Papás en paro

familiaComo os comenté antes del cierre del blog por vacaciones, agosto iba a ser un mes para pensar y reflexionar sobre nuestro futuro y septiembre se anunciaba como un mes para tomar decisiones y llenar nuestra vida de cambios. Y no me equivocaba. Y no lo digo porque en agosto tuviésemos mucho tiempo para pensar, que no fue el caso. Me refiero más bien a que septiembre ha empezado como preveíamos, sólo que quizás las cosas se han acelerado más de la cuenta y de lo esperado. Pero me gusta pensar que todo pasa por algo.

Como sabéis l@s que seguís este blog con asiduidad, la mamá jefa decidió dejar su trabajo en marzo y acogerse a una especie de ERE. Tras pensarlo un poco, llegamos a la conclusión de que entre la bajada de sueldo que se estaba negociando en su empresa, la reducción de jornada, el transporte hasta el trabajo y la guardería, su empleo nos iba a salir a pagar, así que hicimos lo que nos pedía el cuerpo. Renunciar a ese puesto de trabajo de forma que la mamá jefa pudiese tener todo el tiempo del mundo para disfrutar del día a día con la pequeña saltamontes. Estoy seguro de que nunca nos arrepentiremos de ello.

L@s que seguís nuestras andanzas semana a semana también sabréis que yo trabajaba desde casa para una agencia de comunicación de Valencia. Y seguro que más de una vez me habréis leído quejándome de mi horario infernal, que me ocupaba casi doce horas diarias (¡Y eso que no tenía que perder tiempo en transportes de ida y vuelta hasta el trabajo!). En fin, resulta que en julio la empresa me dijo que me querían en Valencia. Y claro, como podéis imaginar, a mí se me hizo de noche. ¡Y no por trabajar en una oficina! ¡Y mucho menos por volver a Valencia! Se me hizo de noche porque mi horario (incomprensible a todas luces) se extendía desde las 9:30 de la mañana a las 20:30 de la tarde con…¡3 horas para comer! Y eso de lunes a viernes. Todas las semanas del año. Y bueno, estando en casa, uno lo lleva. Mal pero lo lleva. Pero estando en Valencia eso supondría renunciar prácticamente a ver a mi hija de lunes a viernes. Y por ahí no paso.

En mi empresa intenté explicar mis argumentos y les dije que tenía claro que no quería ser un padre que no estuviese presente en la vida de su hija de lunes a viernes. Les dije que quizás ahora no lo veían (y no sólo porque ellos no son padres), pero que pensasen en cuando Mara tuviese tres o cuatro años más. ¿Iba a ser un padre que no llevase a su hija al parque? ¿Un padre que no la recogiese por lo menos algún que otro día en la puerta del colegio? ¿Un padre que no la pudiese ayudar, llegado el momento, con sus deberes? ¿Un padre que llegaría a casa y no tendría tiempo para más que para darle un beso de buenas noches? Me ha costado mucho, pero tengo muy claro lo que quiero para mi vida. Y para la de mi familia. Y desde luego, no es eso. Así que no me quedó más remedio que rechazar las nuevas e inamovibles condiciones que me proponían.

La semana pasada los sucesos se aceleraron y, aprovechando que el viernes estaba en Valencia para disfrutar del finde con mi familia y amigos, firmé una carta de despido con sabor a regalo de cumpleaños envenenado. No entraré aquí a valorar cómo se han portado conmigo en estos últimos días. Sólo diré que hoy soy un español más en la cola del paro. Y diré también que, al contrario de lo que se podría imaginar, no siento miedo ni nervios por la situación en la que nos hemos quedado. Todo lo contrario. Me siento orgulloso por haber sido fieles a nuestros principios en lo que a conciliación se refiere (con lo difícil que es serlo en estos días que nos toca vivir) y creo que esto no deja de ser una oportunidad que nos brinda el destino para encontrar nuevos empleos y experiencias o, en su defecto, para emprender y tomar las riendas de nuestras vidas.

Como siempre decimos la mamá jefa y yo, juntos somos invencibles. Así que vamos a por el siguiente reto: ¡Encontrar un nuevo piso! Os iré informando 😉

PD: Disculpen las molestias, pero hoy necesitaba escribir un post de desahogo personal 🙂

87 respuestas

  1. Elena
    Responder
    15 septiembre 2014 at 10:25 am

    Enhorabuena por la decisión y la actitud y SEGURO que todo ira fenomenal!!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 12:37 pm

      ¡Gracias mil, Elena! Estoy seguro de que será así! Un abrazo grande!

