Nuestra primera sesión de fotos en familia: Photitos

Este es un post que ya llevaba un tiempo con ganas de escribir, pero como se trataba de una sorpresa navideña para los abuelos, lo tuve que posponer hasta que sus Majestades los Reyes Magos de Oriente hiciesen su trabajo. Tampoco era cuestión de hacerles un spoiler a los pobres con uno de sus regalos, así que nuestra primera sesión de fotos en familia ha permanecido escondida en un cajón (para nuestro único disfrute) durante cerca de un mes. ¡Y qué difícil se hace no contar nada cuando sabes que tienes algo entre tus manos que va a encantar a los abuelos de Maramoto!

Pero empecemos por el principio: Cuando la mamá jefa estaba embarazada e iba a celebrar su 30 cumpleaños, estuve indagando unas semanas por la web en busca de un fotógrafo que me diese confianza para regalarle una sesión molona de embarazo. Y entonces, después de pasar por muchas webs, me topé con Photitos. Julián Rojas, el fotógrafo que se esconde tras la empresa, me dio mucha confianza al hablar con él por teléfono. Y encima, rastreando por sus packs de fotografía, me encontré con uno que me pareció perfecto: El pack canicas. 2 sesiones (una del embarazo y otra ya con la peque) y unas 90 fotos de cada sesión (con unos filtros de lo más molones y en alta calidad, listas para imprimir). ¡Y todo por 180€!

Photitos embarazo

La sesión de embarazo, toda vez que la mamá jefa ya recibió ilusionada su regalo, optamos por realizarla en nuestro pisito. Y hasta él que se desplazó el responsable de Photitos con todo su equipo fotográfico a cuestas. La verdad es que lo recuerdo como un momento muy tierno y muy chulo. Julián nos daba pautas y consejos y nosotros posábamos como mejor podíamos. Nos reímos mucho. Disfrutamos un montón de la experiencia. Y creo que eso se plasmó en las fotografías que luego recibimos. ¡No pudimos quedar más contentos!

Y luego llegó Maramoto. Y entre que no teníamos muy claro lo de hacer las fotografías al poco de nacer y que luego nos vimos desbordados por su actividad (hasta tal punto de casi olvidarnos de la sesión que teníamos pendiente), al final decidimos aplazarla hasta su primer cumpleaños. Nos pareció una fecha muy significativa para esa primera sesión en familia. Después de ver el resultado, hemos decidido que cada año, para el cumple de nuestra pequeña saltamontes, volveremos a tocar a la puerta de Photitos para disfrutar de una de sus sesiones y plasmar año a año nuestra evolución como familia. Ya os podéis imaginar lo contentos que hemos quedado.

En el caso de la primera sesión con Maramoto, optamos por salir al aire libre y aprovechar los colores del otoño en la Dehesa que tenemos a unos pasos de casa. La sesión la realizamos allí en su mayor parte y la completamos con otras fotos en un parque cercano, con la peque (y sus padres también, por supuesto) disfrutando en los columpios. Lo más importante en las sesiones con peques es tener paciencia. Y Julián la tuvo. A raudales. Mara está en plena fase de descubrimiento y no paró en ningún momento (cosa habitual en ella, por otra parte). Y a eso habría que añadir que no sonrió ni una vez en las cerca de dos horas que estuvimos arriba y abajo. Si os soy sincero, os diré que la mamá jefa y un servidor no dábamos un duro por las fotos de la sesión. Pero Julián nos volvió a sorprender cuando nos mandó el resultado. ¡No podíamos dejar de sonreír al mirar las fotos! ¡Y qué os voy a contar de los abuelos! Tuve que cambiar tres veces el agua de la fregona para dar a basto con tanta baba…

El año que viene repetimos. Con Photitos.

Photitos familia

*Si tenéis poca capacidad de espera, os diré que lo único “malo” que le he encontrado a Photitos es que tardan un poco en hacerte llegar las fotos de la sesión. Entre mes o mes y medio. Pero también es verdad que tienen que tratar 90 fotografías, cuando por regla general en otros estudios apenas te tratan entre 10 o 20. Si podéis vivir sin prisas, os recomiendo muy mucho a Julián.

