Nuestra NO ‘Operación Pañal’

operacion pañal 02

Maramoto tiene 30 meses. Y aún no controla sus esfínteres. O no del todo, porque cada día, a base de pañales secos, nos demuestra que lo hace más, aunque aún no haya dado el paso definitivo. Pero es algo que no nos preocupa. No, al menos, en demasía. No, al menos, como vemos que les preocupa a otros padres en la escuela infantil. Es una etapa que estamos viviendo con relativa tranquilidad. Tranquilidad que intentamos transmitirle respetando sus ritmos y lo que ella pide en cada momento, porque entendemos que dejar el pañal es un hito muy importante para ella, un gran logro, y por lo tanto queremos que sea ella misma la que dirija el proceso. Su proceso. Porque al final el control de esfínteres no es un aprendijaze, como nos empeñamos en considerar, sino una función fisiológica que el niño adquiere cuando está preparado para ello. Y eso puede ser a los dos, a los tres o a los cuatro años. Cada niño es un mundo.

De ahí el título de este post, porque nosotros no estamos haciendo una ‘operación pañal’. No al menos en el sentido en que ésta se entiende, como podemos ver en la escuela infantil de Mara. Es una de las cosas que la mamá jefa señaló que no le gustaba de la misma. La ‘Operación Pañal’. Cómo dirigen ese proceso. Y cómo nos piden que nosotros, pese a que les hemos dicho mil veces que no tenemos prisa y que consideramos que Mara aún no está preparada, nos sumemos sentando a Mara cada hora o hora y media en el baño o quitándole el pañal para que se mee o se cague encima, “que así es como aprenden”, en un método que la psicóloga Laura Perales ha definido como “de adiestramiento temprano”.

Y vaya por delante que sé que en la escuela infantil lo hacen con la mejor intención del mundo. Y que estando allí y viendo a otros compañeros, Mara ha empezado a mostrar interés por ir al baño. Pero creemos que a partir de ahí debe ser ella la que marque los pasos y no nosotros los que la forcemos acelerando el proceso. Así, cuando está en casa, por defecto le ponemos el pañal y es ella la que, en determinados momentos y cada vez más a menudo, decide quitárselo. Y ponerse unas braguitas. Y por regla general cada vez que tiene ganas va al baño y nos cuenta emocionada que ha hecho pis, pero la semana pasada, por ejemplo, se hizo pis en el sofá mientras cenábamos, lo que demuestra que aún no controla del todo ese esfínter. Ni tampoco el otro. Desde hace mucho tiempo Mara se esconde cuando quiere hacer caca, una señal importante de control. Aún hoy lo hace y cuando le decimos que si quiere hacer en el váter, nos dice que no. Sin embargo, un par de veces se ha hecho caca en el suelo tras hacer un poco en el baño, así que es una capacidad que todavía está en proceso de adquirir al 100%. O de asociar con el baño cuando no lleva el pañal puesto.

Fuera de casa también salimos con pañal. Y nunca nos ha pedido quitárselo. El domingo, por ejemplo, estuvimos toda la tarde fuera de casa y cuando volvimos tenía el pañal seco y nos pidió ir al baño. Un avance. Una semana antes, estando todo el día jugando con otros niños, el pañal casi podía andar solo de la cantidad de pis que tenía. Otra muestra más de que estamos en proceso. Como la de las noches, de las que se levanta cada vez más días con el pañal totalmente seco.

Lo único claro es que al final, mes antes o mes después, Mara adquirirá esa capacidad. De forma plena. Lo que queremos nosotros es que sea a su ritmo. Sin presiones. Respetando y comprendiendo -que no promoviendo- los escapes.  Confiando (como hemos venido haciendo hasta ahora, en cada uno de sus logros e hitos), en ella y en sus capacidades.

Las fotos que acompaña a este artículo son de Nieves Sánchez.

32 respuestas

  1. Avatar
    28 junio 2016 at 7:37 am

    Di que sí, no somos máquinas, no somos todos iguales, cada niño o niña lleva su proceso y hay que respetarlo.

