Los dos filtros gastronómicos de Maramoto

maraCómo ya os he comentado en alguna ocasión, nuestra pequeña saltamontes no mostró demasiado interés por la comida en un primer instante. Con el tiempo, su interés ha aumentado y también su capacidad para coger alimentos, sean del tamaño que sean, y tragárselos. No podemos decir que sea una glotona, ni mucho menos. Más bien podríamos decir que come como un pajarito. Pero lo cierto es que podemos afirmar sin pillarnos los dedos que en estos tres meses y medio de Baby Led Weaning la cosa ha mejorado mucho. Y eso aunque la bandida siga empeñada en ensuciar más de la cuenta. Parece que le gusta vernos a ras de suelo recogiendo una y otra vez la comida que ella rechaza…

Observándola durante todo este tiempo en su interacción con la comida, la mamá jefa y un servidor nos dimos cuenta de que Maramoto tenía un primer filtro para decidir si se comía o no un determinado alimento. Ahora que ya interactúa todavía más con nosotros, hemos observado que a ese primer filtro ha añadido otra fase de cribado más selectiva aún. La señorita es toda una bebé gourmet, así que por supuesto, no se iba a comer cualquier cosa. A ver qué no habíamos pensado nosotros…

Filtro 1 o filtro gourmet: Este primer cribado lo veíamos como algo normal al principio, pero tres meses y medio después ya podemos decir que se ha convertido en toda una marca de la casa de las experiencias gastronómicas de Mara la Exploradora. Lo primero que hace la peque cuando le das un alimento, es aplastarlo con sus manos con toda la fuerza de la que es capaz. Si el alimento resiste a su capacidad de ‘espachurre’, se lo come. Si se deshace en sus manos, lo rechaza. Así de simple. De forma que le das una patata al vapor, y no hay manera. Pero si le das una patata frita, no deja ni las migas.

Este filtro provoca que Mara la exploradora sea una gran aficionada a la carne, las fresas, el pan, las tortitas, las albondigas (de lo que sean), las tortillas y de todo aquello en general que tenga una cierta consistencia. Por contra, apenas ha probado la zanahoria hervida, por ejemplo. Y hace verdaderas escabechinas con frutas como la naranja, la sandía (cuando le da por ahí) y con las galletas que le hace su madre. Tanto trabajo para que la peque las convierta en migas…

Filtro 2 o filtro de seguridad: Esta es la fase de cribado que Maramoto ha añadido en las últimas semanas. Ahora, antes de meterse su comida en la boca, nos la da a probar a la mamá jefa o al papá en prácticas. Y si aceptamos su invitación y probamos lo que nos ofrece, ella después se lo sigue comiendo. Hemos llegado a la conclusión de que la pequeña saltamontes se fía muy poco de nosotros y que por ello tiene más protocolos de seguridad que un emperador romano. Y eso que aún no ha visto la serie ‘Yo, Claudio’…

Y vuestros bebés, ¿Tienen algún filtro gastronómico? 😉

40 respuestas

  1. 22 julio 2014 at 9:27 am

    Jajajjajajajaja me parto con lo de que antes os lo da a probar a vosotros… Qué le habréis hecho para que desconfíe así

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 11:33 am

      Cada vez tengo más claro que somos unos malos padres… 😛

  2. 22 julio 2014 at 9:56 am

    Jajajaja!
    Qué graciosa! Al bichito le pasaba exactamente lo mismo. Lo de dárnoslo a probar a nosotros primero, todavía lo hace si es algo nuevo, pero lo de la consistencia ha cambiado bastante. En un principio le pasaba como a Mara y las patatas cocidas incluso le provocaban una pequeña arcada (supongo que por la textura) pero ahora le encantan y lo que suele rechazar es lo que tiene pellejito tipo pimientos y demás…
    No os preocupéis que el bichito al principio comía muy poquito y ahora me asusta lo que come…

    Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 11:33 am

      En el bichito tenemos nuestra esperanza puesta. Esperemos que evolucione como ella, porque de lo contrario va a pasar más hambre… jajajaja ¡Un abrazo!