**Creo que se sobreentiende, pero vaya por delante que éste NO es un post patrocinado.

 

30 respuestas

  1. Avatar
    8 enero 2015 at 10:27 am

    Qué bonitas!!!!! Gracias por la recomendación 😉

  2. Avatar
    8 enero 2015 at 12:24 pm

    Pero cómo me gustan esas fotos, son preciosas. Vaya tipazo se gasta la mamá jefa, jaja. Me encata que el fotógrafo se traslade a vuestra casa y que os haga las fotos en el exterior, mucho mejor que en estudio. Se ve que estuvisteis muy cómodos. Qué suerte encontraros a un fotógrafo así cerca.

    • Un papá en prácticas
      10 enero 2015 at 3:08 pm

      Sí, la verdad es que fue una suerte. Y más suerte que entre todos los fotógrafos que tenía apuntados, eligiese a él 🙂 ¡Me alegra que te gusten las fotos! ¡Yo no puedo dejar de verlas! :-))

  3. Avatar
    8 enero 2015 at 1:23 pm

    Pues está súper bien. Y las fotos me encantan. Me lo apunto pero ya.

    • Un papá en prácticas
      10 enero 2015 at 3:08 pm

      Toma nota. Recomendado 100%! Y que sepas que ni es post patrocinado, ni es amigo ni nada de nada. Así que esta recomendación va muy enserio 😉

  4. Avatar
    Mamá metalera
    Responder
    8 enero 2015 at 3:59 pm

    Qué fotos más molonas!! Son una pasada en serio. Todo eso de que vaya el fotógrafo a vuestra casa y lo de que sean al aire libre me parece comodísimo y lo mejor para vosotros, sobre todo para Mara. Lástima no tener uno así por aquí.

  5. Avatar
    8 enero 2015 at 4:33 pm

    Guapos!!! 😉

  6. Avatar
    Laraney9
    Responder
    8 enero 2015 at 7:27 pm

    Que preciosidad de foto familiar. No me extraña que estéis encantados. Un placer conocer a la pequeñaja por fin!

  7. Avatar
    8 enero 2015 at 7:42 pm

    Pero que familia más guapa! Además a Maramoto no le hace falta sonreir para salir preciosa en la foto! Nosotros hicimos una sesión con la peque a los seis meses, se la regaló su madrina, la verdad es que fué complicadilla, con lo risueña que es solo sonrió de medio lao en alguna jejeje, eso si estaba preciosa en todas, que voy a decir yo! Jejejeje

    • Un papá en prácticas
      10 enero 2015 at 3:11 pm

      Si es que no les hace falta sonreír! Son guapos y fotogénicos por naturaleza! Esa es la lección que hemos sacado de esta sesión :-))

  8. Avatar
    8 enero 2015 at 10:20 pm

    Qué regalo más bonito!! Tanto para mamajefa como para los abuelos.
    La foto del año es preciosa!!
    Un saludo

    • Un papá en prácticas
      10 enero 2015 at 3:11 pm

      Yo no puedo dejar de mirarla, compañera! Estoy enamorado de esa foto. Y de las demás. Pero de esa más :-)) ¡Un abrazo!

  9. Avatar
    9 enero 2015 at 8:19 pm

    Aaaay madre que he visto la primera foto y he pensado “un hermanito para Mara!!!” jajaja qué susto!
    Estas sesiones de fotos me parecen imprescindibles!! (siempre y cuando uno se lo pueda permitir, claro está) son un precioso recuerdo 🙂

    • Un papá en prácticas
      10 enero 2015 at 3:13 pm

      Sí, porque la verdad es que a veces se disparan de precio. En este caso creo que esa oferta es bastante competitiva. Y encima el resultado… :-)) Maramoto tardará en tener un hermanito. Si lo tiene algún día. Otro más ahora mismo y se quedan huérfanos en tres días, jajaja

  10. Avatar
    10 enero 2015 at 11:17 am

    El papá de mi bichilla me regaló una sesión de fotos del embarazo para mi cumpleaños de 2013 y otra de estas familiares para este año. La primera fue bastante desastrosa (la fotógrafa quería que yo no enseñase la barriga y que mi maromo anduviese todo el rato al descubierto…) Esta segunda fue mejor, pero el fotógrafo llegó tarde, se metió en medio una siesta de mi churumbelita y me sale con una cara de recien levantada en las fotos… Vamos, que le he pedido a los reyes una cámara réflex para aprender yo misma, porque cada reportaje nos ha costado un ojo de la cara. El presupuesto de Photitos me parece hasta barato y salís requetebién.

