Mara la gateadora

maragateadora.jpgHay posts que se escriben con la intención de que permanezcan en el tiempo. Textos que dentro de unos años, cuando queramos recordar determinados momentos, complementen y pongan en contexto los vídeos y las fotos que vamos haciendo cada día para registrar el álbum vital de nuestra pequeña saltamontes. Y éste es uno de ellos. Un post que nos ayudará a no olvidar nunca el día en que Maramoto se convirtió en Mara la gateadora. El día o el tiempo, porque con estos avances tan rápidos de nuestros bebés cuesta ubicar de forma exacta las fechas en las que suceden las cosas.

Pero lo cierto es que podemos decir que con ocho meses recién cumplidos Maramoto perfeccionó su gateo. Ya llevaba más de un mes de aprendizaje, avanzando y tropezando, dando pequeños pasos y poniendo en peligro su preciada cabecita… Pero la semana pasada, de repente, Mara la exploradora añadió a sus títulos el de gateadora. Y lo hizo a lo grande. Persiguiendo por media casa una chancla de papá (Lo cierto es que antes lo hizo con la mamá jefa, pero como éste es mi blog… :-P). Sí, nuestra renacuaja es así. Sólo se mueve si tiene recompensa. De lo contrario no le encuentra el sentido. Supongo que es como su papá en prácticas con el correr. Si hay una mariscada al final de la carrera, se apunta. Pero correr por correr… es de cobardes.

Y aunque aún hay algún que otro accidente puntual, con el consiguiente llanto de nuestra bebé, lo cierto es que a su perfeccionamiento del gateo Maramoto ha añadido una mayor estabilidad y un mayor control de su cuerpo, lo que se traduce en un equilibrio que hasta ahora no existía, de forma que la pequeña saltamontes se cae mucho menos y es capaz de controlar con sus manos y con sus piernas las posibles caídas, poniéndose en posición de sentada en cuanto adivina el más mínimo riesgo. Así que como ya veníamos haciendo, le vamos dando total libertad para que explore y aprenda (siguiendo algunas de las pautas de seguridad que mencionó BuggyMama en un post). Porque oye, de las caídas y golpes también aprende uno. Y no precisamente poco.

Y con el gateo y la nueva libertad de movimientos, Mara ha encontrado nuevos lugares en los que poner en práctica otras de sus pasiones, ponerse en pie. Desde hace cosa de un mes ya lo hacía en la cuna. Recientemente añadió el cabecero de la cama, donde se apoya para coger el despertador, y le tuvimos que retirar el parque de bolas, porque más de una vez estuvo a punto de volcar con ella dentro en su afán por erguirse. Y ahora tiene en las estanterías y la mesa auxiliar del comedor nuevos retos. Y es muy graciosa, porque al ponerse de pie normalmente queda algo lejos de sus objetivos, así que ves cómo va dando pasitos para estabilizar su cuerpo y poder coger cosas. Próxima estación: Andurreo. Pasajeros, suban al tren 😉

 

 

 

38 respuestas

  1. 23 junio 2014 at 7:36 am

    ¡Menudo peligro! Pero qué bien va, ¿no? Mi peque todavía no se arranca a nada, así que me dáis mucha envidia!
    Comparto 100% lo de la mariscada… Correr sin premio no es cool.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 7:45 am

      Mucho! Ya va la tía recorriéndose toda la casa a su antojo. Y cuando ve algo que puede tirar, como las botellas de agua, pues ahí que se entretiene un rato jugueteando. Es una gozada. Además de que esto a nosotros nos ha dado más libertad de movimientos. Esto último lo tengo que explicar en un post 🙂 ¡Un abrazo!