  2. 15 septiembre 2014 at 10:35 am

    Solo puedo darte la, enhorabuena y felicitarte por tu decisión. Nuestro tiempo vale oro y vale la pena gastarlo con nuestra familia y, sobretodo, ver crecer a nuestros hijos. Estoy segura que esto te va a abrir puertas en lo que al mundo laboral se refiere, de una manera más “moderna” o conciliadora. A mi me despidieron hace 5 años, cuando estaba de 8 meses. Me dijeron que solo era una propuesta, que podía decir que no porque era e vidente que embarazada no podían despedirme a no ser que yo quisiera, y que si decía que no, no pasaba nada, que tenían los papeles de mi compañera preparados también, pero que habían querido preguntarme a mi primero por si quería aprovechar, coger mi dinero y criar a mi hijo. Eso hice, mi compañera era mi mejor amiga y tenía dos niños que ya iban a ir al cole, y necesitaba el trabajo más que yo. Llevaba menos tiempo en la empresa, así que el finiquito que podía llevarse era mínimo. Así que cogí lo que me tocaba y a estar con mi bebé. Fue duro, sí, pero no me arrepiento, porque fui recuperando mi pasión, y poco a poco fui creando mi propio puesto de trabajo, y poco a poco mi sueño se va haciendo realidad. Dejar el trabajo convencional me liberó la mente y ahora estoy muy contenta. No cambiaría nada desde aquel 23 de marzo de 2009. Atrévete a soñar y se hará realidad!! Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 12:39 pm

      Estas historias personales me sirven y mucho como espejo. Gracias por compartirla con nosotros, Nuria. Y como tú en aquel 2009, nos atreveremos a soñar y a buscar una realidad mejor para nosotros. ¡Un abrazo!

  3. 15 septiembre 2014 at 10:36 am

    Me parece la mejor forma de ofrontarlo, sois un equipo ganador y no tengo la menor duda de que os va a ir genial!!
    Y mientras llegan las nuevas oportunidades disfrutar mucho de este momento, que crecen a ritmo de vértigo.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 12:40 pm

      Lo primero es eso, disfrutar de la peque. Y luego ya se verá lo que nos depara la vida. Aunque seguro que es mejor que lo que había hasta ahora 🙂 Gracias por tus palabras. ¡Un besazo!

  4. 15 septiembre 2014 at 10:46 am

    ¡¡A por todas!!
    Estoy contigo, nos condicionan nuestras circunstancias y sobre todo nuestras decisiones y en este caso, teníais razones de peso para decidiros.
    Se cierran puertas porque se abren ventanas… ¡¡a por todas!!
    Un abrazo para los tres.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 12:41 pm

      Cuando el trabajo se mete en tu vida, en tu esfera personal, mal asunto. Ahora a buscar esas ventanas que llegan cargadas de aire nuevo 🙂 ¡Gracias y un abrazo!

  5. 15 septiembre 2014 at 11:00 am

    Enhorabuena!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Espero que pronto te llegue ese empleo con las condiciones que quieres, mientras tanto, olé por tu decisión y tu valentía. Y felicidades a tu hija por ese padre que tiene 🙂

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 12:42 pm

      ¡Gracias, compañera! La verdad es que si tienes claro lo que quieres, el resto es más fácil. Cuesta tomar las decisiones, pero al final hay que decidir entre vida y trabajo. Porque trabajar es necesario, pero no a cualquier precio. ¡Un abrazo grande!

  6. 15 septiembre 2014 at 11:03 am

    Enhorabuena por esa decisión, que no habrá sido nada fácil de tomar. Es fantástico que tengas tus prioridades tan claras. Espero que la nueva etapa vaya muy bien!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 12:43 pm

      ¡Gracias mil, compañera! Seguro que será así. Y si no, siempre podré decir que al menos lo intentamos 😉 ¡Un abrazo!

  7. 15 septiembre 2014 at 11:03 am

    ¡Anonadada me hallo! Yo que pensaba que la imposibilidad para conciliar era cosa de mujeres y resulta que los machos alfa de la familia también estáis en riesgo. Esto no tiene nombre. El papá de la bichilla está encantado con su trabajo, pero entre semanas que viaja y días en que llega más tarde de las 7, pues en ocasiones no alcanza ni a ver a la niña despierta.Al principio yo tenía mucho miedo al asunto de quedarnos sin uno de los sueltos (como yo también renuncié no me corresponde paro ni nada),pero oye,limitándome los caprichitos al final casi que no me estoy enterando. ¡Feliz renovada paternidad!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 12:45 pm

      En mi caso, hemos llegado a un acuerdo para que me den el paro (ya que en realidad no es una renuncia, es un cambio en las condiciones en que desarrollo mi trabajo). Pero por no meterme en líos de abogado, no he querido ir más allá. Así que con eso y muchas ganas, tenemos una base para empezar desde cero. ¡Gracias, compañera!

  8. Ana
    Responder
    15 septiembre 2014 at 11:08 am

    Ánimo! Todo en la vida pasa por algo…
    Algo interesante esta por llegar…
    Si no somos fieles a nuestros principios, que nos queda?
    Una famila de monstruitos se alegra de teneros por aquí, y siempre os quedara el solárium!!
    Tenéis todo nuestro apoyo!!
    Un abrazo chatarrero!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 12:46 pm

      Pero qué bonitos son ustedes, amigos 🙂 Acabamos de pedir presupuesto para techar el solarium (por el frío del invierno y esas cosas), así que ir preparando un juego de llaves 😛 ¡Un abrazo grande, familia!