  3. 22 julio 2014 at 10:42 am

    Jajaja, qué bonica! Mara es como Cleopatra, necesita siempre cerca a sus catadores oficiales!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 11:35 am

      Anda que se va a fiar ella… Con la de complots históricos que ha habido contra las reinas de la casa 😛

  4. 22 julio 2014 at 11:17 am

    Que sibarita! Jeje Cachorro combina purés y sólido y come todo todo lo que le des! Lo que sea, bacalao, tortilla croquetas o brocoli le gusta todo! Jaja así que la hora de la comida es lo mejor del día sobre todo cuando hay algo nuevo para el! Un abrazo

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 11:35 am

      Con Mara los purés es imposible. En su boca solo entra lo que ella quiere. Y ya ves lo sibarita que es la niña… 😀 ¡Un abrazote!

  5. susana
    Responder
    22 julio 2014 at 12:38 pm

    A mi peke lo que no prueba siquiera es todo lo que le resbale en la mano, así que nada de fruta, ni tomate… Antes si se lo tomaba, así que espero paciente que pase esta fase. También nos da de comer a nosotros pero no lo hace a modo de filtro como la tuya, jeje, sino para jugar. Pero vamos que come como un pajarito, sigue tomando un montón de teta…

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 12:45 pm

      jajajajaja Imagino que la nuestra también lo hace para jugar, pero es que su papá en prácticas tiene mucha imaginación 😛 Con esto no nos queda otra que paciencia. Seguro que con el tiempo comen de casi todo! ¡Un abrazo, Susana!

  6. Ana
    Responder
    22 julio 2014 at 12:46 pm

    Jajajajaj! Pues hace muy bien! No hay que fiarse de nadie! Jajajaja me meo con Maramoto! Monstruito no hace ningún cribado especial, el primero lo mira con cara de asco, eso que no falte y luego a la boca, si le gusta lo volverá a mirar y seguirá comiendo. Si no le
    Gusta sacara la mano fuera de la trona y allí donde no haya mantel en el suelo o periódicos lo tirara mirándote a la cara.. Yo le pongo palabras a sus gestos y me da la sensación que nos dice… Que sea la última vez que me das esto! Así es monstruito! Filtros pocos! Las cosas claras! Un abrazo familia!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 12:48 pm

      jajajajajaja Ese monstruito es mucho monstruito! Menudo crack está hecho! Me encanta eso de ponerle voz a sus gestos/miradas. ¡Qué bueno! :-)) ¡Un abrazo enorme!

  7. 22 julio 2014 at 12:50 pm

    jjajajaj, eso de que os lo dé a probar es muy bueno. Mejor que en mi caso, que siempre le robo del plato un poco. Lo de espachurrar la comida es un clásico, el mío tiene un dedo con el que aplasta todo y le hace un agujerito en medio, como un donut. Últimamente hace lo mismo pero con el tenedor, va depurando la práctica 😉

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 1:02 pm

      Eso del donuts ya es mucho nivel, ¿eh? ¡Qué tío! 😛

  8. 22 julio 2014 at 1:50 pm

    Jajajajajaja, ¡qué buena es! ¿Cómo va a comerse algo que vosotros no comáis? No, no aquí a comer todos lo mismo. No le van a dar gato por liebre, no. La felicito!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 4:42 pm

      jajajaja Es una pájara esta niña!

  9. 22 julio 2014 at 1:57 pm

    Uuuuffff…La princesa ya no, esta con tres años que tiene la das una vaca y se la come enterita y sin rechistar como tenga hambre. Pero es muy comun que los peques hagan eso, al principio recuerdo como no la gusta el pescado cuando estaba harta de comerlo en pure. Cuando empezo a verme a mi se lo comia sin decir ni mu y luego me pedia del mio, ahora como ve al padre que pasa del pescado ella dice que tambien pasa, asique imagina mi pelea para que coman los dos jajajaj….

