Raquel Díaz Reguera: “La mayoría de mis libros son resultado de mi recorrido vital como madre”

Ya no sé cuándo fue la primera vez que hablé con Raquel Díaz Reguera. Tampoco cuál fue el motivo. Seguro que algún reportaje en el que estaba inmerso. Llegados a este punto ese detalle da lo mismo. Lo que importa es que en aquel momento, tras intercambiar unos emails, charlé con ella por teléfono y me conquistó de la misma manera en que ya lo habían hecho algunos de sus álbumes ilustrados. Desde entonces hemos mantenido el contacto periódicamente y hemos estado siempre al tanto de sus novedades, muchas de las cuáles Mara y Leo tienen firmadas en libros que ya son tesoros que guardamos como oro en paño.

Hace poco, intentando poner un poco de calma en la locura frenética del mundo editorial, Raquel creó junto a su hermana Vuelaletra Edicionesuna editorial que pretende “dar una vuelta de tuerca a esto del álbum” y que se ha estrenado reeditando el que fue el primer libro escrito por Raquel, un canto al amor materno titulado Un amor tan grandeMe pareció una ocasión perfecta para entrevistar a esta escritora e ilustradora sevillana, autora de joyas como ¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?  o Yo voy conmigo, y de paso para dar el pistoletazo de salida a una sección que llevaba tiempo queriendo abrir en el blog  de entrevistas a personas relevantes del mundo de la cultura para niños. No se me ocurre mejor carta de presentación para la sección que Raquel Díaz Reguera.  Continue reading “Raquel Díaz Reguera: “La mayoría de mis libros son resultado de mi recorrido vital como madre””

República Luminosa

A un niño todos lo hacemos nuestro porque nos hace mirar a nuestros hijos de reojo, conscientes de los peligros que acechan por todas partes, y suspirar aliviados sintiéndolos a salvo. Julen era Julen y era a su vez todos los niños del país.

Pequeña gran revolución

Últimamente he escuchado en bucle la canción ‘Pequeña gran revolución’ de Izal. Soy capaz de hacer un videoclip mental con imágenes de Mara mientras tarareo su letra. Toda me remite a ella. 

Ser mayor es un aburrimiento

Ser mayor es un aburrimiento. Cuando somos mayores nos preocupamos tanto de buscar el truco que nos perdemos la magia. A 2019 le pido ser más veces más niño. Y menos aburrido. 

Trenes

Me fascina la pasión de Leo por los trenes, pero sobre todo me fascina su ausencia de prisa, su paciencia para esperar sin rechistar, sin mueca alguna de aburrimiento, los 10 minutos de vacío entre cada paso de tren. Por eso, sospecho, el tiempo da la sensación de ser tan largo cuando somos pequeños.