  9. Mamá metalera
    Responder
    15 septiembre 2014 at 11:33 am

    Hola!!Soy nueva por aqui y queria felicitarte por este estupendo blog que me ha ayudado a ponerle un toque de humor a la crianza de mi linda bebe de AD y ver que no soy rara ni de otro mundo por seguir lo que me dice mi instinto, es decir, criar a mi hija respetando sus necesidades y ritmos.
    Espero que encuentres un trabajo que se adapte a tus necesidades y te permita conciliar o quien sabe, quizas te animes a hacer algo por tu cuenta.
    Muchos saludos familia

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 12:48 pm

      ¡Gracias por animarte a comentar, compañera! Y me alegra mucho que nuestra experiencia te esté sirviendo. La verdad es que es un lujo rodearse de otros papis en la misma situación. Uno se siente menos loco 😛 ¡Un abrazo, familia!

  10. 15 septiembre 2014 at 11:33 am

    Ole ole y ole, te leo mucho y te comento poco pero te dire que me parece una muy buena decisión. A nosotros nos ha pasado algo muy parecido no esta semana sino la pasada. Ahora mi marido está disfrutando de sus hijos, de llevarlos al cole, de jugar con ellos en el parque… si que es verdad que tendremos que ajustarnos y mucho pero… mis hijos han recuperado a su padre y somos felices.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 1:23 pm

      Esa es la mentalidad. Hay que ajustarse más, pero se hace encantado de la vida. Porque lo que ganas, no lo pago el dinero 🙂 ¡Gracias, compañera! Mucho ánimo y olé también por vosotros!

  11. 15 septiembre 2014 at 11:36 am

    Mucho ánimo!! seguro que no tardan en arrepentirse y estoy convencida que con esfuerzo sacáis adelante lo que os propongáis, además siempre podrás contar con tus fieles lectores para lo que necesites 😉

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 1:24 pm

      ¡Mil gracias, Laura (por fin te pongo nombre)! 😛 Seguro que de esta salimos más fuertes. Y felices por hacer lo que nos pide el cuerpo 🙂 ¡Un abrazo!

  12. 15 septiembre 2014 at 11:54 am

    Pues me parece cojonudo lo que has hecho (y lo que hizo tu mujer también). Hace poco escribía yo un post también de desahogo personal relacionado con este tema. Hay que joderse con la no-conciliación… Somos los nuevos esclavos. A la mierda!!!

    Os (nos) irá estupendamente! Besos!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 2:06 pm

      Al final hay que buscar fórmulas para conciliar, ya que desde arriba parece que no facilitan las cosas. ¡Nos irá genial, compañera! ¡A todos! ¡Un besote!

  13. Mavaca
    Responder
    15 septiembre 2014 at 12:09 pm

    Me parece que es un caso muy común ¿no? Nosotros también hemos dejado el trabajo por las niñas; y por supuesto también pensamos que juntos tenemos más fuerza y podremos hacerle frente al incierto futuro.
    Ánimo, que se vive mejor así. Como decía una amiga mía, el chiringo no es tuyo y no te va a cuidar cuando seas viejo.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 2:07 pm

      Creo que sí, que cada vez es algo más común. Aunque mucha gente te siga mirando raro cuando lo cuentas. Pero bueno, poco a poco, y con gestos como los vuestros, los nuestros y los de tantos otros, lograremos que el término conciliación resuene más alto. ¡Gracias, compañera!

  14. 15 septiembre 2014 at 1:24 pm

    Mucha suerte en esta nueva etapa para toda la familia. De verdad. Estoy segura de que algo cojonudo surgirá. Un beso

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 2:08 pm

      ¡Gracias, compañera! Estamos muy ilusionados, así que con ilusión seguro que sale algo chulo. ¡Un besazo!

  15. 15 septiembre 2014 at 2:53 pm

    ¡Ánimo! Por lo que veo cada vez somos más en el club. Seguro que algo bueno saldrá. Lo importante es tener los pilares claros 😉 Estoy convencida que hay gente de la tribu dando un trabajo conciliador. ¡A ver si entre todos logramos cambiar el mundo!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 4:17 pm

      Cada vez somos más y eso es una gran señal, porque eso significa que cada vez hay más personas conscientes de la necesidad de conciliar trabajo y familia. Lograremos cambiar el mundo. Al tiempo 😉 ¡Gracias y un abrazote!

  16. Sonia (la mamá de Álvaro)
    Responder
    15 septiembre 2014 at 3:14 pm

    Os aplaudo. Decisiones así no son fáciles de tomar. El miedo al futuro siempre está atenazandonos las entrañas… por eso os aplaudo!
    Habéis hecho lo correcto y algo bueno os está esperando a la vuelta de la esquina, seguro!
    Un besazo para los tres

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 4:19 pm

      Al final es lo que dices, siempre estamos pensando en el después mientras nos vamos consumiendo en el ahora. Ya llevaba tiempo en que no era feliz con el trabajo por el horario. Ahora he tenido la oportunidad de dar el paso. No sé si nos irá bien o no, pero por lo menos siempre podremos decir que lo intentamos. ¡Muchas gracias, Sonia! ¡Y un besote enorme!

