Entre 2014 y 2015: Otros días vendrán

Veo todas las cosas sencillas que aguardan el regreso de un náufrago, que sueña con olvidar para siempre su naufragio, porque sabe, que más allá de la tormenta, otros días vendrán”

Otros días vendrán (Eduard Cortés, 2005)

otrosdiasvendran

Por una sola vez y sin que sirva de precedente, voy a empezar por el final. Antes de embarcarme en toda esta locura de blogger de paternidad, un servidor tenía un blog personal que actualizaba muy de tanto en tanto. En él, cuando se acercaba el fin de año, siempre me gustaba hacer cuatro recomendaciones (libros, películas, series y discos) que me habían marcado durante el año que empezaba a llegar a su fin. He decidido que podría retomarlo, aunque por esta vez voy a dejar fuera a los discos. En casa seguimos escuchando mucha música, pero apenas tenemos tiempo para pararnos a descubrir nuevos lanzamientos. Ya sabéis, la dura vida de padres…

Un libro: En la orilla, de Rafael Chirbes (Es de 2013, pero me da igual). Si habéis leído Crematorio o habéis visto la serie de ocho capítulos con la que Canal+ sacó todo el jugo de esta novela, estoy seguro de que estaréis deseando volver a sumergiros en las calles de Misent. Y si no es el caso, ya estáis tardando. Creo que es el mejor libro que me he leído en mucho, mucho, mucho tiempo.

Una serie: True Detective. Maravillosa. Sin más. Ocho capítulos. Sólo ocho. ¿Para qué más? Una obra de arte de la televisión. 8 horas para degustar a cámara lenta.

Una película: Para lo que somos la mamá jefa y un servidor, hemos visto muy poco cine. Cuesta encontrar tiempo. Y también el momento para dedicarle la atención que se merece. Entre lo poco que he visto, me quedo con Vivir es fácil con los ojos cerrados. Me emocionó la historia y me hizo irme a la cama con una sonrisa en la boca. Y no, no es que me pierda mi devoción por David Trueba.

Y después de las recomendaciones, volvamos a este post que redacto con la intención de poner un punto y final a 2014.  No será un año que recuerde con cariño. Más bien todo lo contrario. Creo que nunca tuve tantas ganas de que se acabase un año. Si 2013 fue el de la llegada al mundo de Maramoto, 2014 será para siempre el año de las pérdidas. Pronto empezaron a ir mal las cosas. Y han acabado aún peor. Creo que nunca una Navidad fue tan poco Navidad en mi casa. De un año para otro dos personas faltaban en la mesa de la cena de Nochebuena. Y ese vació ya nunca lo llenará nadie. Por mucho que Mara se empeñe en sacar sonrisas a todo el mundo. Aunque por unos instantes la pequeña saltamontes consiga que todos centremos nuestra atención únicamente en ella y nos olvidemos de las penas que nos deja para siempre 2014. Las sillas vacías están ahí. Es inevitable. Y por desgracia ya no están mi tía Amparo y mi tío Ángel para ocupar su lugar. Nos quedará siempre su recuerdo. Aunque ahora, todavía, ese recuerdo duela demasiado.

Con este panorama a cuestas, tengo la sensación de que 2015 sólo puede ir a mejor. En todos los sentidos. Espero que la salud nos respete. Y a partir de esa base empezar a cimentar un año que sepulte las desgracias de 2014 y convierta todas las desdichas del año que dejamos atrás en alegrías. De momento a nivel laboral empezamos bien. El  7 de enero vuelvo al ruedo en un trabajo que me motiva y me transmite buenas vibraciones. Y puede que, a la vez, empiece a colaborar de forma puntual con reportajes y entrevistas en una revista de fútbol que admiro y en la que jamás soñé ver escrito mi nombre. Y, por supuesto, seguiremos dedicándole muchas horas a Tacatá Comunicación, nuestro gran proyecto familiar de futuro. 2015 desprende ilusión en este sentido.

Como blogger, aspiro a sacar tiempo para mantener con vida este espacio. Me supone mucho trabajo, pero compensa con creces por las alegrías que me da. En forma de amig@s virtuales: Qué lujo conocer a tantos papás y mamás molones, compartir nuestras alegrías y nuestras penas, sentirse parte de algo muy grande. Y en forma de oportunidades: Para 2015 ya me han invitado a participar en dos mesas redondas con muy buena pinta y puede que próximamente cierre una colaboración que me fascina. Pero no quiero adelantar nada, que dicen que da mala suerte. Así que tiempo al tiempo. Os iré contando.