  2. Avatar
    28 junio 2016 at 12:53 pm

    Genial, a su ritmo, como debe ser.

  3. Avatar
    28 junio 2016 at 12:59 pm

    No negaré que a mí me preocupaba el tema de la operación pañal (ya le llamo así por comodidad, con la d e meses que llevo pensando en ella ahora no le voy a cambiar el nombre) hasta que encontramos un colegio ene l que respetan los tiempos y les da igual si la niña llega con pañal o sin él, con control de esfínteres o con descontrol absoluto. El caso es que la gente decía que mi bichilla no dejaba el pañal por nuestra culpa, porque vivimos de lo más felices y tranquilos con él. Así es que el pasado jueves (aquí teníamos fin de semana largo por el puente) hicimos la prueba para ver qué pasaba si se lo quitásemos. Y va a resultar que la gente tenía razón. Tengo el post preparado para finales de esta semana, pero creo que sí hemos acertado con los tiempos Desde el primer momento ha estado entusiasmada (tanto que se partía de risa cada vez que el pipí le corría por la pierna abajo, que han sido pocas) y ahora mismo la acabo de dejar durmiendo la siesta y al ponerle el pañal (aunque curiosamente lleva mucho tiempo que precisamente es durmiendo cuando no tiene escapes) me ha gritado que no lo quiere, que quiere su pantalón. Yo creo que en estos 6 días lo tiene dominado, y quiero pensar que no habrá marcha atrás pero que tampoco la hemos forzado a nada.

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 4:06 pm

      Qué suerte encontrar un cole así, Lucía, porque desgraciadamente no es lo normal. La pequeñaja es una máquina. Y me he reído mucho con su reacción cuando le vas a poner el pañal mientras duerme, porque Mara hace lo mismo. Vaya carácteres… 😛

  4. Avatar
    29 junio 2016 at 7:22 am

    Asi es como debe de ser. Cada uno a su ritmo. Nosotros esperamos con elpeque hasta que vimos sintomas de control y fue coser y cantar.

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 4:04 pm

      Es que cuando hay síntomas y llega el momento, su momento, es cuestión de coser y cantar. Gracias, compañero!

  5. Avatar
    Juanh
    Responder
    29 junio 2016 at 7:26 am

    Adrián, esto es algo que lleva rondando en mi cabeza desde hace unos meses. En nuestra escuela también son de usar métodos conductistas, que es como me gusta llamarlos, porque ese es su nombre y suena más impactante creo yo. De momento ni ellos nos han comentado nada salvo la charla que nos dieron explicándonos sus técnicas totalmente respetuosas (ja ja ja) como hacer una fiesta si lo hacía, gomets, Caritas en la mano , pero cuando llegue el día tendremos que exponer nuestras razones.
    Vosotros cómo lo estáis llevando con la escuela?, es lo que más me intriga.

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 4:04 pm

      Nosotros con la escuela lo llevamos mal, porque nosotros les decíamos que no estaba preparada y que no queríamos forzarla, pero ellos tenían otra impresión/métodos. Así que no veíamos el momento de sacarla de allí, cosa que hemos hecho 15 días antes de lo planificado.

  6. Avatar
    29 junio 2016 at 8:30 am

    Con tranquilidad y sin prisas, pero también dándole la oportunidad de que experimente, ésa es la actitud que llevamos nosotros también 🙂

  7. Avatar
    Esther
    Responder
    29 junio 2016 at 8:59 am

    Ya… yo también pienso así, pero luego vas a la reunión del “cole de mayores” y te dicen que “tienen que controlar los esfínteres”. Para mí eso es tan surrealista como que en la guardería me hubieran dicho que para entrar “tiene que tener dientes” o que con “12 meses tiene que andar”, pero el caso es que así es y ese es el cole que nos ha tocado (y no parece que haya muchos muy diferentes por la gente con la que he hablado).