  17. PatriAcosta
    Responder
    15 septiembre 2014 at 3:30 pm

    Ahí, con un par!! Te digo lo que todos, qué valientes, en los tiempos que corren, pero seguro que tenéis una satisfacción enorme por haber tomado esta decisión.Os ira de maravilla, con ilusión y optimismo, eso siempre!!!
    En nuestro caso, yo me quedé en paro un año antes de ser mamá y la decisión nuestra fue posponer mi reincorporación al mundo laboral y vivir esta etapa de crianza sin ansiedades por conciliar,tal y como esta el patio, prefiero ajustarme un poco y disfrutar de criar a mi niño, que tener un trabajo penco, cobrando una miseria y encima tener que pagar a alguien para que cuide de mi hijo!! Habrá quién piense que es un atraso, pero somos mucho más felices así, te lo aseguro. Eso es lo que importa,vivir feliz!! Mucha suerte!!!!! Un abrazo.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 4:20 pm

      Cómo te entiendo, Patri! Al final trabajas para pagar lo poco que ganas en que alguien te cuide a tu hijo. ¡Pues para eso lo cuidas tú! Creo que es mucho mejor vivir con estrecheces pero siendo feliz, que hacerlo ganando mucho pero sin poder disfrutar de tu familia. O al menos esas son nuestras prioridades 🙂 ¡Gracias mil y un besote!

  18. 15 septiembre 2014 at 3:47 pm

    Bravo, Adrián! Es triste que en este mundo que vivimos tengamos que elejir entre la familia o el trabajo, y renunciar a partes tan importantes de nuestra vida, ya sea una u otra. Y me alegro que tengáis las ideas tan claras y la fuerza para saber cuales son las prioridades que realmente importan! Mucho ánimo a los tres, te mando todo mi apoyo y el de mis padawanes, seguro que todo esto será para bien.
    Un abrazo fuerte!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 4:22 pm

      Muy triste tener que elegir entre una cosa y otra. Muy triste. Pero bueno, seguro que habrá empresas (y si no las crearemos nosotros) dónde valoren la importancia de conciliar ambas cosas. Os iré contando, pero seguro que todo esto es para mejor. Gracias por vuestro apoyo, familia. ¡Un abrazo!

  19. 15 septiembre 2014 at 4:33 pm

    Te aplaudo muy fuerte. Si todos los padres actuaran como tu, no tendríamos problemas de conciliación. No me cabe duda que durarás poco en el paro.
    Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 4:44 pm

      ¡Muchísimas gracias, Vanesa! Ojalá sea así. Y seguro que hay muchos padres más que actúan como yo, sólo que sus historias mínimas (como la mía) no las cuentan en un blog. Poco a poco vamos siendo más conscientes del tema de la conciliación. ¡Un abrazo fuerte, compañera!

  20. 15 septiembre 2014 at 5:00 pm

    Te comprendo perfectamente porque a mi en mi anterior trabajo me pasó algo parecido la empresa fue comprada por otra y cuando llegaron los nuevos jefes pretendían que me fuera a unos cuantos kilómetros lejos de mi casa a trabajar y con un horario de sol a sol, a lo que yo me negaba, porque si ya veía poco a mi hija con el horario que tenía ahora la vería muchísimo menos, vamos para darle el beso de buenas noches y eso con mucha suerte, así que tomé una decisión, forcé el despido y lo conseguí. Te digo que no me arrepiento ni un solo día de aquella decisión que tomé. ¡Mucha suerte en vuestra nueva etapa!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 5:52 pm

      Creo que yo tampoco me voy a arrepentir. Al final uno se arrepiente de hacer cosas que no le hacen feliz. Y estar con mi peque y poder disfrutar de ella me convierten en una persona muuuuuuy feliz. ¡Como para arrepentirse! 🙂 ¡Mil gracias y un abrazo grande!

  21. 15 septiembre 2014 at 5:20 pm

    Vaya. Con el título me había pensado que nos ibas a dar algún consejo mágico a los padres en paro. En cambio me encuentro con que has decidido unirte al club. Te advierto que es un club muy poco glamouroso.
    Es una decisión dura, pero si os lo podéis permitir, creo que siempre es una decisión correcta intentar ser fiel a uno mismo. Os mando todos mis ánimos y por lo menos nadie te va a poder quitar esta temporadita de disfrute absoluto de tu niña.
    ¿Os quedáis en Madrid? Podemos hacer una desvirtualización en plan los lunes al sol 😉 Besotes!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      15 septiembre 2014 at 5:54 pm

      Que va, que va, para eso todavía no tengo una receta mágica, pero dame tiempo 😛 Sabemos que no es glamouroso, pero como nosotros somos poco glamourosos y más de disfrutar las pequeñas grandes cosas de la vida, creo que nos adaptaremos rápido 🙂 Nos quedamos en Madrid. Lo que todavía no sé es en qué zona de Madrid. Pero sea como sea nos apuntamos a esa desvirtualización. ¡Y que vivan los lunes al sol! 😛 ¡Un besote!

