Un abrazo, compañera!

  9. Avatar
    21 mayo 2014 at 4:51 pm

    Interesante entrevista!! Es verdad que teniendo las cosas claras y estando informados podemos abordar mejor las situaciones, así que gracias a Mónica por su libro y a tí por acercarnos este concepto que hasta tu post anterior desconocía. Tengo unos amigos que van a agradecer bastante esta información para su pequeña. Un abrazo.

  10. Avatar
    Mamá por bulerías
    Responder
    21 mayo 2014 at 11:15 pm

    Super interesante la entrevista. Seguro que ayuda a muchos padres 🙂

    Vaya lujo de invitada! Enhorabuena

  11. Avatar
    23 mayo 2014 at 10:30 am

    Definitivamente mi bichilla no pertenece a esta categoría de bebés. Aún no le he encontrado grupo propio así es que creo que es de las normalitas, del montón (pero que ella no se entere, que para nosotros es muy especial).

    • Avatar
      23 mayo 2014 at 10:31 am

      jajajajajaja Nada de del montón! Esa bichilla es muy especial. Cada uno de estos bebés tiene algo que les hace únicos 😉

  12. Avatar
    17 junio 2014 at 11:48 am

    Para mi fue toda una revelación descubrir el término alta demanda. ¡No sabía qué ocurría! ¿Por qué mi bebé era tan diferente? Una vez descubierto (¡gracias google!), suspiré aliviada y pude asumir la situación y reconducirla de una forma positiva. Como dice Mónica, la información es tranquilidad y poder. ¡Sí, sí, sí! ¡Eso es!

    • Avatar
      17 junio 2014 at 2:43 pm

      La verdad es que una vez conocido el tema, ya puedes afrontarlo de otra forma. Si no tienes esa información, estás permanentemente perdido. Ahora todo sigue siendo difícil, pero al menos ya lo encaramos de otra forma 😉

  13. Avatar
    Ester
    Responder
    18 agosto 2015 at 1:19 pm

    Como me puedo suscribir

  14. Avatar
    Misaoshi
    Responder
    9 enero 2019 at 12:32 pm

    ¿Qué diferencia a un bebé de alta demanda de uno que no lo es? Yo siempre he considerado a los bebés de alta demanda, por su necesidad constante de contacto, pecho, atención… pero sí es cierto que cuando leo cosas sobre crisis de lactancia/crecimiento, siento que mi hija está en constante crisis, siempre atención, siempre cariño, siempre nos busca, siempre nos necesita, siempre mamando (y más ahora con dos años). Mira que he estudiado psicología (enfocada a la educación infantil y magisterio infantil) pero no había leído nada sobre una distinción entre bebés de alta o baja demanda, porque simplemente, consideraba a todos los bebés demandantes, con unas necesidades cada cual la suya pero siempre con la necesidad constante de un adulto.
    Pero bueno, si comparo con los niños de la escuela que había algunos que nos necesitaban más a los adultos o mi propia hija que está en casa 24h atendida (sin escolarizar), puedo entender el agobio que nos está suponiendo que desde que nació ha sido como un recién nacido (en cuanto a necesidad atención se refiere). Tendré que echarle el ojo al libro que recomiendas.

    Feliz año y gracias por estas entradas antiguas a las que llego buscando información jajajajaja

  15. Avatar
    Cristian
    Responder
    27 octubre 2019 at 10:00 pm

    Estoy leyendo tu blog desde Chile y al menos se que no soy el único que se esta volviendo loco. Leer los articulos que has escrito sobre el tema, han identificado totalmente mi realidad y la de mi esposa. He quedado en shock con la respuesta de la última pregunta. Que Dios se apiade de mi alma.

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info