    Esto es, que cuando empiece el 8 de septiembre no va a poder llevar pañal. Es un hecho. No importa si nacieron en enero o en septiembre, como es nuestro caso. No importa si fisiológicamente o neurológicamente está preparada o no. Así que, por desgracia, nos va a tocar acelerar el proceso y directamente quitarle el pañal “a las bravas”. Espero que la única consecuencia que traiga es que me voy a pasar el verano lavando pantalones y braguitas, que eso es lo de menos.

    En fin, es lo que tenemos….

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 4:02 pm

      No sabes cómo te entiendo, Esther. Me ha encantado la primera parte de tu comentario. Real como la vida misma. Mucho ánimo, compañera!

  8. Avatar
    Maria
    Responder
    29 junio 2016 at 10:26 am

    Yo siempre respete los ritmos de mi hija, y cuando llego al colegio me dijeron que de pañales nada!!! A pesar de que lo habíamos intentado y habíamos comprobado que no era el momento, el colegio nos hizo apresurarnos y nos llevó a una operación pañal de llantos y desesperacion de todos peke y mayores, porque no estaba lista.
    Después de 20 días de sufrir por ella en los que no la dejaron ir al cole conseguimos controlar los escapes y el asesor escolar le dijo a la tutora de mi hija que la niña no debería haber dejado el colegio, para no retrasarse con la adaptación al cole y a la vez que se adaptará a la vida sin pañal.
    El resultado fue 20 días de sufrimiento en casa para aprender a ir al baño y 3 meses más de llantos, gritos, llamadas del cole hasta 3 veces al día para cambiar a la niña, y hasta una pequeña depresión de una niña de 3 años. Nos sentimos muy solos y sin apoyo del centro escolar. Y nuestra hija cambio, paso de ser una niña alegre, muy sonriente, activa y sociable, a ser una niña triste, que se encerraba en si misma y que sólo quería estar en brazos de mama o papa, porque era el único sitio donde se sentía cómoda.
    Ahora embarazada le temo al momento pañal de mi segundo hijo, espero que ver a su hermana mayor le ayude a querer dejar el pañal, aunque como bien habéis dicho no se enseña es una cosa fisiológica. Cuando se está listo se está.

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 4:02 pm

      La verdad es que no entiendo esa intransigencia. Al final solo se mira el interés propio, no el de los niños. Y eso es muy triste. Para el segundo vais a tener la experiencia del primero y seguro que sale todo genial. ¡Ya veréis! Mucho ánimo, María!

  9. Avatar
    29 junio 2016 at 11:20 am

    Adrián, creo que va a ir muy bien, es cuestión de tiempo. Nosotros, como sabes, hemos estado todo el primer año del cole de mayores con pañal y nos lo han respetado. En eso estoy muy agradecida y contenta. Lo intentamos el verano pasado y fue un desastre, estaba verdísimo y no había manera.
    En cambio, un año después (con 3 años y medio de edad) ha terminado el cole y el primer día de vacaciones le dijimos que había que quitar el pañal. El resultado ha sido alucinante: lleva casi una semana y sólo un escape, controla perfectamente y pide pis y caca sin problema y en cualquier sitio. No salimos de nuestro asombro, y eso que yo lo veía como algo prácticamente imposible… Pues no. Ha sido cuestión de tiempo…
    Ojalá en todos los coles lo respetaran así.

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 4:00 pm

      Qué alegría, Idoia. Si es que cada niño tiene sus ritmos y si los respetamos siempre llegan. Antes o después, pero todo lo alcanzan. ¡Enhorabuena, familia!

  10. Avatar
    Vanessa
    Responder
    29 junio 2016 at 11:20 am

    Yo soy de ese pensamiento pero el cole en el que empezará en septiembre no permite llevar pañal. Así que hemos tenido que acelerar el proceso y está siendo un calvario para mi. Me paso el día limpiando pipis y cacas y en dos semanas solo ha hecho una vez en el orinal.
    Ella no lo lleva mal, porque pese a que le digo donde debe ir cuando tiene pipi y caca ll hago desde el cariño y la empatia.
    Espero que pronto se decida a hacer en el orinal o en el retrete, porque Claudia (33 meses) sí controla el pipi, prueba de ello es que por la calle no se hace pis y puede aguantar varias horas. Como decís, cada niño es un mundo.

