De mes en mes

demesenmesHay una canción de Ricardo Arjona que se titula así, “De mes en mes”. Me encanta desde que la descubrí dentro de un disco que he hecho girar mil y una veces en mis reproductores de música (Sí, esos aparatos que teníamos en casa antes de que Spotify, los iPod y los mp3 lo invadieran todo). Y a la mamá jefa también le gustaba, hasta que se paró a escucharla mejor y le pareció machista. No voy a entrar a discutir eso, porque seguramente el cantautor guatamalteco se podría haber ahorrado una estrofa. O dos. Pero yo no puedo ser neutral con Arjona. Me tiene ganado. Quizás porque he bailado sus salsas con más entusiasmo que ninguna otra. Especialmente su ‘Historia de un taxi’. Es escucharla y se me van los pies a la pista. Esa pista que no tenía espinas, como decía siempre un tipo cubano único que entre concierto y concierto con Isaac Delgado o la India pinchaba salsa cubana en el pub al que iba cada semana en Valencia.

Todo este rollo del primer párrafo venía únicamente a cuento del título del post. De mes en mes. Porque de mes en mes va girando rápida la vida y quitando hojas al calendario nos hemos plantado ya a 8 de abril. Un día como otro cualquiera si no fuese porque la pequeña saltamontes (que bailó las salsas de Ricardo Arjona en la barriga de su madre y las sigue bailando ahora en mis brazos) cumple hoy seis meses de vida. Seis meses desde aquel 8 de octubre de 2013 de nervios, sonrisas y lágrimas que hoy me parece extrañamente lejano. Como si el tiempo, además de volar a la velocidad de la luz, se hubiese estirado haciéndonos inalcanzable aquel momento mágico que la lejanía me impide tocar pero que mi mente se empeña en rememorar cada cierto tiempo. Cada vez que el papá en prácticas escucha cómo la mamá jefa le dice a nuestra Maramoto aquello de “¿Te acuerdas de cuando nos conocimos?”.

Porque sí, tras 42 semanas imaginándola, aquel 8 de octubre nos conocimos. Y fue mágico. Como cuando conocí a la mamá jefa. Pequeños instantes que la vida te regala para que los conserves siempre. Porque tengo la sensación de que la vida, de alguna forma que no sé explicar, te avisa para que disfrutes y retengas todos los detalles posibles en esos momentos en los que estás conociendo a alguien muy especial. Alguien que te acompañará durante muchos años en tu viaje. Y que te llenará de amor. Y de sentimientos y sensaciones imposibles de explicar. De aquellas que hay que vivir para sentirlas. Y contarlas, que diría Gabriel García Márquez.

Y aunque la presencia de un bebé haga que a los mayores el transcurso del tiempo nos parezca aún más rápido si cabe, su llegada al mundo trae consigo algo maravilloso. Porque los meses dejan de ser entes abstractos que se suceden sin un sentido aparente entre año y año. Los meses cobran un nuevo sentido y de mes en mes, de repente, surge un motivo de celebración. Un mes, dos meses, diez meses, veinte meses… Seis meses. Y es una pena que conforme pasan los años perdamos ese sentido de celebración mensual y todo se limite al año. Un año me parece demasiado tiempo de espera. Porque cada mes hay algo que celebrar al lado de nuestra pequeña saltamontes. Aunque sólo sea el mero hecho de que nos haga sentir vivos con sus ganas por descubrir el mundo. Aunque sólo sea el eterno agradecimiento por tenerla a nuestro lado y que nos ilumine cada día con su dulce e inocente sonrisa.

Te amo más. De mes en mes.

24 respuestas

  1. 8 abril 2014 at 9:53 am

    Ooooh!!! felices 6 meses… a ritmo de salsa!!! 😀

  2. 8 abril 2014 at 10:29 am

    Pasa a un ritmo vertiginoso, hacéis muy bien en disfrutar cada momento, son únicos! 😉
    Felicidades a la linda Mara!

  3. 8 abril 2014 at 11:02 am

    Amigo, me encantan tus entradas. Soy muy sensiblero, ten cuidado con lo que nos haces a algunos de tus seguidores 😛

    ¡Grande, Adrián!

  4. 8 abril 2014 at 11:16 am

    Felices seis meses a la pequeña saltamontes y a sus papás!!
    La de topicazos que suelto desde que soy madre, pero son ciertos!! Estos niños nos cambian la vida desde el mismo momento en que aparecen en escena. Disfrutad todo lo que podais de vuestra Maramoto, el tiempo pasa volando y en nada ya estais soplando una velita 🙂

    • 8 abril 2014 at 11:20 am

      ¡Muchas gracias! Intentamos aprovechar cada segundo al lado de nuestra pequeña saltamontes! 😉

  5. 8 abril 2014 at 1:26 pm

    Preciosa dedicatoria para Mata. Espero que la lea algún día… Es curioso, nosotros vamos hablando de años, décadas o siglos en Historia. Pero durante el embarazo eran semanas y con los bebés meses….
    Felicidades a la pequeña!!

    • 8 abril 2014 at 3:20 pm

      ¡Muchas gracias, compañera! Siempre miramos a lo grande cuando hay que disfrutar de lo pequeño. De los segundos, de los minutos, de los días…

  6. Raquel
    Responder
    8 abril 2014 at 2:34 pm

    Oooh muchísimas felicidadeeeees por esos 6 mesotos, que rápido pasa el tiempo y con ellos mucho más. Hay que disfrutar cada segundo!!!
    Besotes

  7. 8 abril 2014 at 5:09 pm

    ¡Qué grandota ya! A mí lo que me sorprende es que desde que nació la bichilla me he aficionado a esto de contar de mes en mes, igual que durante el embarazo contaba de semana en semana, y claro, voy a un ritmo que la gente no me entiende.

    • 8 abril 2014 at 5:11 pm

      Lástima que luego perdamos esas costumbres por el camino y nos aficionemos a contar por años. Así todos nos entenderíamos 😉

  8. 8 abril 2014 at 6:40 pm

    Madre mía entre la mamá jefa y tu me vais a matar, otra lagrimilla!! Me parece precioso lo que has escrito y me encanta ver la visión del papá y la mamá sobre la pequeña. Mara tiene mucha suerte de tener un hogar tan feliz!

    Un abrazo y besitos a la grandota Mara!

  9. 8 abril 2014 at 7:13 pm

    Es tremendamente bonito lo que has escrito. Felicidades a la pequeña, y ya puestos celebremos los días, porque al menos yo, en cada uno de ello, veo en monstruito algo diferente y maravilloso, la evolución!! En la que tanto creo…. Así que día a día, felicidades para M.

    • 9 abril 2014 at 7:31 am

      Ayer miraba a la pequeña y de repente la veía muy grande. Como más mayor. Y al final es lo que dices, cada día es un cambio. Una sorpresa. Algo nuevo por descubrir. ¡Un abrazo!

  10. 8 abril 2014 at 11:47 pm

    Feliz cumplemes!! Yo celebro los del Miniser, aunque haya pasado el año que parece que es el inicio de solo celebrar cumpleaños, pero despues de tu post creo que voy a empezar a celebrar también los míos!!

  11. 9 abril 2014 at 7:54 am

    Felicidades Mara!!! Pero cuanto me siento identificada!!! Es cierto, podriamos seguir celebrando mes a mes para siempre no??? Me ha encantado tu post!

  12. 9 abril 2014 at 9:14 pm

    Enhorabuena a los tres!! mes a mes no sé, pero día a día seguro, cada día es una fiesta con los peques.

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info