  22. Vanesa
    Responder
    15 septiembre 2014 at 8:53 pm

    Óle, óle y óle por echarle “huevos” y defender vuestras convicciones.
    Yo llevo en paro varios años y sin currar hace mas de un año, pues me despidieron estando embarazada de tres meses ( no fue por el embarazo fue por la crisis ) al mismo tiempo mi marido se quedó en paro porque la empresa hizo reducción de personal…
    Reconozco q fue un mazazo pero si echamos la vista atrás… casi ha sido una bendición, pues hemos disfrutado ambos del embarazo y de los 9 meses de la bicho. Ahora los dos buscamos trabajo ( mas él q yo, me da pereza separarme de mi peque ) pero lo q tenemos clarísimo es q tanto papá como mamá tienen q despertar, comer, cenar y dormir juntos con nuestro tesoro, si no…. qué sentido tiene??

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 7:23 am

      Amén, Vanesa. Amén. Cuesta mantener las convicciones. Y más en estos tiempos que corren. Pero a veces sólo es cuestión de cambiar prioridades. Mucho ánimo, familia. Y muchas gracias por tu comentario. Como con todo en la vida, nos demostráis que no estamos solos. ¡Un abrazo!

  23. 15 septiembre 2014 at 10:56 pm

    Felicidades! si es lo que deseáis para vuestra familia estupendo, y enhorabuena, la familia es lo primero! Ahora a disfrutar de tus chicas!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 7:24 am

      Muchas gracias, compañera. Desearíamos un trabajo compatible con la familia, pero mientras no lo encontremos, disfrutaremos del lujo de poder estar el máximo tiempo posible al lado de nuestra peque 🙂 ¡Un abrazo!

  24. Jesús
    Responder
    15 septiembre 2014 at 11:06 pm

    Solo puedo decir una cosa: olé!!. Este país no piensa para nada en los hijos, no se dan cuenta que son el futuro, y mucho menos piensan en los padres, que sentido tiene tener un hijo al que no puedes ver con los horarios infernales que tienen las empresas. Soy de tu misma opinión y me parece muy bien lo que has hecho. Mucho ánimo y ojalá que en un futuro no muy lejano las cosas cambien. Saludos de un papá Madrileño.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 7:26 am

      ¡Gracias, Jesús! Estoy totalmente de acuerdo contigo. ¿Qué sentido tiene tener un hijo si luego te lo tienen que cuidar terceras personas porque tú no tienes ni media hora al día para dedicarle? Algo va mal en este país. Y desde luego no somos nosotros pidiendo algo tan lógico como la conciliación. Un abrazo grande. También desde Madrid.

  25. 16 septiembre 2014 at 12:03 am

    Ánimo y fuerza para la nueva etapa que tenéis delante, seguro que lo lleváis muy bien. Y algo bueno y mejor saldrá. Lo que vas a disfrutar de Maramoto y de su madre a partir de ahora… no se te va a olvidar nunca y vas a estar ahí los mejores meses de su vida. Eso no se paga con dinero. Un abrazo enorme y mucha suerte, os deseo lo mejor.

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 7:27 am

      Gracias por aquí también, compañera. Sé que algo mejor va a salir. Y sé que será más compatible con ser papá. Eso seguro. Pero de momento, a disfrutar al máximo de la familia. ¡Un abrazo grande y gracias por tus palabras!

  26. 16 septiembre 2014 at 12:58 am

    Yo soy de las que piensa que todo pasa por algo. En estos tiempos que corren parece una locura quedarse desempleado, pero no lo es, ahora llega una nueva etapa donde podréis coger las riendas y tomar un nuevo camino. Yo viví algo parecido a lo que le ocurrió a la mamá jefa, volví de la maternidad y me encontré con un ERE en la empresa. Me fui feliz, cogí las riendas de un proyecto que llevábamos tiempo encaminando Papidire y yo y ahora trabajo por mi cuenta. Estoy con mi hijo, lo veo crecer y soy feliz. Te aseguro que aunque suene raro es algo bueno lo que ha ocurrido, estoy segura de que pronto nos contarás que has comenzado nuevos proyectos. Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 7:28 am

      Para nada suena raro. Yo tengo claro que es algo bueno, porque si lo de antes no me hacía feliz, bueno no podía ser. Ahora vamos a ver si encuentro algo más compatible con la familia. Y también si ponemos en marcha algunos proyectos que tenemos en mente. ¡Mil gracias por tus palabras y por contarnos tu experiencia, compañera! ¡Un fuerte abrazo!

  27. 16 septiembre 2014 at 8:35 am

    ¡¡Acabo de leer el post, Adrián, macho!! ¿¿¿Tres horas para comeeeeer…??? ¿¿Estamos locos o qué…??

    En fin… Realmente, amigo… habéis hecho ambos lo correcto. ¡¡Mi apoyo total, a tope!! Es una decisión triste, que te “obliguen” de esa manera… pero ya conozco más de un caso en que la jugada al final salió estupenda; que el cambio es siempre para mejor. Igual si no das este paso ahora, no te ocurrirán las cosas geniales que os esperan para este futuro próximo, créeme.

    ¡¡Pese a lo que nos quieren hacer creer, no todo es dinero en este mundo!! Pierdes poder adquisitivo por un lado, pero misteriosamente, ganas en valores y en calidad de vida. ¿A que no suena tan mal…?