  2. 23 junio 2014 at 8:06 am

    ¡Enhorabuena a Mara por la conquista del espacio!Qué recuerdos de cuando los míos eran bebés!! A partir de ahora va todo muy rápido, disfrutar de los momentos que se deje coger en brazos, porque dentro de nada te tiene corriendo maratones detrás de ella sin mariscada como recompensa. 😉
    Por cierto, muy chulo el blog nuevo!.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 9:07 am

      Si es que ya la coges en brazos y la tía se tira para atrás como diciendo: “A mí déjame en el suelo”, jajajaja ¡Gracias! Me alegra que te haya gustado 😉

  3. 23 junio 2014 at 9:01 am

    Qué maravilla! Ahora a tener cuidado con todo lo que cae al suelo, cogen hasta la más mínima mota!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 9:08 am

      Ya lo estamos comprobando, ya. Además estos niños tienen tendencia a coger todo aquello que en teoría no deberían coger… 😛

  4. 23 junio 2014 at 10:00 am

    Ay, que Maramoto se nos hace mayor!! En nada la tenéis correteando por casa y tirando por el suelo todo lo que esté a su alcance… aunque igual esto último ya lo hace ahora jeje

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 10:10 am

      Ya lo hace, compañera, ya lo hace. Es más, creo que es su principal afición desde que empezó a gatear… 😛 Ahora es un terremoto por tierra y aire, jejeje

  5. AnAh
    Responder
    23 junio 2014 at 10:22 am

    Mara es una gateadora de primera categoría! Lo corroboro… Enhorabuena por esta nueva página, cuando te hagas famoso del todo acuérdate de los pobres!! Estoy deseando que monstruito gatee y se haga más independiente y se vaya de casa… Jajajajaj…. En fin! Feliz lunes!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 10:32 am

      jajajajaja ¡Qué tía! La verdad es que desde que gatea Mara es mucho más independiente. Eso sí, lo de irse de casa… 😛 ¡Un abrazo grande!

  6. 23 junio 2014 at 10:25 am

    Ay, que se nos hace mayor la pequeña!!! Si ya era una maramoto sin gatear, prepárate ahora. Y cuando arranque a andar sola!!! >.<
    Asegura cajones y puertas. Nosotros tuvimos que acostumbrarnos a echar la llave a la puerta de casa, porque cuando ya andaban y llegaban al pomo, nos los encontramos un par de veces abriéndola. Un peligro!!!
    Bravo por Nada!! 😉

    • 23 junio 2014 at 10:26 am

      Bravo por Mara… u_u

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 10:33 am

      Ahora es un terremoto por tierra y aire. Y por agua, porque en la bañera también se las trae… :-)) Ya hemos ido asegurando cosas, pero conforme vaya avanzando y empiece a andar, vamos a tener que blindar la casa 😛 ¡Un abrazo!

  7. 23 junio 2014 at 10:51 am

    ¡¡Enhorabuena, Adrián, por partida doble…!!

    Por un lado, por la nueva fase de Maramoto gateadora… La nuestra ya lleva también unas cuantas semanas, y ya tiene perfeccionada la técnica más que de sobra; de hecho, ya estamos con los pasitos cogida de las manos… ¡Antes de un año ya está corriendo los 100 metros! Y verás que los “bajos” de vuestra casa adquieren una nueva dimensión, si además ya se pone de pie: ¡esta niña tiene la mano más rápida a este lado del Oeste!
    Ahora, verás que jugar con ella adquiere también otra nueva dimensión (jugar a esconderte detrás de una puerta y que te vea en la otra punta del pasillo, y vaya gateando a descubrirte, por ejemplo…)

    Y por otro… por la nueva cara renovada del blog. ¡Mañana ya ni me acordaré de los globitos, jajaja…! ¡Me he vuelto a suscribir!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 11:00 am

      ¡Adiós, malditos globitos, adiós! 🙂

      La verdad es que ya estamos experimentando muchas cosas nuevas en estas dos semanas que lleva sin parar de gatear. Menuda está hecha… 🙂 Y como dices, se abren muchas más posibilidades al juego y la interacción con ella! ¡Gracias y un abrazote!

  8. 23 junio 2014 at 10:53 am

    Gracias por la mención “salao”!!!
    Con el gateo empieza la locura. Id preparando las espaldas para lo que os espera… Eso si, el agacharse y levantarse tanto tonifica los abdominales que no veas, jajaja.

