Un papá en prácticas se toma un respiro (por vacaciones)

vacaciones

24 de julio. Desde hace ya tres meses tenía marcado este día en rojo en el calendario. ¡Vacaciones! ¡Sí, sí, sí! Las necesitaba como el comer. Imagino que como todo el mundo a estas alturas del año, con este calor insufrible que tiene al centro de la península en una ola de calor permanente desde que comenzó el mes de julio. Qué mal lo llevo. ¡Ay! Pero bueno, ahora ya no valen las lamentaciones, que empiezo las vacaciones. Felicidad máxima. Tres semanas para estar al lado de la mamá jefa, para que Maramoto no quiera separarse de mí, para visitar a la familia y a los amigos, para viajar, para desconectar, para descansar física y mentalmente, para disfrutar de los días sin necesidad de estar permanentemente corriendo, para conocer, para descubrir, para recargar pilas y para volver a enamorarme de la vida (aunque a veces me duela).

Ya sabéis que nuestras vacaciones del año pasado estuvieron más cerca del desastre que de cualquier otra cosa, pero nos hemos liado la manta a la cabeza -como siempre hemos hecho- y nos la vamos a jugar. Con coche incluído, aprovechando que Maramoto atraviesa una racha zen con su nueva sillita. Me siento tan optimista que creo que este verano, estas vacaciones, nada puede salir mal. Mañana, para no perder tiempo, cogeremos rumbo a mi Mediterráneo querido, a ese infinito mar azul que tanto echo de menos en Madrid.  Como dirían los tipos de Seguridad Social, “Soc Mediterrani” (Soy Mediterráneo), y contra eso no se puede luchar, se lleva en la sangre, como la horchata y la paella (que no el arroz con cosas). Y allí me esperan mis padres, mi hermana, mis tías, mis primos, mis amigos. Esa gente que forma mi pequeña patria valenciana, la única patria en la que creo, quizás porque ellos no entienden ni de himnos ni de banderas.

Y luego, tras parar unos días en casa, volveremos a coger el coche rumbo a Lisboa. Siete días para ver con calma, de forma pausada y al ritmo de Maramoto, la capital portuguesa y sus alrededores. Muero de ganas por perderme por las calles de Alfama, por subir al Castillo de San Jorge, por ver la panorámica de la ciudad y las aguas del Tajo desde sus miradores, por subirme en el mítico tranvía 28, por deleitarme con esa cara de sorpresa que pone Mara cuando algo le sorprende, por hacer mil y una fotos, por andar de la mano de la mamá jefa con el único objetivo de disfrutar del paseo, por asombrarme con la exhuberancia y la majestuosidad de Sintra, por andar por la arena de las playas de Cascais y ver una puesta de sol en Boca do Inferno, por jugar con Mara en las playas de Caparica, por perderme entre libros en la inmensidad de la biblioteca del Palacio de Queluz, por escuchar fado mientras saboreo una Sagres o una Super Bock en una terraza lisboeta… Muero por estar con ellas dos. Con Mara y con la mamá jefa. A solas. Sin las prisas del día a día. Con la única ambición de disfrutar el momento y de llenar los días de conversaciones sin importancia en lugares sin importancia. Porque como Soledad Villamil en ‘El mismo amor, la misma lluvia’, yo también pienso muchas veces que en esas ” conversaciones sin importancia en lugares sin importancia” se esconden muchos de los momentos más importantes de nuestras vidas.

Volveré para la segunda quincena de agosto. Imagino que con Madrid ardiendo todavía a 40 grados y, como diría Quique González, con la ciudad convertida “en un kiosko cerrado, un cementerio de coches abandonados”. Entonces será tiempo de volver a la rutina. Y de celebar el segundo aniversario de este humilde blog al que un servidor no le daba ni seis meses de vida, cosa que me demuestra que siempre hay que tener esperanza. Y perseverar. Y no rendirse. Y seguir intentándolo. Vale la pena. Pero la rutina y el aniversario ya llegarán. De momento inicio las vacaciones poniendo rumbo a Valencia. Voy hacia el mar, hacia ese lugar del que Alessandro Baricco dijo que no tiene caminos ni explicaciones. No seré yo el que le lleve la contraria a un escritor al que admiro, pero estos días prometo buscarle caminos. Y explicaciones.