    ¡¡Mucho ánimo en esta nueva etapa… y a pensar en nuevos y estimulantes proyectos!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 6:37 pm

      ¡Gracias, compañero! A veces es mejor dar un paso atrás para coger carrerilla. Y también vivir más apretado pero no perder los valores y la vida por el camino. Seguro que de esto sale algo bueno. Y si no es así, al menos lo habré intentado 🙂 ¡Un abrazo!

  28. 16 septiembre 2014 at 9:09 am

    Menos mal que hay gente valiente y con principios como vosotros! Estoy segura de que el cambio será para bien (y si no, como yo digo, para aceptar empleos de mierda siempre hay tiempo…)
    Mucho ánimo y mucha fuerza! Cuéntanos todas las novedades al respecto…

    Un abrazo!

    PD Como dicen por ahí, ¿tres horas para comer? ¿estamos locos?

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 6:40 pm

      Eso le digo siempre a Diana. A tiempo de trabajar en el McDonalds siempre estoy 🙂 Pero primero, vamos a intentarlo y a coger carrerilla para ir a mejor en nuestra vida. Os iré contando novedades, por supuesto. ¡Muchas gracias por tus palabras y un abrazo enorme!

      PD: Si, tres horas para comer. Y cuando me quejaba, me miraba con cara de “este tío está loco”…

  29. 16 septiembre 2014 at 9:52 am

    La jornada partida es una mierda pinchada en un palo… y te lo dice una que la “disfruta” (léase lo de disfrutar con ironía). De todas formas lo de tres horas para comer me parece una exageración… y además, no sé el resto, pero yo por lo menos, en horario de tarde rindo muchísimo menos que en horario de mañana.
    De todas formas seguro que os va a ir genial, va a ser un cambio a mejor 😉
    Ya nos irás contando.
    Un beso!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 6:40 pm

      Siempre digo eso. Yo puedo hacer todo mi trabajo en las 4 horas de la mañana. En las de la tarde, después de un parón de tres horas, no tienes fuerzas ni para tocar las teclas de ordenador… pero en fin! ¡Muchas gracias y un besote!

  30. 16 septiembre 2014 at 11:00 am

    Qué gran frase compañero!!!! Lo más importante lo tenéis claro, así que lo más duro del camino está hecho, lo demás llegará.
    Mucho ánimo!!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 6:41 pm

      ¡Gracias, compi! Seguro que llegan cosas muy buenas a nuestras vidas. Seguro 🙂 ¡Un besote!

  31. adiazreb
    Responder
    16 septiembre 2014 at 1:05 pm

    ¡¡Pues muy bien hecho!! Si no son razonables, lo primero es lo primero. Y los papis y mamis tenemos claro cuales son las prioridades… Lo dificil es ajustar tu vida a tus principios, así que enhorabuena (y mi admiración) por haberlo hecho.

    A ver si nos vemos un día antes de que os mudéis!!!!

    Un abrazo fuerte Nuria ( y nuestro, claro 🙂 )

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 6:42 pm

      Siempre se lo digo a Diana, que a ver cuándo quedamos! Al final vamos a tener que coger tú y yo las riendas y fijar una fecha 😛 ¡Mil gracias por el apoyo, Antonio! ¡Y un abrazo enorme, familia!

  32. 16 septiembre 2014 at 3:47 pm

    Muchísima suerte para esta nueva etapa! Eres un valiente y seguro que te esperan cosas muy buenas en adelante! Y además vas a poder disfrutar de Maramoto mucho más! Y como decís juntos sois invencibles así que seguro que el cambio será para mejor!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 6:43 pm

      ¡Seguro! Por ahora a disfrutar de la peque y a pensar qué hacemos con nuestras vidas en el corto plazo. Os iré informando 😉 ¡Un besote!

  33. Raquel, Eldiariodetumami
    Responder
    16 septiembre 2014 at 4:57 pm

    Oooh vaya compañero, este país es una mierda como una catedral vamos. Y la posibilidad de iros a Valencia no la pensasteis? De todas formas seguro, seguro que encontráis algo en Madrid, ya veréis. Hay que ser positivos!!!
    Besos y ánimos familia!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 6:44 pm

      No la pensé porque aquí en Madrid es más fácil encontrar trabajo de lo nuestro (dentro de la dificultad que existe hoy en día). Y en Valencia tenía claro que no quería trabajar en esa oficina que me iba a absorber 12 horas diarias de mi vida. 12 horas que no iba a poder dedicar a Maramoto. ¡Un besote y mil gracias!

  34. 16 septiembre 2014 at 5:43 pm

    Os deseo toda la suerte del mundo!!! tristemente, en la mayoría de ocasiones, la conciliación laboral se reduce a esto… seguro que hay suerte con la búsqueda de piso y pronto aparece algún trabajo con un horario decente!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      16 septiembre 2014 at 6:45 pm

      ¡Gracias, compañera! Estoy seguro de ello. Y si no aparece, lo crearemos nosotros. Todo se andará 😉 ¡Un abrazo!

  35. Aneta
    Responder
    17 septiembre 2014 at 12:26 am

    Bravo Adrián, que valiente. Ojalá hubiese mas gente como tú, otro gallo cantaria y el curro lo harian los jefes con los cuernos!. Ya sabes, estamos en Toledo para lo que necesiteis.

