Pequeños lectores: “Historia de un calcetín desparejado”

Recuerdo las ferias del pueblo de mi madre. Aquellos meses de agosto en los que toda la familia nos juntábamos en casa de mis abuelos (40 personas entre adultos y niños, que parecíamos piezas del tetrix a la hora de dormir) y en los que era tradicional echar unas monedicas en la tómbola mientras el feriante enumeraba regalos como quien vende “pipas, chicles, caramelos” en un puesto del mercado. Y recuerdo a todos mis primos volviendo con algún objeto inservible entre las manos. Todos menos yo, que a mis padres nunca les tocaba nada en la tómbola. Ni en ningún otro sitio. Y lo peor es que ese gen de la (no) suerte parece ser hereditario, porque no me sale ni el reintegro en la primitiva. A Diana esto último sí. Y hasta le tocan libros en sorteos de otros blogs. Puede que mi suerte esté cambiando para siempre.

historia-de-un-calcetin-desparejado-02

Todo este primer párrafo de viejo chocho que desvaría sin venir a cuento para decir que a Diana le tocó en un sorteo realizado por Pekeleke el álbum ilustrado del que os vengo a hablar hoy, “Historia de un calcetín desparejado”, escrito por Rafael Nieto, ilustrado por Miguel Cerro y publicado por una editorial a la que le tenía ganas desde hace tiempo, Ediciones la fragatina. Y no, no me ha decepcionado para nada el primer encuentro con ésta editorial aragonesa. Todo lo contrario. Hemos tenido mucha suerte de que esta pequeña joya haya caído en nuestras manos. Compensa tantos y tantos años de frustraciones en la tómbola…

El texto de Rafael Nieto cuenta la historia de un calcetín deportivo clásico, de aquellos altos con una franja roja y otra azul en la parte superior (¿los recordáis? Son tan vintage…), que ha sido abandonado por su par, que harto de los partidos de pádel de su dueño se ha ido a vestir el único pie del pirata Malapata. A partir de ese momento, el pobre calcetín desparejado empieza a experimentar miedo e incertidumbre sobre su futuro, sobre todo teniendo en cuenta que su dueño es un señor aparentemente muy serio que jamás se pondría dos calcetines diferentes. Un miedo que es alentado por los comentarios de otros compañeros calcetines de cajón (ejecutivos, de fantasía, deportivos tobilleros modernos…), que además de someterle a una especie de acoso en versión calcetinil, le auguran el peor de los finales.

historia-de-un-calcetin-desparejado-03

Y esta “Historia de un calcetín desparejado”, tan divertida como completamente surrealista (aunque perfectamente podríamos cambiar los calcetines por personas sin que se perdiese un ápice del significado), avanza a paso firme, sin decaer en ningún momento, gracias a los personajes dibujados por Miguel Cerro (todos poseedores de unos ojos y unos rasgos faciales que podría haber firmado el mismo Picasso) y, sobre todo, al original y desternillante texto, cargado de guiños para adultos que os harán soltar más de una sonrisa y alguna que otra carcajada mientras le contáis el cuento a vuestros hijos.  El cierre, absolutamente precioso, es un rayo de esperanza para aplicar a nuestra vida diaria, a nuestros propios miedos. A veces, esos temidos finales tras los que solo intuimos oscuridad, se convierten por arte de magia en inesperados y luminosos principios.

Canela fina.

historia-de-un-calcetin-desparejado-amazon

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info