    • Un papá en prácticas
      10 enero 2015 at 3:14 pm

      jajajajaja ¡Seguro que no fueron tan desastrosas! Que ya te tengo calada y eres una exagerá! Como yo! :-)) ¡Un beso!

  11. Avatar
    Raquel, eldiariodetumami
    Responder
    10 enero 2015 at 6:30 pm

    Alaaaaa que wai!! Nosotros nos hicimos una sesión estando embarazada pero nos la hizo una amiga en su casa y tampoco quedaron tan mal aunque todavía estoy esperando algunas fotos Jajajaja. Luego decidimos al nacer pero a oscar no le entusiasmaba tanto así que pensamos ahora que esta súper gracioso pero andamos mal de pasta y por aquí son con 10 fotos y seguro que luego te llevas mas jejejeje. Que pena que sea tan lejos! Besazos

    • Un papá en prácticas
      11 enero 2015 at 6:51 pm

      Habrá tiempo para esa sesión, ya verás! A nosotros es que nos salió de lujo, porque en la del embarazo pagamos 120€, así que en esta segunda sólo nos quedaban 60 eurillos por pagar. ¡Busca que seguro que encuentras un fotógrafo así cerca! 🙂 ¡Un besote!

  12. Avatar
    12 enero 2015 at 12:16 am

    Hmmmmmmmm… Tengo en el cajón de tareas pendientes la sesión de fotos de marras. Espero poder sacar algo de tiempo antes de que la nena se vaya a la mili… (vale, ahora ya no se va a la mili, pero el ejemplo se entiende..)

    Me parece una idea genial. Me apunto el nombre del artista…

  13. Avatar
    13 enero 2015 at 1:07 am

    Que guapooooooos!!! Me encantan estas fotos, además me parece una idea genial para regalar. A mi Papidire me hizo la sesión cuando estaba embarazada, pero siempre pasa lo mismo, tenemos tropecientas fotos de Vikingo, pero como el fotógrafo es papi al final nunca sale en las fotos y las que tenemos de familia no son tan molonas. A ver si nos animamos a hacernos una los tres juntos. Besos!

    • Un papá en prácticas
      17 enero 2015 at 12:14 am

      ¡Sí! ¡Que al final a nosotros nos pasa eso también! Hacemos fotos uno u otro, pero nunca salimos los tres, así que lo del fotógrafo es necesario, jajaja ¡Besos!

  14. Avatar
    13 enero 2015 at 11:04 pm

    Es un recuerdo precioso!! Nosotros también hicimos sesión con barriga, cuando nacio el Miniser y ahora hemos repetido los tres durante el embarazo y volveremos cuando nazca la Birkiki, y es que por mas fotos que tengas, como las de un profesional no las hay! Eso si, vaya precios más majos que tiene Julián!! Ya podría pillarme un poco mas cerca!!

    • Un papá en prácticas
      17 enero 2015 at 12:19 am

      jajajaja ¡Está que lo tira con los precios! Lo decía antes en otro comentario: Lo del fotógrafo es necesario. Por un lado por la calidad. Y por otro porque si no siempre hace la foto o papá o mamá, pero nunca salen todos en la instantánea!

  15. Avatar
    Aneta
    Responder
    16 enero 2015 at 9:03 pm

    Que fotos mas preciosas! Nosotros también nos hicimos una sesión en el embarazo…. Nos apuntamos el nombre para sesión con Aittana! Pero para cuando haga bueno….menudo invierno nos espera….yo lo llevo fatal compañero….jejejje

    Un besote

    • Un papá en prácticas
      17 enero 2015 at 12:30 am

      Ay, qué mal llevamos los valencianos el largo invierno de Madrid… 🙂 Os recomiendo muy mucho al fotógrafo para cuando vuelva el buen tiempo! ¡Un besazo, compañera!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info