Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

sillita cocheVaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, desde hace unas semanas Maramoto fluye como la seda en el coche para sorpresa de sus papás en prácticas. De vez en cuando tiene alguna rabieta, por supuesto, pero ahora podemos movernos en coche sin temor a tener que parar en el primer polígono industrial de turno. Como os digo, este método no tiene ninguna base científica ni sé si funcionará con otros bebés (tan iguales y tan diferentes ellos), pero son acciones que nos han ayudado a nosotros para conseguir que Mara la exploradora supere su trauma con la sillita del coche. ¡Vamos con ellas!

1. Estómago lleno: Imprescindible para que todo lo demás tenga éxito que la pequeña saltamontes esté recién comida o al menos sin hambre. Si tiene ganas de comer y encima la metemos en la sillita estamos introduciendo en el coche una bomba de relojería de mecha muy corta. Así que el primer paso es ofrecerle la tetita antes de iniciar el viaje. Con el estómago lleno, además, es más fácil que les venza el sueño con el movimiento del coche.

2. Explicarle al bebé todo lo que estás haciendo: Quiero pensar que nos entienden, porque a la mamá jefa le ha funcionado a la perfección este diálogo que establece con su renacuaja. Todo dicho con mucha dulzura. “Ahora vamos a subir al coche y me vas a guardar las llaves, ¿vale?”. “Ahora la mamá se va a poner delante a conducir y enseguida te coge”.  “Vamos a ir al supermercado y vamos a tardar muy poquito en llegar”. Y así continuamente. Explicándole en todo momento a Maramoto lo que van haciendo. Lo cierto es que esto, que así leído puede parecer un poco chorra, tranquiliza mucho a nuestra bebé. Aunque bien es cierto que es un trabajo diario para que los peques vayan cogiendo confianza y viendo que la sillita del coche no tiene nada malo.

3. La mamá viaja delante: A este aspecto le doy una gran importancia. La mamá jefa, además de hablarle mucho y con mucho cariño, empezó a coger el coche y a salir sin mi presencia, así que se vio obligada a ir delante. Luego, cuando viajábamos los tres, seguimos apostando porque la mamá viajase como copiloto. Y la peque empezó a llorar menos. Quizás porque no tenía a su madre al lado. A veces el papá en prácticas tenía la sensación de que lo que más rabia le daba a la peque es que su madre viajase a su lado y no la cogiese en brazos. Ahora la mamá vuelve a sentarse detrás, pero Maramoto ya acepta mejor su situación en la sillita.

4. El juguete filosofal: Mara tiene un juguete predilecto que le vuelve loca. Se trata de un llavero con llaves gigantes de colores. Como le gustaba tanto, decidimos que lo íbamos a bajar al coche. De esta forma, cuando se sienta en su sillita, tiene un aliciente que le llama mucho la atención y la entretiene durante buena parte del trayecto. Además, gracias a él, superamos el momento más traumático. Ahora sentarla es mucho más fácil porque ella tiene un entretenimiento a su alcance.

Como os he comentado antes, no sé si esto funcionará con otros bebés, pero si tenéis el mismo problema, no está de más intentarlo. Nosotros hace poco no podíamos ir ni al centro comercial que tenemos al lado de casa sin parar por el camino. Ahora podemos desplazarnos sin miedo a los arrebatos de la peque y la semana pasada, para que os hagáis una idea, hicimos incluso un desplazamiento de 80 kilómetros y tan contentos. Ya estamos planeando el próximo viaje a Valencia en coche. Esa será la prueba del algodón definitiva.

28 respuestas

  1. 28 abril 2014 at 9:09 am

    ¡Qué bien lo habéis hecho! Mira, lo del estómago lleno sí me parece clave. Al mío, con el estómago lleno, le entran ganas de dormitar un poco, o al menos se amansa y no le importa nada ir en el coche. Nosotros también vamos siempre delante y creo que eso ayuda. ¡Enhorabuena por el logro, que no es poco! Qué gusto dan estas pequeñas victorias de padre, ¿verdad?

