Micromachismos en la crianza: Un papá en prácticas en Todo Papás Loves Madrid

Llevo más de una semana con el blog abandonado a su suerte, pero es que, siendo sincero, no me da la vida. Los que sois padres ya sabéis que el tiempo escasea sobremanera. Si a eso le añadimos que han sido semanas de mucho trabajo y que, además, la mamá jefa y un servidor nos apuntamos a un bombardeo, pues ya tenemos un cóctel infalible para tener este espacio a pan y agua. Y me da pena, oye, porque se os echa de menos. Uno se siente muy acompañado con vuestros comentarios. Pero también sé (o eso espero) que el proyecto que nos traemos entre manos y que nos está robando en las últimas semanas más horas de sueño que Maramoto, os va a gustar. Digamos que está siendo como volver a estar embarazos, contando las horas para ver la cara al nuevo niño que vamos a traer al mundo. Todo esto entendedlo de forma figurativa, ¿eh? Que ni estamos embarazados, ni tenemos pensado traer otra pequeña saltamontes al mundo. Tengo demasiado aprecio a la vida como para jugármela de esa manera… 😛

En fin, que esta semana, entre pitos y flautas, ya me veía dejando en blanco nuevamente la portada del blog cuando, ¡Magia!, me han hecho llegar el vídeo de la charla sobre micromachismos que di en el evento TodoPapás Loves Madrid. Y bueno, me he pensado mucho compartirla, porque me da mucha vergüenza verme y que me vean en vídeo, pero bueno, he roto tantas barreras que creía insuperables para mí con este blog que romper otra más tampoco me parece descabelleado. Sólo he visto los primeros minutos (es superior a mí verme), pero me han servido para observar que en el vídeo se notan menos los nervios que tenía al principio, cuando me costaba hacer salir mi voz y por momentos tenía la boca tan seca que pensé que me iba a ahogar mientras me esforzaba por no beber agua para que no se notase como me temblaban las manos. Y es que es curioso, porque en la charla que ofrecí sobre lactancia en Valencia me puse mucho menos nervioso. ¡Y eso que había infinita más gente!  Creo que la diferencia es que aquí el público estaba muy cerca. Y eso, a un servidor, le impresiona mucho.

Una pena, por cierto, que en el vídeo no salga el rato del debate, porque estuvimos como otros 15 minutillos charlando y creo que fue lo mejor de la charla, porque compartimos experiencias y opiniones y fue muy enriquecedor. Como dije antes de dar paso al turno de preguntas, yo prefería que más que preguntarme, hablásemos. Al final, yo no soy experto en nada, sólo un padre más, como los otros y otras much@s que llenaron la sala. Desde aquí me gustaría dar las gracias a todos los que nos acompañaron a mí y a Diana en nuestras charlas, porque teniendo en cuenta la hora a la que estaban programadas (15:30 la mía y 16:15 la de la mamá jefa) esperábamos estar sólos, así que ver la sala repleta fue un subidón y una responsabilidad. Gracias de corazón por vuestra asistencia y vuestra participación.

Visto con perspectiva, sé que me hubiese preparado mejor la ponencia, pero al final tengo el tiempo que tengo. La preparé en una tarde. Aunque eso es lo de menos. Desde que la preparé, no encontré un momento para ensayarla, así que teniendo en cuenta eso y los nervios, creo que no estuvo tan mal. Comparto el vídeo con vosotros. Acepto muy amablemente las críticas constructivas y respetuosas. Siempre (y cuando digo siempre, es siempre) ayudan a mejorar. Espero poder presentaros pronto el nuevo proyecto del que os hablaba al principio 🙂

17 respuestas

  1. 18 noviembre 2015 at 2:07 pm

    Enhorabuena! para mi personalmente es un tema super interesante. Hace unos años, en mi anterior trabajo, coordinaba un proyecto en el que se sensibilizaba a chavales adolescentes sobre este tema… aunque cada vez estoy más convencida de que a quien hay que sensibilizar especialmente es a los adultos en general. Somos nosotros los que tenemos marcados a fuego estos micromachismos, hasta el punto de que nos cuesta verlos si no nos los explican así de clarito como tu lo has hecho. Y somos nosotros se los transmitimos a los niños. Me alerto cuando algún cliente me dice “¿y no tienes modelos de portabebés más “de niño”? Son todos muy de chica…” Y pienso yo… “Y qué mas da! además, si lo va a llevar el adulto!” pero no les resulta convincente, jaja.
    De nuevo, enhorabuena por el trabajo!
    Y respecto a ese proyecto que tenéis entre manos… ya sé yo que va a ser la bomba!! ;
    Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      18 noviembre 2015 at 2:31 pm

      ¡Muchas gracias por tus palabras, Laura! De nosotros depende que esas cosas cambien. Tenemos un apasionante trabajo junto a nuestros peques!
      Espero que el proyecto guste 🙂 Estamos currando muy duro en ello! Un besazo!

  2. 18 noviembre 2015 at 4:58 pm

    Adrián, me lo he visto enterito y me ha encantado. Es un tema muy interesante y lo has explicado muy bien. Los ejemplos han estado geniales. Coincido 100% en lo que expones y además me has abierto los ojos en alguna cosa que no tenía en cuenta. De hecho creo que yo he podido decir alguna vez lo de padrazo.
    Micromachismos acabará apareciendo en el diccionario o no, porque habremos conseguido parar la rueda y evitar que se perpetúe. Me ha encantado.
    Y me ha hecho mucha gracia verte en movimiento, con tus gestos y tics, como tocarte el pelo 😉 Mi enhorabuena

    • Un papá en prácticas
      18 noviembre 2015 at 5:08 pm

      Esos tics nerviosos… 😛 ¡Muchas gracias por tus palabras, Idoia, de verdad! Creo que se me notan menos los nervios, porque de verdad, los primeros tres minutos, cuando leía la descripción de la palabra, pensaba que no acababa la frase 😀 Ojalá podamos cambiar las cosas. Por poner todo de nuestra parte no será 😉 ¡Un besazo!