    Un besote de una valenciana en Toledo

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      18 septiembre 2014 at 9:50 am

      ¡Gracias, compañera valenciana! Al final no ha sido otra cosa que hacer lo que me demandaba el cuerpo desde hace unos meses. ¡Y ya era hora! Que sepas que a partir de ahora estaremos un poco más cerca. Nos vamos al sur de Madrid a vivir 😉 ¡Un besazo!

  36. Félix Iván Martínez Ortega
    Responder
    17 septiembre 2014 at 4:44 pm

    Buenas tardes.

    Te sigo desde hace meses pues desde que te leí por primera vez me sentí plenamente identificado contigo. Y vaya si me siento…

    Ante todo enhorabuena por echarle cojones a la vida, al sistema y al resto de humanos. Sencillo, tajante y claro. Como dicen muchos, hacen falta más como tú, que tengan bien definidos sus principios, convicciones y de los pasos para llevarlos a cabo.

  37. 17 septiembre 2014 at 4:56 pm

    Sois valientes, la mayoría no habría dado ese paso. Espero que tengáis mucha suerte los dos. Yo también he tenido un verano de cambios ya os contaré

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      18 septiembre 2014 at 9:51 am

      ¡Ahora me dejas con la intriga de conocer esos cambios, compañero! ¡Eso no se hace! 🙂 ¡Esperaremos atentos tus novedades! ¡Un abrazo!

  38. Félix Iván Martínez Ortega
    Responder
    17 septiembre 2014 at 5:02 pm

    Upps, perdon, le di a enviar comentarios pero aun no había acabado, jajaja. Si quieres, edita los dos y unificalos en uno.

    Digo que me siento ahora más identificado contigo que nunca porque en agosto igualmente mi esposa y yo tomamos una decisión casi igual. Nuestro peque tiene 5 meses y mi esposa ya se tuvo que incorporar a su trabajo a primeros de septiembre tras su baja maternal y mes de vacaciones.
    Mi trabajo exigía un horario desde las 8.00 hasta las 14.30 o 15.00 y desde las 16.00 a 21.00 de lunes a viernes.
    Desde que el peque nació nuestro plan de vida ha cambiado brutalmente, tanto que cosas que eran el día a día antes y cosas hipernecesarias, desde su nacimiento son extrañas y prescindibles y lo mejor: no las echamos de menos.
    No estábamos dispuestos a que mi hijo creciera sin padre o con un padre extraño. Su madre curra jornada completa pero turno unico de mañana, pero yo… soberana mierda. Así que tomamos la decisión de que mi esposa fuera en la familia la socia capitalista y yo el socio laboral, jajaja.
    Total, que desde agosto soy el padre más feliz del mundo pues puedo dedicarme a nuestro hijo por entero, podemos visitar a su madre a las 11.30 para que en su media hora de desayuno él siga mamando teta mientras ella se come su pieza de pan y su zumo y puedo hacer la casa mientras mi esposa gana el pan.
    El convencimiento ha sido claro: la vida, al final, para todos acaba igual. El camino hay que hacerlo feliz y junto a los tuyos.

    Bravo por vosotros. Sed felices

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      18 septiembre 2014 at 9:57 am

      Que sepas que me ha emocionado tu comentario y vuestra historia, compañero. Mucho. Y me quedo con esta frase: “la vida, al final, para todos acaba igual. El camino hay que hacerlo feliz y junto a los tuyos”. Creo que de alguna forma, somos familias gemelas. Principalmente porque vuestra forma de pensar es igual a la nuestra. Y también lo mucho que han cambiado nuestras vidas el nacimiento de nuestros hijos. Nosotros somos unas personas totalmente diferentes desde que nació Mara. Ahora nuestras prioridades son otras y las cosas que antes nos parecían importantes, ahora no lo son tanto.
      Antes pensábamos que necesitábamos mucho dinero para vivir. Ahora nos damos cuenta de que con mucho menos también se puede hacer. Y que incluso se puede ser más feliz.

      Un abrazo enorme y gracias por contarnos vuestra historia. Bravo también por vosotros.

  39. 18 septiembre 2014 at 11:18 am

    Bueno, pues no creo que fuera algo desorbitado lo que dices. Las empresas van a lo suyo y nosotros tenemos que ir a lo nuestros, pero es evidente que no podemos hablarnos de igual a igual, así que los damnificados siempre son los curritos… Mucha suerte y espero que consigáis los dos un trabajo digno que os deje disfrutar de vuestra peque. Un beso fuerte

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      18 septiembre 2014 at 3:09 pm

      Parece que el problema es que hablamos lenguajes diferentes. Porque como dices, no es nada desorbitado lo que les comenté. Pero no había manera de que lo entendiesen. Así que sí, al final perdemos nosotros. O ganamos, porque esto puede ser la puerta a nuevas y mejores oportunidades 🙂 ¡Gracias y un besote!

      • 19 septiembre 2014 at 8:47 am

        En esas condiciones, ¡está claro que ganáis! Seguro que encontráis algo mejor, ¡suerte!