    • Avatar
      Vanessa
      Responder
      5 julio 2016 at 3:51 pm

      Fue escribir el comentario y a los dos días dejó de hacerse pipi encima. Nos falta conseguir que se siente a hacer caca en el orinal pero vamos en buen camino.

      • Un papá en prácticas
        12 julio 2016 at 3:49 pm

        Estamos igual, Vanessa. A nosotros para la caca nos pide que le pongamos pañal. Paciencia que llegará. Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 3:59 pm

      En el cole de Mara tampoco, aunque luego, en privado, nos dijeron que dicen que no porque si no en septiembre irían todos los días con pañal, pero que si hay algunos que no controlas, pues que no pasa nada. Así que en ese sentido estamos más tranquilos. Es que es una presión innecesaria…

  11. Avatar
    Alexia
    Responder
    29 junio 2016 at 11:27 am

    A mi hijo mayor (ahora con 20 años) le quite el pañal a los 2 años justos por presion del pediatra y la guarderia… y fue un calvario. Con el pequeño, que ahora tiene 10 años, yo estaba ya de vuelta de muchas cosas y decidi, como tu, quitar el pañal cuando él estuviera preparado, asi tuviera 2 años o 17… en la guarderia se sumaron a la propuesta y toda la clase hizo lo mismo. Un éxito rotundo. Prácticamente sin fugas de pipis a destiempo. Y llegaron todos a P3 con excelente control de esfínteres.

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 3:58 pm

      Maldita la presión que te mete el entorno, Alexia. Y qué buena es la experiencia, aunque se gane a base de golpes!

  12. Avatar
    29 junio 2016 at 1:09 pm

    ElRojo, evidentemente, se desorina por todas partes (que solo tiene 7 meses) y al ser de los peques de la clase no sé lo que vamos a tener entre manos.

    Pero su hermano ElMonstruo ya está totalmente desempañado: el verano pasado (con unos 25 meses) se nos olvidó una noche ponerle pañal para dormir y desde entonces nada. Algún escape, pero en un año creo que han sido 2-3.

    Durante el día ha sido más lento y nos ha llevado todo el invierno. A mediados de otoño le compramos sus primeros calzoncillos, pero hasta bien entrado el invierno ha ido llevando pañal puntualmente. Para el 3r cumple ya nada (por decisión propia) y desde entonces ha tenido también algún escape tanto de pipi (5-6) como de caca (2-3).

    Sabiéndolo, en las escuelas ya ni hemos preguntado qué política seguían. Quizás para ElRojo tengamos que investigarlo, porque él sí va a empezar P3 con 34 meses… Ya veremos (porque además, en casa, usábamos pañales de tela. Por cierto, que dicen que los niños que los usan se sacan el pañal antes, porque la tela tarda un pelín más en absorver y el niño asocia antes la sensación húmeda con la evacuación, y sin necesidad de avergonzarles con un pantalón mojado/cagado.)

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 3:58 pm

      Desconocía eso de los pañales de tela. Habrá que investigarlo, que Leo va a ser de noviembre 😉

  13. Avatar
    laura
    Responder
    29 junio 2016 at 2:08 pm

    Lo primero de todo, y ya sé que esto es como los percentiles, no sirven de mucho, son sólo estadísticas, recordar que con treinta meses el 50% de los niños consiguen controlar esfínteres. Solamente la mitad… Así que tranquilidad.

    En nuestro caso y un poco contra mi voluntad aunque agradeciendo la iniciativa también, fue en el cole donde empezaron dos semanas antes de terminar el curso, porque en nuestra comunidad pueden empezar con dos años en el cole y ya el curso siguiente empezarían en primero de Infantil, donde es totalmente obligatorio haber dejado el pañal (aunque te le cambian de ropa si hay escapes, y para ello llevas la mochila correspondiente el primer día). Me acuerdo aquel primer fin de semana, porque realmente empezamos en casa, no el lunes en el cole, sino el sábado en casa… y sus gritos de ¡calzoncillo nooooo, pañal sííiii…! Y aunque parecía que no estaba preparado realmente fue un poco coser y cantar, porque estando pendiente las primeras semanas de ponerle cada cierto tiempo, apenas tuvimos escapes (dos en lo alto de un tobogán, otra en el salón porque no me acordé de ponerle al salir del cole y se agarró una rabieta y toma charco…).