    Un abrazo y besitos a la exploradora!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 11:01 am

      Ya tengo las rodillas muertecicas de tanto sube y baja 🙂 Si ya teníamos la locura instalada en casa, no te quiero decir ahora… 😛 ¡Un abrazo grande!

  9. Sonia (la mamá de Álvaro)
    Responder
    23 junio 2014 at 12:10 pm

    Lo primero decirte que me encanta tu nueva casa, así que pasaré a menudo de visita, jaja
    Y lo segundo que te prepares porque no sabes la que te espera… Que noooo, que no es para tanto y en nada la tienes andando, subiéndose a la encimera de la cocina (si, si, y no me preguntes cómo lo hizo), entrándose en la bañera…

    Paciencia y compra Arnidol, que es muy bueno para los golpes 😉

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 1:55 pm

      jajajajaja Lo de los golpes ya estamos curados, porque aún no controla muy bien las distancias y los golpes contra paredes y muebles son el pan nuestro de cada día. Más miedo me dará cuando ande y suba en ¡La encimera! 😀 ¡Gracias y un abrazote!

  10. 23 junio 2014 at 12:19 pm

    Enhorabuena por ese primer gateo, ¡qué gusto dará verla! Y ya poniéndose de pie, me parece bastante precoz 😉 Aunque con lo que se hizo de rogar mi gordito todo me parece rápido. Me encanta la etapa del gateo, es muy graciosa. Ya verás cuando perfeccione aún más la técnica y vaya como un rayo por la casa, ¡qué momentos! Y cómo le va a a gustar a Mara leer estas cosas en el futuro.
    Sobre tu nuevo blog, ya te lo he dicho todo, alucinada con el cambio 🙂 Olé

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 1:56 pm

      Me entran unas ganas de morderla cuando la veo gatear…¡Ñam! Muchas veces ya pienso, “me da tiempo a hacer esto antes de que llegue hasta aquí”, y cuando me quiero dar cuenta ya la tengo encima, así que cuando lo perfeccione del todo miedo meda :-)) ¡Gracias de nuevos por tus palabras, compañera! ¡Un besote!

  11. PatriAcosta
    Responder
    23 junio 2014 at 1:28 pm

    Ehorabuenaa,un avance más en las andanzas de vuestra peque!! Me da que os va a pasar como a nosotros y en vez de sentir esto como un “problema” lo vais a vivir como un alivio, qué digo alivio?? Como una bendición!!! Que si, que los riñones se resienten, pero es una gozada poder tener un poco de margen de maniobra!! Además, ver cómo por fin experimentan poder moverse por ellos mismos y lo felices que son, es maravilloso!!!!!! Les sirve también para canalizar toda esa energía que parece inagotable,que antes hasta parecía frustrado de querer y no poder! En fin, para nosotros, que el peque empezara a desplazarse por si solo ha sido un cambio a mejor,espero que para vosotros también, un saludo.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 1:57 pm

      Has resumido a la perfección nuestro sentir, Patri. Ha sido una liberación. Para nosotros. Pero también para ella. Tengo que escribir un post al respecto :-)) ¡Un abrazote!

  12. 23 junio 2014 at 3:15 pm

    ¡Va lanzada! Mi bichilla a empezado ahora a tratar de alcanzar todo lo que quiere rodando y girando sobre sí misma, pero sin despegar la panza del suelo (yo creo que le pesa ese culete tan gordo que tiene) pero aún así, con esta escasez de movilidad, ya me la encuentro en los sitios más raros en cuanto me doy la vuelta. ¡Qué poquitos días de tranquilidad nos quedan!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 3:22 pm

      Pero pocos, pocos! Ya mismo está la renacuaja dando tumbos por el suelo y queriendo coger todo lo que encuentra en su camino 🙂

  13. 23 junio 2014 at 3:56 pm

    Que peligro tienen!cachorro de momento de estar sentado se lanza hacia adelante y con los pies se lanza… Ya veremos cuando gatee miedo me da es más brutote… Un abrazo

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      23 junio 2014 at 4:10 pm

      jajajajaja No te preocupes que todos lo consiguen al final. Y lo hacen sanos y salvos 🙂 ¡Un abrazo!

