Cine y (m)paternidad: La habitación

A veces se alían los astros y tenemos tiempo para ver una peli. Y a veces se alían aún más si cabe y Sony Pictures nos hace llegar a casa, dentro de una pieza gigante de Lego, el blu-ray de una película que llevamos meses deseando ver: ‘La habitación’. Hay días en que todo fluye de una manera misteriosa. Eso ocurrió hace ya dos fines de semana y desde entonces, de vez en cuando, aún sigo masticando algunas de las escenas de esta dura, impactante y a la vez preciosa cinta irlandesa que le valió a la actriz Brie Larson, imponente durante todo el metraje, el Oscar y el Globo de Oro como mejor actriz.

Teníamos referencias sobre este film dirigido por Lenny Abrahamson y basado en el best seller de Emma Donoghue. Y sabíamos que era una película dura, de difícil digestión, especialmente cuando eres padre y hay temas a los que eres especialmente sensible. A realidades como la de esa mujer, secuestrada desde los 19 años en un cubículo de apenas unos metros cuadrados (la habitación). Y la de su hijo de cinco años, fruto de una de las violaciones a las que es sometida por su captor, convertido en su único motivo para seguir viviendo, en un acicate para a través de la imaginación hacer de ese pequeño espacio un mundo entero para el pequeño Jack (sin palabras para la  sublime interpretación de Jacob Tremblay).

la-habitacion-01Y sin embargo, pese a esas referencias y pese a un inicio ambiguo que uno tarda en poner en contexto si no ha leído de qué va la historia, con el paso de los minutos todo resulta aún más duro si cabe, más inquietante. Especialmente en esa primera hora que es cine en mayúsculas, inolvidable en cada uno de sus planos, de sus diálogos, de sus matices; un primer tramo que convierte la habitación en un asfixiante y claustrofóbico escenario en el que sin necesidad de mostrar violencia nos atemoriza y nos hace sufrir por los dos protagonistas. Especialmente cuando uno comprueba lo fuerte que puede llegar a crecer el amor en medio del más absoluto horror. Y cuando empieza a ver en ese pequeño de cinco años que no ha visto nada más allá de las paredes del cobertizo, que nació y ha vivido encerrado, un parecido físico más que razonable con su hija, lo que le hace sufrir aún más si cabe cada escena, cada instante de puro estremecimiento.

En su segunda parte la película gira hacia el melodrama (el guión y la historia así lo demandaban), pero aún así mantiene el estilo, la contención narrativa y la credibilidad. De esta forma, cuando lo fácil era que cayese en picado y se sumergiese hasta ahogarse en lo sentimental y en la búsqueda de la lágrima fácil, Abrahamson, apoyado en las magníficas interpretaciones, en los diálogos y los silencios, consigue cerrar un conjunto memorable; un film redondo que desprende luz pese al dolor (gracias en parte a los magníficos e inocentes monólogos interiores del niño) y que es un canto al instinto de supervivencia y a la fortaleza del vínculo madre-hijo, que todo lo puede, perfectamente sintetizado en un pensamiento del pequeño Jack:

“Aquí fuera hay muchísimas cosas. Y a veces da miedo. Pero no pasa nada, porque siempre estamos tú y yo”.

Una joya.

6 respuestas

  1. La maternidad de Krika en Suiza
    Responder
    4 noviembre 2016 at 2:58 pm

    Guau, que chula. No la había oído pero me parece que la voy a tener que ver. Me encantan ese tipo de películas que dejan huella.

  2. Raquel USA
    Responder
    4 noviembre 2016 at 3:21 pm

    Ni te cuento cómo me dejó esta película… la ví sin tener ninguna referencia y en pleno bajón hormonal después del destete… imagínate! Me dejó en shock por bastantes semanas… con ese sabor agridulce… bufff tremenda!

  3. Enrique
    Responder
    8 noviembre 2016 at 11:06 pm

    Buf. Solamente leyendo tu descripción ya me estremezco. Sólo con la cita final del niño ya amenazan con asomar las lágrimas. Ésta creo que no se la cuelo a Vanesa si se entera de qué va. Menos mal que siempre puedo recurrir al azar para elegir qué película vemos ;). Suena tremebunda.

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info