Feliz verano a todos. Disfrutad de las vacaciones y, sobre todo, disfrutad de los vuestros. Nos volvemos a leer en unas semanas. Gracias, una vez más, por estar ahí.

20 respuestas

  1. 24 julio 2015 at 8:59 am

    ¡Pásalo muy bien! Nosotros nos vamos también en una semana. Nuestro plan es ir a visitar a los amigos emigrados a Alemania y hacer una ruta en bici por el Rin (a ver qué tal nos sale el experimento).
    Nos vemos a la vuelta

    • Un papá en prácticas
      24 julio 2015 at 9:43 am

      Al fresquito alemán! Qué buena pinta esa ruta, oye. Ya nos contarás a la vuelta 😉 ¡Un abrazo!

  2. 24 julio 2015 at 9:12 am

    Feliz verano! A descansar. 🙂

  3. 24 julio 2015 at 10:44 am

    Muy merecidas!! Y lo de Lisboa suena genial!!!
    Pasadlo en grande familia!

  4. 24 julio 2015 at 11:53 am

    ¡Pasadlo muy bien! Nosotros salimos mañana pero veo una locura lo de las vacaciones en coche ¡es que me da una pereza! Este año vamos a mezclar aves y aviones, a ver qué nos resulta.

  5. maria
    Responder
    24 julio 2015 at 12:50 pm

    Felices vacaciones disfrutad mucho que os lo mereceis, un besazo

  6. 24 julio 2015 at 12:53 pm

    A disfrutar!

  7. 24 julio 2015 at 1:35 pm

    Disfrútalas, amigo! Y aprende mucho!
    Verás el brutal cambio que sufrirá Mara estos días… pasar las 24 horas con los papis parece mágico y les ayuda a crecer mucho en poco tiempo, y más a la edad que tiene ahora. Disfruta contemplándola en su evolución a pasos agigantados!
    Te esperamos a la vuelta!

    • Un papá en prácticas
      17 agosto 2015 at 11:15 am

      ¡Gracias con retraso, Izascun! He visto ese cambio. Se ha soltado a hablar, mucho. Y está para comérsela a bocados. Ay! ¡Un besazo!

  8. Raquel
    Responder
    24 julio 2015 at 5:07 pm

    Felices vacaciones!!!

  9. 26 julio 2015 at 7:58 am

    Feliz verano, familia. Os lo merecéis. Se te ha olvidado mencionar que daréis un bocado a mi postre favorito, los pasteis de Belem. Tráeme uno, ¡por favor! Disfrutad muchísimo y suerte para que estas vacaciones no sean catastróficas ¡besos!

    • Un papá en prácticas
      17 agosto 2015 at 11:16 am

      ¡Gracias, Idoia! He desconectado tanto que te contesto con tres semanas de retraso 😀 Yo no soy muy de pasteles, pero la mamá jefa se comió unos cuantos a tu salud 😀 ¡Un besazo!

  10. Sergio
    Responder
    31 julio 2015 at 10:58 pm

    Hola! La verdad es que te leo desde hace poco.
    Sólo decirte que nuestras segundas vacaciones han sido infinitamente mejores que las anteriores:
    Nuestra bichita cada vez tiene mayor tolerancia a viajar en coche. Los primeros días fueron algo duros porque la arena y el mar le resultaban raros y le daba miedo, pero en cuanto lo perdió todo ha sido mucho más divertido (que no más descansado… ;P).
    Sólo daros ánimos porque aunque la intensidad no bajó, sí que fue intensamente divertido (el año pasado fue intensamente desesperante…) y de regalo aprovechamos para que empezara a usar el WC.
    Qué disfrutéis!!!!

    • Un papá en prácticas
      17 agosto 2015 at 11:21 am

      ¡Gracias por tu comentario, Sergio! Ya de vuelta a la rutina no me queda otra que darte la razón. Estas vacaciones han sido infinitamente mejores que las del año pasado. Nada que ver. Eso sí, cansadas y agotadoras como ellas solas. Hay cosas que no cambian… 😀 ¡Un abrazo grande!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info