    • 28 abril 2014 at 9:22 am

      Pequeñas victorias que son grandes hazañas para los papis 🙂 Desde luego, igual que con tu peque, lo del estómago es innegociable. A partir de ahí podemos empezar a probar otras cosas, pero bien comidita la reina de la casa tiene que ir 😉

  2. 28 abril 2014 at 9:12 am

    Jajajajajaajajajaja
    Esta es la carcajada que he soltado al leer el título xD

    Te cuento: La mía era imposible de que no fuera llorando y gritando tetaaaaaaaa.
    No podíamos llevarla con el estómago lleno porque ha heredado de su madre, (a parte de la gracia y la hermosura) el marearse en los coches…

    Y cuando ya logramos resignar a la enana con juguetes y canciones infantiles llega el guapo de turno y le enseña que lleva un dvd portátil…. ahora en vez de teta grita pocoyoooooo jajaja

    #mecagueneliluminatideldvd xD

    Un besoo

    • 28 abril 2014 at 9:23 am

      El título es puro marketing xDDDD

      Bufff, si a la nuestra le pasase como a la tuya con los mareos ya hubiese vendido el coche porque no iba a poder utilizarlo en la vida 😛 Ya nos llegarán a nosotros los días del DVD. Ay, señor… 😉 ¡Un besote!

  3. 28 abril 2014 at 9:31 am

    Estaba impaciente por leer este post!! Nosotros hemos probado muchas de las cosas que decís, pero no siempre fincionan! Lo que sí funciona es el tiempo, veo que cada vez monstruito va tolerando más la silla del coche, es cierto que mejoró cuando empeze yo a conducir y es el papucho el que va detrás con el! Pero no hay regla fija, ayer camino de madrid perfecto, la vuelta de infarto! No se sí os pasara a vosotros, pero a Monstruito le cuesta mucho dormirse, y cuanto más tarda peor, entra en una espiral de frustración!!!! En fin! Gracias por los consejos, probaremos algunos más, y el llavero mordedor con llaves gigantes también es uno de los juguetes favoritos de L, esto ya me da miedo!! 🙂 🙂

    • 28 abril 2014 at 9:36 am

      jajajajaja Monstruito y pequeña saltamontes viven vidas paralelas 🙂
      A Mara también le cuesta dormirse, pero últimamente, y sobre todo si entra con el estómago lleno al coche, se está durmiendo con más facilidad. Antes era imposible. Tan imposible como sentarla en la sillita. También creo (aunque eso no lo he puesto en el post) que influye que ahora haga menos frío y vista ropa más ligera. Yo creo que antes se agobiaba embutida con el plumas en la sillita… Seguro que ya mismo el peque os sorprende con viajes placenteros. Tanto en la ida como en la vuelta 😉

  4. 28 abril 2014 at 10:12 am

    A Daniela le damos una botellita con un culín de agua y mano de santo!!

  5. 28 abril 2014 at 10:30 am

    Jajaja me encanta! Nosotros tb le dejamos juguetes “de ultimo recurso” para el coche y los vamos cambiando porque llega un momento en el q ya no le hacen gracia… y por ahora uno de los dos va con ella detras. Yo creo que cuando la cambiemos al grupo1, q ira mas sentada y menos tumbada, se quejara menos!!

    • 28 abril 2014 at 10:34 am

      Si, yo también lo creo, porque en estas sillitas del grupo 0 los bebés van metidos a presión casi. Sobre todo en invierno. Ahora ya noto que sin chaqueta la peque también va más desahogada y tranquila 🙂

  6. 28 abril 2014 at 11:15 am

    Me alegro de que hayais encontrado solución al tema. Yo no me puedo quejar. El unico problema son los viajes largos…. yo sigo yendo von Coquito atrás jejeje
    Good luck

  7. 28 abril 2014 at 12:40 pm

    Pues poco más o menos como mi bichilla, que yendo con la panza llena y el pañal limpito sí parece dispuesta a hacer kilómetros. Lo que no me había planteado es que mi presencia en el asiento trasero pudiera molestarla ¡lo que me faltaba por creer para confirmar esta posible crianza de desapego que sufro!

    • 28 abril 2014 at 2:34 pm

      jajajajaja No pruebes! No sea que resulte y se confirme tu teoría del desapego materno de la bichilla 😛

  8. 28 abril 2014 at 2:20 pm

    Buen método, y si a vosotros os funciona estupendo! Tenía que ser una pesadilla viajar con la niña llorando todo el rato… me alegro de que lo hayais solucionado 🙂

    • 28 abril 2014 at 2:35 pm

      La verdad es que nos movíamos poco (en coche) para evitar estos líos. Por suerte parece que la cosa se va normalizando. Cruzo dedos 🙂

  9. 28 abril 2014 at 2:53 pm

    Lo del juguete es una buenísima idea. Y lo de la mamá de copiloto un truco genial!