Y como papá en prácticas espero seguir aprendiendo. Y también disfrutando mucho junto a la mamá jefa con cada uno de los avances y ocurrencias de nuestra pequeña saltamontes. Ella es nuestra fuente de alegrías. Nuestra mejor decisión. Un rayo de luz permanente que nos alumbra el camino, incluso cuando parece que es imposible escapar de la oscuridad. Sé que también voy a sufrir, y a pasar sueño, y a necesitar mil dosis de paciencia. Pero qué demonios, aunque a veces se haga duro, imagino que en la mezcla de todo ello radica la magia de la paternidad. A veces pienso que si todo fuese un camino de rosas, no tendríamos la capacidad de apreciar esos instantes y pequeños detalles mágicos que nos brinda cada día esta maravillosa experiencia vital.

Así que sí, quiero ser optimista  y afrontar con ilusión y energías renovadas la llegada de 2015. Sé que después de días de oscuridad, el sol siempre vuelve a brillar. Primero quizás con timidez. Luego con toda su fuerza. Sé que más allá de la tormenta, otros días vendrán.

Feliz 2015, compañer@s. Mis mejores deseos para todos vosotr@s.

32 respuestas

  1. 30 diciembre 2014 at 10:06 am

    Creo que para muchos este año ha sido difícil… así que spero que este 2015 vnga mejor!!! feliz año nuevo !!!! unb esazo

  2. 30 diciembre 2014 at 12:46 pm

    Feliz 2015!
    Seguro que todo va a mejor este año! Disfruta mucho de tu preciosa familia.

    Un abrazo a los 3!

    • Un papá en prácticas
      31 diciembre 2014 at 5:25 pm

      ¡Qué alegría, como siempre, tenerte por aquí! ¡Feliz 2015, familia! ¡Y un abrazo enorme!

  3. 30 diciembre 2014 at 4:06 pm

    FELIZ 2015!!!!!
    Segurísimo que irà mejor.
    Besos

  4. 30 diciembre 2014 at 4:36 pm

    Muchos ánimos muchachote! Seguro que el próximo año irá mejor :).

    Por cierto, True Detective es nuestra próxima serie… en breve la empezamos 😛

  5. 30 diciembre 2014 at 5:15 pm

    Muy feliz 2015 para ti y tu familia, lleno de buenos momentos y de muchos éxitos, para que lo malo del 2014 quede bien escondido entre cosas buenas del nuevo año. Nos leemos! :)

  6. cristina
    Responder
    30 diciembre 2014 at 11:54 pm

    Feliç 2015! Te deseo mucha però mucha salud, suerte y alegria! Me gusta mucho tu blog 🙂 No lo dejes si puedes!

    • Un papá en prácticas
      31 diciembre 2014 at 5:27 pm

      ¡Gracias, Cristina! Haré todo lo posible para mantenerlo actualizado. Me da muchas alegrías como para dejarlo 🙂 ¡Un besote y gracias por tus palabras! ¡Feliç any nou!

  7. 31 diciembre 2014 at 12:30 am

    ¡True Detective! Muy buena recomendación, un guion redondo y muy buena narración. Nos enganchamos desde el primer momento.

    Sobre el 2014…parece que para muchos (me incluyo) ha sido un año duro de pérdidas y reestructuración. Así que el 2015 tiene que venir cargado de nuevos proyectos, que ya nos toca a todos ir recogiendo lo sembrado. ¡Enhorabuena por esos nuevos proyectos! Que paséis una feliz noche y a por un próspero 2015. Un abrazo.

    • Un papá en prácticas
      31 diciembre 2014 at 5:28 pm

      2015 va a ser EL año, ya lo verás, compañera! 🙂 ¡Un abrazo grande y feliz entrada en el nuevo año! ¡Un besazo!

  8. 31 diciembre 2014 at 1:04 am

    El libro ya me lo he apuntado. True Detective es la caña (aunque el final un poco demasiado transcendente), pero tenéis que ver The Knick!! Es brutal!
    Y ya veréis como el 2015 os trata muchísimo mejor. Un besazo enorme y que empecéis con buen pie!