  40. 18 septiembre 2014 at 11:30 am

    Un día de nochebuena de hace ya varios años, yo también lo mandé todo a tomar por culo. Mis condiciones laborales habían cambiado a mucho peor y no veía ningún futuro para mi en esa empresa, excepto trabajar y trabajar y pocas posibilidades de promoción. Desde entonces ha llovido mucho: una hija y una empresa que estoy montando y espero presentar en breve. También desde entonces tuve muchos momentos de zozobra porque adoraba mi profesión (reportera dicharracherra de prensa), pero los he ido superando con la idea de que la decisión que tomé fue la correcta. Tú también lo sabes; y tu pareja. Sí, juntos ¡seréis invencibles! ¡No me cabe duda! Un abrazo y os deseo un maravilloso futuro y mucha suerte con la búsqueda de piso.
    Muás!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      18 septiembre 2014 at 3:10 pm

      Ejemplos como el tuyo nos sirven de mucho a nosotros. Ojalá tengas mucha suerte con esa empresa que te traes entre manos. Espero que pronto nos cuentes sobre ella 😉 Gracias por tus palabras y un besazo enorme, compañera.

  41. Carmen
    Responder
    21 septiembre 2014 at 1:04 pm

    Con dos cojones y un palito!!! No me cabe la menor duda de que Mara está orgullosísima de esos peazo’ padres que tienen claro lo que quieren. Bravo por vosotros!!! Estoy segura de que no os vais a arrepentir. Yo ya he empezado a currar y encima tengo el horario partido así que lo llevo un poquito mal porque con un BAD ( me encanta la palabra) de 5 meses os podéis imaginar….A mí mi empresa me ha hecho el favor de ponerme las cosas más fáciles y les estoy muy agradecida pero aún así dejarlo por la mañana en la guardería ha sido duro. Menos mal que por la tarde está con su padre….cosa que me consuela. Por otra parte, qué asco de sociedad, es una pena que tengamos que renunciar a puestos de trabajo porque los horarios no se ajusten. De todas formas qué leches hace la gente metida ahí tantísimas horas??????? No se dan cuenta que no hacen nada más que quemar al personal y en realidad no se rinde bien….en fin….que esto no tiene pinta de q vaya a cambiar mucho. Cuánto tenemos que aprender de los suecos!!!! Chapó Adrián. Un abrazo grande para esa familia!!!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 septiembre 2014 at 8:36 am

      ¡Gracias mil por tus palabras, compañera!Imagino que ha tenido que ser muy dura la vuelta a la rutina, pero seguro que pronto te haces ella y tu BAD se acopla a la perfección a la guarde. ¡Y además por la tarde está con el papi! Respecto a los horarios de mi empresa: Sólo los entienden ellos, pero en fin… ¿qué le vamos a hacer? 😉 ¡Un abrazo enorme, familia!

  42. 1 octubre 2015 at 8:07 am

    Pues mucha, mucha, mucha suerte en esta nueva etapa. A mi me parece un paso valiente y, ante todo, responsable. Yo también he decidido quedarme en casa (bueno, en mi caso, dejar de buscar y seguir en la lucha obrera, que según sentencia judicial yo estoy trabajando xDDD). Como la justicia, aunque funciona, va MUUUUY despacio, creo que me va a dar tiempo a criar a 6 hijos antes de lograr recuperar lo que es mío. Que por otro lado, es lo que yo digo: tiempo muy bien invertido :).

    Eso si, y esto es una reflexión muy personal, cuanto más voy conociendo el mundo blogger más me alucinan las empresas. ¡La cantidad de talento que están dejando escapar! Lo siento pero yo, no lo entiendo. No entiendo a quien dejó escapar a Lucía, de Planeando ser padres, de la universidad. No entiendo que forzaran a tu mujer a dejar el trabajo, ahora tú…. (Yo misma tengo un buen concepto de mi valía y aquí me tienes, en casa, a las 9 am y comentando blogs ¬_¬) ¡Pero si sois personas implicadas capaces de movilizar a un montón de gente! ¿De verdad importa que estéis 6 que 12 horas con el culo pegado en una silla? En serio, no entiendo lo que pasa en este país U_U

    Un abrazo y mucha suerte!!! 🙂

    • 1 octubre 2015 at 8:08 am

      Jeje, y ahora me doy cuenta de que el post es de hace un año ^_^. Es oficial: no entiendo el twitter xDDDD

      Otro abrazo 🙂

      • Un papá en prácticas
        4 octubre 2015 at 2:01 pm

        No es tu culpa, tranquila. Es la maldita app que comparte los post cuando quiere 😀

    • Un papá en prácticas
      4 octubre 2015 at 2:01 pm

      Este post tiene sus meses, lo que pasa es que la maldita app lo comparte cuando le viene en gana 😀 Desde enero estoy trabajando. No me quedó más remedio, porque se hacía complicado pagar el alquiler. Pero por el medio nos dio tiempo a emprender y ahora tenemos una pequeña agencia de comunicación (a cargo de la mamá jefa), que empieza a ver la luz. La idea es que pronto podamos trabajar los dos en ella…y conciliar 🙂 ¡Un abrazo y mil gracias por tus palabras!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info