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 4:43 pm

      jajajajaja Ay, el pescado! Menudas disputas tendrás en casa. Aquí nos gusta a los dos, pero de momento Maramoto muestra poco interés por él. Veremos con el tiempo… 🙂

  10. 22 julio 2014 at 2:06 pm

    Jejeje… ¡Mola!

    La nuestra viene haciendo algo parecido desde hace pocos días… Agarra algo con la mano, levanta la cabeza, y te lo ofrece… ¡¡Pero la mayor de las veces no lo llega a soltar!! Anoche, precisamente, me hizo todo el lío: me ofrece con la mano… llego yo, tan ufano, y a la que voy a morder el trocillo, ¡ella lo retira y se lo mete en la boca, la jodía! ¡Me toreó de mala manera! Jajajaja… ¡Qué lince!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 4:44 pm

      ¡Qué bueno! Eso es hacer la cobra en versión gastronómica :-)) Anda que no saben estas renacuajas…!

  11. 22 julio 2014 at 2:33 pm

    jajajaja es real…como la vida misma. Creo que hemos superado ya la fase de espachurre de comida (tocaremos madrea)y Coquito come casi cualquier cosa, excepto si es cocida (como su madre). LO quee he notado es que lo qye a mi no me gusta, a ella tampoco. No puede ni ver el queso, jamón… jejeje
    Y lo de dar a probar se ha convertido en un Tú me das de comer a mí y yo a ti…. así que a vver en qué deriva
    Suerte y a seguir!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 4:45 pm

      Al final supongo que aprenden mucho de lo que ven. Y quieren hacer lo mismo que sus papis. Menudo momentazo es cada comida! 🙂

  12. 22 julio 2014 at 3:19 pm

    Buen filtro ese de daros a probar la comida!! jajajaja, dirá que si a vosotros no os gusta ¿por qué va a tener que comérselo ella?

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 4:45 pm

      Anda que no sabe! Primero lo pruebas tú y ya si eso me lo como yo 😛

  13. Raquel, Eldiariodetumami
    Responder
    22 julio 2014 at 3:52 pm

    Jajajaja me parto con maramoto!!!! Tiene una personalidad perfectamente definida, mola mucho porque seguro que de mayor le irán muy bien las cosas jjijiji. Nosotros aunque ya hemos hecho los 6 meses no hemos comenzado, hablo de ello en mi blog, al principio me desanime con los consejos de la enfermera pero he decidido pasar y esperarme, que yo creo que el vikingo esta bien con la teti.
    Besotes

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 4:47 pm

      Claro que sí! Tú verás el momento oportuno. Hay niños que hasta los nueve meses solo toman teta. ¡Y tan bien! Así que sin prisa. Seguro que os dais cuenta de cuándo llega el momento! Un abrazo, compañera!

  14. 22 julio 2014 at 4:18 pm

    Jajajaja menuda está hecha!!! lo siguiente qué va a ser?? poner cara de sospecha antes de llevárselo a la boca?

    ¬¬

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 julio 2014 at 4:48 pm

      A veces pone unas miradas de reojo que tiran para atrás. A saber lo que pasa por esa cabecita… 😛

  15. 23 julio 2014 at 10:33 am

    la mía es una zampona que no conoce esto de los filtros. Ahora está más suelta en lo de comer ella con las manos (por cierto, con manjares presentados en una trona idéntica a la de tu Maramoto) y cuando le ofreces un par de cosas siempre va a por la carne, le da igual que la zanahoria o el brócoli tengan colores más vistosos. Aunque la pechuga del pollo se haya quedado blanca, seca y se confunda con la bandeja de la trona ¡cogerá el pollo sin dudar! Y ya ni te cuento el tema de la ternera, que parece que le estuviésemos ofreciendo caviar iraní ¡es que no suelta el trozo y se lo mete a empujones en la boca hasta que se lo acaba tragando (rara vez consigue cortar un trocito con esos 2 mini dientes que tiene). Vamos, que o hacemos nosotros de filtro o esta niña no conoce.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 julio 2014 at 10:40 am

      jajajajaja Lo de la carne lo tienen en común. A Maramoto le vuelve loca. Con el resto de comida, ni fu, ni fa. Pero con la carne…ay, la carne!