    • Un papá en prácticas
      31 diciembre 2014 at 5:29 pm

      Apunto The Knick. Aunque ahora que ya no se pueden descargar, ¿cómo lo hago? 🙁 Me he quedado sin ver el final de Breaking Bad. Y me va a pasar lo mismo con los últimos ocho capítulos de Mad Men… ¡Qué dura es esta vida! 🙂 ¡Feliz entrada en 2015, familia!

      • 2 enero 2015 at 5:56 pm

        Yo no llevo el tema en casa y ando un poco perdida, pero mi megapirata sigue on fire. Cuando desvirtualicemos le preguntas

  9. 31 diciembre 2014 at 10:42 am

    Claro que si, el 2015 será un año cargado de cosas buenas y novedades fantásticas, ya lo verás. Esas sillas vacías seguirán, pero en vez de sentarse en ellas la tristeza se sentará la nostalgia, que la menos, es una comensal más llevadera.
    Os deseo lo mejor de lo mejor en este nuevo año que comienza, pero schhhttt, no desveles esos proyectos, así nos vas sorprendiendo día a día en el blog 😉

    Por cierto, libro y peli apuntados desde ya en la lista de recomendaciones culturales de gente que sabe!!

    Besos.

    • Un papá en prácticas
      31 diciembre 2014 at 5:30 pm

      Seguro que será como dices. Todo va a ir a mejor este año. Lo presiento 🙂 Os iré contando novedades tal y como vayan sucediendo. Si es que suceden finalmente 😀 ¡Un besazo grande y feliz entrada en 2015!

  10. 31 diciembre 2014 at 7:19 pm

    Feliz 2015!!! seguro que te las apañas para seguir sacando tiempo para entretenernos con tus post, este año de Mara va a ser genial, es una edad en la que casi cada día hay cosas que contar, estoy deseando leerlo todo!

  11. 2 enero 2015 at 12:09 pm

    Feliz 2015 familia!!! Espero que sea un año que os traiga alegrías y haga que se alivien las penas del 2014.
    Un beso!!

  12. 3 enero 2015 at 12:18 pm

    Feliz 2015, como dices, sólo puede ir a mejor. Me alegro mucho de lo de la revista deportiva, ¡enhorabuena! y de lo de las mesas redondas, ¡olé por ti! Estoy segura de que con esas cartas vais a tener muy buen año en tu familia.
    Yo lo he empezado mal, la verdad, pero no me atrevo ni a pedir cosas para 2015 ni a quejarme, así que me quedo tranquila y con la ilusión de ver crecer a mi niño día a día, que no es poco.
    Un beso enorme a la mamá jefa y a Maramoto. Por cierto, me animo yo también a recomendarte una serie: acabamos de ver ‘The Killing’ (la versión sueca es la mejor que la americana) y hemos empezado ‘Fargo’. Todo de asesinatos, pero está muy bien, el asesino es hasta gracioso.
    ¡Besos y feliz año!

    • Un papá en prácticas
      5 enero 2015 at 8:01 am

      ¡Feliz 2015, compi! Ya verás como este va a ser EL año. Para todos 🙂

      Esas dos series que me recomiendas las tengo pendientes. Pero ahora que ya no se pueden descargar lo tengo fastidiado… ¡Qué dura es la vida del pirata! 🙂 ¡Un besazo, Idoia! ¡Y vamos con ánimo a por este nuevo año!

  13. 3 enero 2015 at 7:52 pm

    Pues no queda sino corresponder con la misma moneda: ¡¡Felicísimo 2015!! Y que te sigamos leyendo por aquí con ese entusiasmo y ese asombro de padre en prácticas, que tanto te caracteriza.

    ¡Abrazos, compadre!

  14. Belén
    Responder
    4 enero 2015 at 8:45 pm

    Feliz 2015. Espero de corazón que todo os vaya muy bien. Siento las pérdidas irreparables del año pasado. Aún siguen vivos en el pensamiento y en el corazón. Enhorabuena por los nuevos proyectos y a seguir disfrutando de la paternidad. Un besazo fuerte, fuerte.

  15. 8 enero 2015 at 2:34 pm

    Os deseo lo mejor y que las heridas se vayan curando.
    Besazos familia!!!!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info