La hora del baño

Es un momento chulo el que pasan juntos en la ducha: jugando, interactuando, riéndose de sus trastadas…y también discutiendo y tirándose de los pelos por un cazo que los dos quieren a la vez en cuanto me giro un poco y los pierdo de vista.

Tan dura, tan bonita (la bipaternidad)

Tan dura, tan agotadora por momentos, la experiencia de la bipaternidad. Tan bonita a la vez, tan llena de instantes efímeros, de palabras, sonrisas, gestos y miradas que nos hacen olvidar de un plumazo los trances menos Pinterest.

Su primer gran ídolo

Mara es la primera gran ídolo de Leo. Y no me extraña, porque como dice su madre Mara solo quiere querer y solo se hace querer. Es una hermana extraordinaria.

De tres a cuatro: una catarsis necesaria

Cuando uno tiene el segundo hijo siempre intenta hacerlo lo mejor posible para que la integración del nuevo miembro en la rutina familiar sea lo menos traúmatica posible para toda la familia y, en especial, para la hermana mayor.