  16. 23 julio 2014 at 1:00 pm

    jajaja, me parto con los filtros de Maramoto. Redondo no tiene ningún filtro, no nos ha salido tan espabilado… él mete todo para dentro y si no le gusta lo escupe. La táctica de Maramoto me gusta más, es más eleborada 😉

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 julio 2014 at 4:55 pm

      jajajajaja ¡Menuda pájara tenemos en casa! 😛

  17. 24 julio 2014 at 2:41 am

    El primero es muuuuy buenoooo!!!! Vikingo mete el dedo primero (como los gatos con el agua), después se lo posa sobre los labios, si le gusta el sabor entonces abre la boca, esto con los purés. Si es sólido lo tantea un poco con los dientes. Como no le guste lo que le estás dando directamente se lo echa al perro y lo mira con cara de asco ( es su cubo de basura particular) Si insistimos mucho directamente lo estrella contra el suelo. Todo esto lo hace siempre y cuando hayamos pasado el filtro de seguridad varias veces, ahí nos ves comiendo pan babeado y diciéndole que gracias que está muy rico.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      24 julio 2014 at 9:38 am

      jajajaajajaj ¡Qué grande Vikingo! Maramoto también tira las cosas cuando ya no quiere más y le insistimos. Parece decir, “Que no quiero más, coño! Qué padres más pesados que me han tocado…”. Son muy cracks estos peques 😛

  18. Lul
    Responder
    27 julio 2014 at 9:16 pm

    Te leo y me recuerda a la Pequeña Goblin, su filtro de seguridad es uno clarísimamente: que lo que come antes lo coma yo. El resto… pues sí, espachurra, pero luego esos trozos espachurrados terminan en sus manos, en su gaznate, en su pelo, en su cara, en su ropa…
    Igualmente es muy gracioso ver su cara cuando le presentamos algo nuevo, de “oye, mamá, seguro que esto no es un veneno?” a lo que claro, si me ve comerlo seguidamente lo prueba, su segundo filtro, la primera vez sólo lo prueba, las siguientes ya decidirá si lo quiere comer o no.
    Ahora (ya os llegará) está en fase de “oye, mamá, esas cosas verdes que comes es una guarrada” cuando hacemos ensalada día sí/día también, eso sí, tiene que revisar el cuenco TODAS las veces para comprobarlo ella misma, coger un par de hojas y tirarlas al suelo o entregárnoslas con cara de “esta mieda no la como yo”. Y estos últimos días ha aprendido a escupir a lo bestia los líquidos y hace unas fuentes con el agua que no es ni medio normal.
    Ains… pero son tan monos comiendo con sus manos… aunque luego haya que bañarlos enteros 🙂

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 9:54 am

      jajajajajaja Son tan monos como pringosos! Si manchasen menos ya serían la leche. Por pedir que no sea 😛 ¡Un abrazo!

  19. 28 julio 2014 at 5:08 pm

    Morlita de momento solo tiene un filtro claro, cosa que no le gusta cierra la boca a cal y canto y para abrírsela ni con los geos!y si en un despiste la coges con la boca abierta, te lo espurrea todo a modo de pedorreta.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 julio 2014 at 6:32 pm

      jajajajaja ¡Qué grande! Maramoto si no quiere, agacha la cabeza de una forma muy peculiar. Como diciendo “nainai de la china” 😛

  20. Laura Carne (Laraney9)
    Responder
    28 agosto 2014 at 6:01 pm

    El segundo filtro de tu padawan es el primero de la mía, lo sigue usando ahora con casi dos años. El que acaba de incorporar es el del cubierto. Si puede pincharlo con el tenedor o cogerlo ella sola con la cuchara es comida que merece la pena comer.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      28 agosto 2014 at 6:44 pm

      Maramoto de momento con los cubiertos solo juega y de vez en cuando se salta algún ojo. Veremos si con el tiempo lo añade a su repertorio 😛

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info