    Eso sí, el pañal de la noche se lo puse hasta que tuvo casi cuatro años, porque total, si iba a seguir durmiendo en casa ¿a quién le importaba? Lo que me importaba a mí era el lío que iba a suponer tener que andar cambiando sábanas y lavando si tenía que salir de casa a las ocho de la mañana y volver pasadas las seis de la tarde… Así que después de mes y pico sin escapes lo quitamos y listo… Un poco peor fue lo de las cacas, porque le dio por hacer en el pañal solamente y mientras jugaba de pie junto a la cama, y entre lo que tardaba y que ya hacía meses que había dejado el pañal diario (que le ponía a la noche después del baño, antes de cenar)… ahí me tuve que plantar y negociamos unos cuantos días hasta que cedió y por decisión propia se fue al baño también… Cada niño es como es pero lo de forzar etapas y encima esto precisamente con el trabajo que da en cuanto a lavar y llevar ropa de repuesto… mejor les respetamos ¿verdad? Mucho ánimo que… también esto pasará.

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 3:57 pm

      Mara ahora no quiere ponerse el pañal por la noche, así que tenemos que esperar a que se duerma para ponérselo, porque aunque no siempre, si que hay días en que moja. Y mejor evitar lo que se puede evitar 🙂 Y lo de las cacas tal cual. Mara solo quiere hacer caca en el pañal. Nos pide que se lo pongamos cuando tiene ganas!
      Mil gracias por tu comentario, Laura. Como siempre.

  14. Avatar
    Ana
    Responder
    1 julio 2016 at 9:17 am

    A la mayor se lo quitamos con 32 meses, el verano antes de empezar el cole. Y sin ningún problema, si bien el proceso no había partido de ella, tuvimos un solo escape de pis, y quitamos de una sola vez el pañal de día y de noche y sin problema hasta el día de hoy. Claramente estaba preparada, pero acomodada al pañal. Su hermana pidió quitárselo ella con dos años recién cumplidos, y aún siendo a petición suya, el proceso fue peor, y tuvimos muuuuuuuuuchos escapes. Pero ella ya no quería pañal y hacía también muchas veces en el WC.

    Así es que en nuestro caso, la que no lo pidió ni dio muestras, genial, y la que sí, fatal. jajaja.

    De todos modos, yo meto en consideración con el tema del cole, no solo que puedan o no llevar pañal, sino lo que les supondría llevar pañal si el resto de sus amigos no lo llevan. Seguro que hay niños a los que no le importa, pero yo, conociendo a las mías, sí les importaría.

    ¡Un beso!

  15. Avatar
    9 julio 2016 at 1:33 am

    Nosotros llevamos 1 semana de operación NO pañal movidos por la propia voluntad de la fierecilla y por una fuerte reacción cutánea, resultante de mezclar pañal y calor, no la deja ni descansar.

    Si bien al comienzo todo fue genial y había muestras de control (casi) absolutos, hoy ha sido el día en el que he perdido la cuenta de cuántos veces he podido cambiar braguita/zapatos y limpiar el suelo.Serà que ha pasado el efecto novedad o que hoy tocaba experimentar qué pasará si…dejo de correr para llegar a tiempo a la zona X/me lo hago aquí mismo/decido que lo que tengo estremanos es màs importante que mis necesidades fisiológicas/… En fin, seguiremos observando,acompañando, respetando y, muy probablemente, limpiando.

    Besos intempestivos!

    • Un papá en prácticas
      12 julio 2016 at 3:48 pm

      Nosotros, por suerte, hemos tenido pocos escapes. Así que solo puedo mandarte muchos ánimos, compañera. Un besazo!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info