  10. Bekapop
    Responder
    28 abril 2014 at 2:59 pm

    El mio era muy parecido le gustaba poco el coche ya tiene 27 meses y ahora aguanta muy bien, acabamos de venir de Madrid (somos de Valencia) y se ha portado super bien. Poco a poco seguro que podéis salir mas, animo.

    • 28 abril 2014 at 3:04 pm

      ¡Gracias! Yo soy de Valencia, aunque vivo en Madrid. Así que nuestra prueba de fuego será el viaje a la terreta. De momento hemos ido en AVE. Ya veremos si funcionan los trucos con 350 kilómetros de por medio 😉

  11. Raquel
    Responder
    28 abril 2014 at 3:29 pm

    Oleeee fácil y sencillo. Yo la idea de ir delante….creo que no me funcionaria la verdad, porque cuando voy detrás y llora le pongo chupe y se calla, o le canto o le hablo y se calla mirandome o diciendome sus ajos así que delante no tengo esta opción. Pero lo de decirle que vamos hacer en cada momento me gusta!!! Y el gordo aun no tiene juguete predilecto 😉
    Besotes

    • 28 abril 2014 at 3:39 pm

      Pues corre, a buscar un juguete que enamore al gordo 🙂 Espero que alguno de estos consejos te sirva de algo, aunque igual sólo sirven para nosotros (que no es poco, oiga) 😛 ¡Un besazo, compañera!

  12. 29 abril 2014 at 8:40 pm

    Por fin el gran post que esperaba 🙂
    La verdad es que hacemos ya todo lo que dices con la piccola… pero me funciona a días, y el día que si que me funciona, dura un tiempo limitado. A la que se cansa del juego empieza la fiesta de llantos!! Ahora le ha dado por hacer pedorretas, asi que cuando le hacemos nosotros ella responde, y la hacemos aguantar un rato así sin llorar… pero cuando se cansa, si el viaje es largo, llega un momento que ya no hay forma de entretenerla… 🙁
    De todas formas gracias por compartir vuestro metodo! Y me alegro mil que a vosotros os funcione! 😉

    • 30 abril 2014 at 8:00 am

      La cuestión es buscarles un entretenimiento hasta que les venza el sueño. Nosotros tenemos ahora mismo el récord en 80 kilómetros de viaje apacible. Cuando vayamos a Valencia (375 km) será la prueba del algodón definitiva :-))

      • 30 abril 2014 at 10:32 am

        jajajajajajajajaja
        pues si!! Ahi lo veréis claro!! 🙂
        Nosotros hacemos a menudo 300km para ir a casa de mis suegros y cada ve nos es más dificil, porque no duerme durante 2 o 3 horas como hacía de recién nacida!
        Ya nos irás contando!

      • maria jose
        29 mayo 2014 at 10:50 pm

        Pues nuestra bebe ( ahora 12 meses) al contrario paso de dormir en el coche a no dormir nunca a partir de los 6 meses mas o menos ( Tambien es anticarrito y porteo total) asi que la unica solucion que hemos encontrado es entretenerla con juegos y canciones y cuando le entra el sueño echarle fuera del coche la siesta en la mochila y ya ni intentamos meterla dormida al coche porque se despierta. Asi que viajamos con tiempo y paciencia ( hacemos viajes de 300-350km con frecuencia). Esperemos que con el tiempo mejore….ahora si, da una rabia cuando te dicen “Uy que rara tu niña, el/la mi@ se duerme en cuanto le monto en el coche”…

      • 30 mayo 2014 at 7:42 am

        Ya te digo! Esa frase nos la han dicho mucho! Y uno contestaría: “Pues genial por ti, oye, pero déjanos en paz a nosotros con nuestros líos”. Pero nos callamos, que está mejor visto 🙂 ¡Ánimo, compañera! A ver cómo sale nuestra primera experiencia de viaje largo cuando lo hagamos… ¡Un abrazo!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info