Por qué elegimos el colegio de Mara

El jueves pasado Mara inició su andadura en el colegio. Y lo hizo feliz, con una especie de fiesta de bienvenida (a la que también estábamos invitados los padres) para descubrir el que, si no pasa nada, durante los próximos 13 años se convertirá en su segundo hogar. Fue apenas una hora y media, pero a la pequeña saltamontes le bastó para regresar a casa con ganas de más “cole de mayores”. Y a nosotros para quedarnos más tranquilos con la elección porque, entre otras cosas (y dado que vivimos de alquiler y nos gustaba la idea de residir en Madrid capital), nos mudamos en febrero con la vista puesta en ese cole. Es más, nuestra búsqueda de piso empezó por ahí, por los alrededores del centro escolar.

Y pese a los temores que siempre suscita una decisión que consideramos tan trascendental y a las opiniones, que siempre las hay para todos los gustos, las reuniones, los principios que han compartido con nosotros en las mismas y los gestos del profesorado nos han reafirmado en nuestra determinación. Más aún ver la actitud de Mara, deseosa de ir al colegio desde buena mañana porque ya lo ha asimilado con un lugar en el que se lo va a pasar bien, va a poder ser una niña y le van a facilitar todas las herramientas del mundo para que su experiencia sea feliz. Por eso, entre otras cosas que desgranaré a continuación, elegimos el cole de Mara:

  1. Porque es un cole con mucha experiencia en la educación por proyectos y sin libros: Ahora cada vez está más implantado, así que son muchos los centros que se suman a la ola con más o menos acierto e ímpetu. El cole de Mara lleva ya muchos años apostando por este tipo de metodología, revolucionario hace no tanto, pero que hoy parece haber alcanzado bastante consenso en torno a sus beneficios. No hay libros. Son los niños, apoyados por los profesores, los que dan forma al temario.
  2. Porque los padres se implican mucho en el funcionamiento: Siempre hemos sido firmes defensores de la escuela pública, pero lo cierto es que cuesta encontrar este tipo de proyectos educativos. Y cuando los hay, lo difícil es acceder a los mismos. El cole de Mara es concertado y algo que nos ha gustado mucho es la implicación que pide a los padres. Siempre hemos creído que la escuela debe ser un ente mucho más abierto a las familias y aquí vamos a tener la posibilidad de experimentarlo por la vocación democrática y participativa del centro.
  3. Porque permiten a los niños ser niños: Y los niños juegan. Y experimentan. Y eso es que lo va a hacer Mara, de forma muy especial, durante sus primeros año de escolarización: Jugar, investigar, experimentar, divertirse. No hay prisa porque se aprendan los números. Ni porque aprendan a leer. Todo eso llega. Lo que ya no vuelve nunca es la infancia. Por eso nos encantó que no hubiese sillas ni mesas en las aulas. Todo está pensando para el juego y las actividades en grupo.
  4. Porque son muy respetuosos con los ritmos de los niños: En la reunión previa a la entrada al cole, una madre realizó una pregunta, ahora no recuerdo cuál. La respuesta de la profesora de Mara fue: “Nosotros nos adaptamos al ritmo de los niños”. Y eso nos conquistó, porque aunque parece algo lógico, no lo es. Al menos no de forma mayoritaria. El reflejo de este respeto a los ritmos está siendo el periodo de adaptación, que se alarga durante un mes. La primera semana dividen a la clase en dos grupos, unos van de 9 a 10:30 y otros de 11 a 12:30. Así las profes pueden dedicar más tiempo a cada niño en estos días cruciales para su integración. La segunda semana van 3 horas. La tercera 4. Y ya en octubre empiezan la jornada completa.
  5. Porque fomentan niños críticos: Es algo que me gustó mucho en la primera toma de contacto que tuvimos con el centro, su vocación por fomentar niños críticos, niños que preguntan, que debaten, que analizan, que observan, que no se conforman con lo primero que les dicen, que quieren saber más.
  6. Porque se preocupan por la alimentación de los alumnos: Cada día de la semana una familia es la encargada de llevar el almuerzo para todos los niños de la clase. ¿Y en qué consiste el almuerzo? En una pieza de fruta para cada uno. La que elija el que tiene que llevarlas. Eso, viniendo de una escuela infantil en la que atiborraban a los niños a gusanitos y a galletas, ya es mucho. Nos acabaron de enamorar cuando dijeron que para los cumples no querían que llevásemos chuches. Mucho mejor, si acaso, un bizcocho casero. Casi lloramos de la alegría.
  7. Porque tienen detalles preciosos: Poco antes de empezar las vacaciones nos llegó a casa una carta del cole. En su interior, una bolsa de tesoros para que Mara la llenase durante sus vacaciones y la compartiese con sus compañeros a la vuelta. Dos días antes de iniciar el curso nos llegó otra carta, en esta ocasión escrita por la profesora, para decirle a nuestra pequeña saltamontes que estaba deseando conocerla. Hay detalles que marcan diferencias.

Primer día de “cole de mayores”. Feliz como una perdiz.

Una foto publicada por Un Papá en Prácticas (@acordellatm) el

De momento sólo llevamos unos pocos días de clase, así que es pronto para hacer evaluaciones. El tiempo dirá si la decisión fue la correcta o no. Por ahora tenemos muchas expectativas y las sensaciones son muy buenas. Esperemos que Mara, que es la verdadera protagonista de esta historia, siga con esa sonrisa y esas ganas de ir a su ‘cole de mayores’. Ambas, la sonrisa y la ganas, serán nuestro mejor termómetro 🙂

¿Cómo ha arrancado el curso, papás y mamás?