  3. Marta
    Responder
    18 noviembre 2015 at 6:07 pm

    Ciao Adrián…aunque haya vivido muchas situaciones de micromachismos que expones,no me había dado cuenta de lo importante que es dejar de ser los niños y no “guiarles” en tema de juguetes o colores o ropa..ahora que soy madre lo entiendo y agradezco estas iniciativa que te hacen abrir los ajos! Muchas gracias y perdona mi español! Un abrazo

    • Un papá en prácticas
      19 noviembre 2015 at 4:58 pm

      Hola, Marta! Tu español es perfecto! Muchas gracias de verdad por tus palabras y por pasarte por mi blog. Un abrazo grande!

  4. 18 noviembre 2015 at 9:44 pm

    A mí me gustó mucho, y aunque hubiera salido peor por los nervios, lo importante es el mensaje de fondo.

    Leyendo sobre feminismo, veo que no siempre se recibe bien la aportación de los hombres; es cierto que a menudo porque introducen más ruido que otra cosa. Pero en mi humilde opinión, es fundamental que seamos parte activa de la solución, porque desde luego somos muchas veces parte activa del problema. Así que enhorabuena, porque hay que ser valiente para salir ahí a enfrentarse a nosotros y a tantos tópicos tan arraigados sobre un tema delicado.

    • Un papá en prácticas
      19 noviembre 2015 at 4:59 pm

      Mil gracias por tus palabras, Enrique. Y cuánta razón tienes. Es fundamental que seamos parte activa. Si no tomamos parte, el cambio será imposible. Un placer poneros cara, familia. Un abrazo grande!

  5. 20 noviembre 2015 at 10:05 am

    ¡Muy guay la exposición, Adrián! Lástima el audio del vídeo proyectado, pero los ejemplos se entienden bastante bien… ¡¡El de la cerveza y el refresco es un auténtico clasicazo!!

    La verdad es que es vital mojarse en estas cosas, pero sobretodo, abrir ojos… La mayoría, casi todos, cojeamos por algún lado y asumimos cosas que, como bien demuestras, a poco que pensemos en ello, no son correctas; y me gusta la aclaración de la definición, porque el grado de “violencia”, sí importa, y es precisamente lo que a mi entender, hace de barrera; de que sean conductas asumidas unas, e inaceptables otras. Pues no señores y señoras… No deberían ser aceptables ninguna.

    Y está muy bien que alguien venga y nos espabile un poco, porque a poco que pienses en ello… ¡joder, es que es verdad! ¡Caen por su propio peso! No son buenas conductas. Y hay que trabajarlo… Como todo.

    ¡Abrazo, crack! Y por cierto, ¡intrigado me hallo por ese proyecto vuestro…!

    • Un papá en prácticas
      27 noviembre 2015 at 2:25 pm

      ¡Gracias, compañero! No salió mal del todo a pesar de los nervios. La próxima, eso sí, me la preparo mejor 😉 ¡Un abrazo grande!

  6. 22 noviembre 2015 at 1:49 am

    ¡Hola,Adrián!No sé qué me ha gustado más si el contenido de tu ponencia y la de Diana o poneros voz y cara.;oP ¡Buen trabajo!

    • Un papá en prácticas
      27 noviembre 2015 at 2:26 pm

      😀 ¡Gracias mil, Aran! A ver si te ponemos pronto voz y cara nosotros a ti también 😉 ¡Un abrazo!

  7. Vane
    Responder
    25 noviembre 2015 at 2:25 am

    Muchaaaaaaaaaaaaaaaacho!! Tienes que dejar la vergüenza y los nervios en casa, jajaja. Muy bien hablado, muy bien expuesto, con toques de humor que hacen más llevadero que te den la charla ( por muy interesante que sea ), lástima el audio del vídeo, no te toques tanto el pelo! jajajaja, un abrazo y espero ver mas ponencias tan interesantes y tan motivadoras para impulsar a nuestros pequeñines a intentar cambiar el mundo.

    • Un papá en prácticas
      4 diciembre 2015 at 1:51 pm

      jajajjaja Ay, el pelo! Vaya tic nervioso! 😀 ¡Mil gracias por tus palabras! ¡Qué alegría que te haya gustado! ¡Un besazo!

  8. 4 diciembre 2015 at 11:12 am

    Muy bien expuesto y te entiendo muy bien. Yo también me pongo super nerviosa a la hora de exponer y es muy cierto eso de los mixromachismos y muchas veces somos.las propias mujeres las que hacemos esas cosas como no dejar que tu pareja cocine, echarle la bronca porque no limpio la casa como a ti te gusta sino a su manera entre otras y esta bien plantearnos esas cosas porque no quiero que el día de mañana mis hijos sigan viviendo con los estereotipos con los que crecí yo porque ni existen cosas de niños y cosas de niñas las cosas son cosas y son para quien le guste sin importar el género. Un saludo enorme

    • Un papá en prácticas
      4 diciembre 2015 at 1:46 pm

      Muchas gracias por tus palabras, Tatiana. Me alegra que te haya gustado la exposición. De nosotros depende en parte cambiar las cosas. Un beso grande!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info