Tan dura, tan bonita (la bipaternidad)

Tan dura, tan agotadora por momentos, la experiencia de la bipaternidad. Tan bonita a la vez, tan llena de instantes efímeros, de palabras, sonrisas, gestos y miradas que nos hacen olvidar de un plumazo los trances menos Pinterest.

Su primer gran ídolo

Mara es la primera gran ídolo de Leo. Y no me extraña, porque como dice su madre Mara solo quiere querer y solo se hace querer. Es una hermana extraordinaria.

De tres a cuatro: una catarsis necesaria

Cuando uno tiene el segundo hijo siempre intenta hacerlo lo mejor posible para que la integración del nuevo miembro en la rutina familiar sea lo menos traúmatica posible para toda la familia y, en especial, para la hermana mayor.

Cuatro meses de sonrisas: Carta para el futuro

Han pasado ya cuatro meses desde aquel primer llanto desconsolado y lleno de vida con el que nos diste la bienvenida en los dos metros cuadrados del cuarto baño en el que llegaste al mundo. Desde entonces el llanto apenas se ha repetido, porque tú eres un coleccionista de sonrisas. Un tipo feliz.