 

10 respuestas

  1. 13 septiembre 2016 at 7:29 am

    Nosotros hemos hecho lo mismo, hemos escogido un cole concertado porque los públicos no nos inspiraban confianza: en todos había una silla solitaria al lado de la mesa de la profesora que me daba mala espina.
    El cole de M es muy parecido al que describes en este post, yo sólo espero que se lo pase bien allí 😉

  2. 13 septiembre 2016 at 9:17 am

    Pues vuestro cole se parece mucho al nuestro, y eso de desayunar sólo fruta la que sea, tiene a los padres de aquí revenidos, porque dicen que sus niños van a pasar hambre, y que no les gusta la fruta… En fin. El nuestro es un colegio un poco hippie, pero ayer, en el estreno, descubrimos que mi bichilla sigue teniendo aún un espíritu más libre que el que allí impera, hasta el punto de que tuvieron que cerrar la clase con llave para que no se les escapara en un descuido. ¡Ay, qué nos quedará que pasar!

  3. Karin
    Responder
    13 septiembre 2016 at 10:41 am

    Buenos dias!Pues que alegria saber que habeis dafo con esta escuela tan genial!
    Somos papás de 3 hermos@s hij@s😍 y nuestras dos niñas ya llevan un tiempecillo en el cole,deciros que van a un cole público y que si trabaja por proyectos,que están muy bien y que ellas van encantadas!También involucran muchísimo a los padres y eso nos hace muy felizes ya que podemos participar en muchas actividades!
    Desearos un buen curso y que Mara siga tan feliz!

  4. Sara
    Responder
    13 septiembre 2016 at 11:09 am

    ¿Y podríamos saber qué cole es? Nosotros también vivimos en Madrid capital y estamos en el último curso de la escuela infantil. Estamos contentísimos en la escuela infantil (la EEI Doña Francisquita), pública, que sigue la pedagogía Reggio Emilia, basada en el juego libre, la experimentación a través de los sentidos, etc. Y nos gustaría buscar un cole que responda también a esos valores

  5. Raquel USA
    Responder
    13 septiembre 2016 at 11:47 am

    Nosotros estamos en lista de espera para una escuela Montessori en EEUU para el año que viene… Bruna solo tiene dos y medio y este año todavía se va a quedar conmigo y su hermanita que está en camino. Muy a pesar de los pesares de la gente pesada que todo el rato me pregunta por qué no la llevo ya al cole. Porque no nos da la gana! les digo con mala cara! Trabajo desde casa y me lo monto bastante bien! Y muy orgullosa de ello. Además ella está encantada y yo estoy disfrutando cada minuto!

  6. Cherry
    Responder
    13 septiembre 2016 at 12:39 pm

    Podriais decir el nombre o alguna pista? los que he encontrado en Madrid concertados casi todos son religiosos

  7. Koldo
    Responder
    13 septiembre 2016 at 1:08 pm

    Que lo disfrutéis!!!

  8. Silmuest
    Responder
    13 septiembre 2016 at 4:16 pm

    Pues me alegro mucho porque vuestra opción haya estado a la altura de las expectativas y cumplan vuestra necesidades. En mi caso habido todo lo contrario y estamos pasando unos días horribles, tanto q he pensado en sacarla. Nuestro cole tb es concertado no religioso y se vendía como colegio respetuoso con el ritmo de los niños, progresista y tb no usar libros sino proyecto si bien solo en infantil. En las puertas abiertas se dijo q habría al menos una semana de adaptación. Hicimos matrícula y hasta julio no tuvimos correo allí se decía que se empezaría el 8 septiembre y q la reunión sería el 5, y q el 6 y 7 de septiembre irían hora y media. Pues señores además se hacernos perder tres días de vacaciones, aunque así el papa pudo estar, eso fue su adaptación. El jueves ya cuatro horas del tiron y siempre solos, sin estar padres. Decir q además mi hija es de finales de año y que nunca ha ido a guardería. Los dos días de hora y media se quedó más o menos bien por la novedad. El jueves ya lloro al salir, el viernes la lleve más tarde y tb la deje llorando. Hable con la profesora y me dijo q poco a poco y q iríamos viend, peto ayer ya no quería ni entrar y hoy ya en casa ni quería ir. Me siento engañada pir el colegio y me siento mal pues yo no dejo llorar a mi hija no la he criado así y ayer estaba perdida y angustiada. Mucha gente me dice q es normal yo no lo veo así, será habitual peto normal no es. Mañana tengo reunión con la tutora hoy me dijo q fuera de 11 a 13,se quedó llorando peto dp al recogerla la vida mejor. Mañana me aclarará peto me fijo q es q son los padres los q no quieren periodo de adaptación. Yo me siento engañada y decepcionado y que estoy traicionando s mi hija, mi pareja no lo ve tanto adi aunque dice q me apoya y otros pensarán que soy una exagerada. No soy una madre controladora y se que no puedo evitar el sufrimiento de mi hija pir siempre peto esto lo veo innecesario. Decirme que opináis por favor, gracias Adrián!y si puedes me dices el Cole de las pequeña saltamontes, besos

  9. 14 septiembre 2016 at 10:42 pm

    Pues oye, ¡olé! Hicisteis un pase largo cuando el delantero todavía no había empezado ni a desmarcarse y, de momento, ya se ha quedado solo delante del portero. Quien no arriesga no gana, y os merecéis ganar eso y mucho más. Hasta ahora tiene buenísima pinta y seguro que cada día no hace más que confirmároslo, ya veréis. Estamos deseosos de seguir leyendo sobre un cole tan chulo y tan apetecible. ¡Me dan ganas de ir hasta a mí!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info