¡Ya somos uno más!

ahora somos uno masCorrían las 15:05 horas del pasado martes 8 de octubre cuando Mara decidió (por fin) salir al mundo. Lo hizo de forma limpia. Pero también lenta. Trece horas nos pasamos en el paritorio. Diana atada a un millón de cables. Yo sentado en una silla que ni siquiera siendo generosos podríamos calificar como cómoda. Y lo hizo también con un pan bajo el brazo. Y no lo digo sólo porque ella nos evitara hace unos meses una multa de 100€ por pasear sin cadena a nuestro peligroso perro Coco, del que seguro que hablaremos en futuras actualizaciones (los policías se contuvieron para no poner nerviosa a una mujer embarazada). Además, y por si esto fuera poco, después de meses y meses de decepciones con la lotería, la llegada de Mara coincidió con un boleto premiado. ¡Nos tocó el reintegro! Sé lo que estáis pensando: Esta niña ha sido elegida por los dioses.

El premio gordo, eso sí, fue el poder disfrutar del maravilloso momento del nacimiento. Ver en una posición privilegiada como Mara sacaba su pequeña cabeza y tras ella el cuerpo entero del interior de su mamá. Un instante único. Difícil de describir con palabras. Sólo puedo decir que tras trece horas en el paritorio y más de treinta sin conciliar el sueño, me encontraba francamente cansado. Sin fuerzas. Muerto. Cuando la pequeña nació y la vi llorar encima de Diana todo ese cansancio se esfumó de golpe. De repente me sentí muy vivo. Más vivo y con más energía que nunca. Y todo gracias a un bebé de apenas 48 centímetros y tres kilos de peso. Hasta el paritorio me pareció un lugar de lo más acogedor, como si mamá e hija pudieran transportar el calor del hogar a cualquier rincón del mundo. 

Una semana ha pasado ya desde entonces y la verdad es que la cosa (miedos e inseguridades al margen) transcurre de la mejor de las maneras. Y todo ello pese al pánico que me entró cuando nos dejaron solos por primera vez con la pequeña en la habitación del hospital y vi que no había ningún manual de instrucciones para su funcionamiento y cuidado. Por suerte para los papás, las mamás desarrollan de forma inmediata el instinto. Y donde no llega éste, lo hacen los consejos de las enfermeras. Con un mucho de lo uno y un poco de lo otro Mara crece y nos sorprende día a día. Y no tanto físicamente (apenas ha engordado 50 gramos desde entonces) como a nivel de gestos y sensaciones. Ahora pasa ya bastante tiempo con los ojos abiertos y sus movimientos poco tienen que ver con los de hace unos días. ¡Hasta nos ha deleitado ya con su preciosa sonrisa!

Un servidor, mientras tanto, compagina sus labores como Auxiliar de Mamá (en próximos artículos hablaré de este sacrificado puesto de trabajo) con la contemplación narcotizante de la pequeña -a la que me como a besos siempre que puedo-. La madrugada del pasado viernes, la primera que pasábamos en casa tras el paso por el hospital, me quedé embobado de pie al lado de la cama desde las cuatro hasta las seis viendo como Mara reponía fuerzas a través del pecho de su mamá y como ambas se dormían poco a poco. Un momento mágico. De aquellos que merecen ser contados. (Cosa que hice, despertando a un amigo a las seis de la madrugada. Por suerte, no sólo no se lo tomó con malhumor, sino que se mostró encantado de que le hiciera partícipe de mis experiencias). Miré entonces a Diana, a la que he admirado siempre y a la que admiro mucho más desde el paso por el paritorio, donde a pesar de sufrir mil y un dolores, fue capaz de hacerme reír varias veces. Todo en ella es magia. Miré también a Mara. Tan frágil. Tan bella. Tan capaz de despertar sentimientos pese a su diminuto tamaño. Y miré finalmente a las dos. En conjunto. Mamá e hija. Entonces, por primera vez, asimilé que sí, que ya éramos uno más. Y pensé que si un concepto tan relativo como la felicidad existía, debería parecerse mucho a lo que yo estaba experimentando en aquel preciso momento.

15 respuestas

  1. 15 octubre 2013 at 5:15 pm

    Ainssss! Recuerdas la primera vez que te leí? Ya te dije que pintaba muy bien tu letra fresca! 😉
    Enhorabuena familia! Os habéis completado un poquito más…
    Ya tengo ganas de saber más sobre el SER AUXILIAR DE MAMÁ… jajajaja

    • 15 octubre 2013 at 5:24 pm

      Gracias (como siempre) por tus palabras! La semana que viene nos adentraremos en el maravilloso mundo de los auxiliares de mamá :-)))) Un besazo!!

  2. 24 octubre 2013 at 2:33 pm

    Que linda alfombrita! Felicidades!! Estare pasando a visitarlos y leerlos por aca! Slds!

  3. 8 abril 2014 at 11:20 am

    A llorar! Felicidades familia!

    • 8 abril 2014 at 11:25 am

      :-))) ¡Muchas gracias, compi! Espero que disfrutaseis de ese primer viaje en familia 😉 ¡Muaka!

  4. 28 junio 2014 at 12:16 am

    Felicicidades!!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      30 junio 2014 at 9:49 am

      ¡Gracias!

  5. Raquel
    Responder
    8 agosto 2014 at 12:00 pm

    Ay! Qué momentazo!
    He descubierto tu blog por casualidad y me encanta ver el punto de vista masculino de la maternidad, además de ver que estás enamorado de tu peque hasta las trancas!
    Sigo leyendo! Y Felicidades por la princesa (aunque vaya tarde :))

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      21 agosto 2014 at 4:44 pm

      ¡Muchas gracias, Raquel! Y disculpa la tardanza en contestar, pero me has pillado de desconexión por vacaciones 🙂 Me alegra mucho que te haya gustado el blog! ¡Un fuerte abrazo!

  6. 21 octubre 2014 at 8:34 pm

    Muchas felicidades! Es una pedazo de noticia 🙂 Nos alegramos un montón!

    • Un papá en prácticas
      Un papá en prácticas
      Responder
      22 octubre 2014 at 8:19 am

      ¡Gracias!

  7. 9 marzo 2015 at 6:56 pm

    Llego tarde pero igualmente Felicicidades!!!!! 🙂

    • Un papá en prácticas
      10 marzo 2015 at 10:43 am

      No te preocupes, que sólo han pasado 17 meses. Sigo igual de en prácticas que entonces 😀 ¡Gracias!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info