  14. 23 junio 2014 at 7:56 pm

    Cuando leí la entrada esa en la que decías que parecía que la dependencia iba a peor iba a contestarte que cuando gatean mejora bastante la cosa. Por lo menos en casa (siempre y cuando hayas hecho repaso de seguridad, aunque tienen la habilidad de trepar a los sitios más insospechados y algún coscorrón se pegan).

    Eso sí, lo de ir a un restaurante o a algún evento diría que es incluso peor, porque toda su empeño es tirarse al suelo a explorar y ahí es imposible y tienen ya fuerza para hacer una resistencia en toda regla! (hace 1 mes en una boda Iria casi nos mata del agotamiento ufff)

    Enhorabuena por ese pasito y a seguir disfrutando del camino!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      24 junio 2014 at 6:50 am

      La verdad es que ha ganado en independencia con el gateo, pero a la vez tenemos que estar todo el día ojo avizor. Eso sí, al menos podemos hacer cosas mientras ella está en el suelo. Ahora no para de gatear y no quiere estar en brazos. Se pasa todo el día de aquí para allá. El domingo, por cierto, fue nuestro aniversario de bodas y nos fuimos a un restaurante a comer. Y oye, se portó más que bien. Eso sí, veía a una niña corretear y se ponía súper nerviosa. Quería salir corriendo ella también, jejejeje ¡Gracias y un abrazo!

  15. Raquel, Eldiariodetumami
    Responder
    23 junio 2014 at 8:22 pm

    Madre mía, maramoto esta andando en cero coma….va como los relámpagos la tia. Qué tal con el blw? Yo empiezo en breve…que miedo!!!! xD
    Besotes

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      24 junio 2014 at 6:51 am

      Tanto nervio tenía que servir para algo, jajajaja Con el BLW algo mejor. Ella es muy nerviosa y guarrea mucho, pero ya se mete más comida en la boca y traga más. Sus cacas dan fe de ello 🙂 ¡Un besazo!

  16. 24 junio 2014 at 6:42 am

    Felicidades por el nuevo avance de Mara y por el nuevo blog. Estaba pensando en cambiar también a WordPress. Org
    Son un peligro gateando…. Al menos lo hace a 4 patas no?
    Ay es que cada día es un logro!
    Y te lo digo porque Coquito se ha soltado a andar!
    Un beso

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      24 junio 2014 at 6:53 am

      Si, si, a cuatro patas avanza la tía, jajajaja Y ya no tiene límites. Está todo el rato de aquí para allá 🙂
      ¿Coquito ya anda? ¡Qué puntazo! ¡Y qué peligro con patas ahora! ¡Cómo molan estos renacuajos!

      ¡Un besote, compañera! Y desde aquí te animo a que des el salto a wordpress.org. Lleva su tiempo de dedicación, pero vale la pena 😉

  17. 24 junio 2014 at 1:26 pm

    Qué graciosos son cuando se arrancan a gatear!! y que peligrosos cuando van en plan temerario cada vez más rápido, que luego corren tanto que ya no les pillas!! Enhorabuena por el blog, te ha quedado chulísimo!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      24 junio 2014 at 2:38 pm

      Ya nos cuesta seguirle el ritmo a la tía. No nos podemos despistar o ya le tenemos tirando mano a lo menos imaginado. ¡Qué terremoto de niña! 🙂

      ¡Gracias! Me alegra que te haya gustado. A ver cuándo das tú el salto definitivo 😉

  18. 30 junio 2014 at 8:29 pm

    jajajajajaja qué pronto va a llegar esa próxima etapa del Andurreo…

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      30 junio 2014 at 8:45 pm

      Al paso que va… Miedito me da 🙂

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info