El tiempo no entiende de sentimentalismos

Hace unas semanas, a propósito de un post de este blog con el que se sintió muy identificada, una mamá me dejaba en la página de Facebook de Un papá en prácticas un comentario precioso que concluía: “A ver si va a ser cierto eso de que los libros (y los textos) te escogen”. Me gustó esa frase final porque yo, desde hace tiempo, vengo pensando precisamente lo mismo, que los libros y los textos que yo creo escoger, están realmente escogiéndome ellos a mí; que el proceso que te acerca a un libro es inverso a cualquier lógica. Solo eso explicaría algo que me sucede a menudo: estar dándole vueltas a un tema concreto para luego, en la novela de turno que me estoy leyendo, encontrarme con un fragmento sobre esa misma temática que me desarma. Continue reading “El tiempo no entiende de sentimentalismos”

Una mirada, una sonrisa, un beso al aire

Ser padre me ha convertido en una persona nueva, con una nueva escala de valores y más apegada al presente, más capaz de percibir detalles cotidianos que antes me pasaban desapercibidos, como el que ocurre cada mañana en la puerta del colegio.

Tan dura, tan bonita (la bipaternidad)

Tan dura, tan agotadora por momentos, la experiencia de la bipaternidad. Tan bonita a la vez, tan llena de instantes efímeros, de palabras, sonrisas, gestos y miradas que nos hacen olvidar de un plumazo los trances menos Pinterest.