Reflexiones personales: raro y desaliñado

Raro…

De un tiempo a esta parte en mi casa me vienen diciendo sin demasiados rodeos que he cambiado mucho. ¡Claro que he cambiado! ¡Ahora soy padre de dos hijos! Ese cambio, sin embargo, tiene para ellos una connotación negativa, como si un gurú de una secta de la paternidad me hubiese lavado el cerebro. Yo, sin embargo, veo el cambio en positivo. Cambiar, evolucionar, adaptarse, mejorar es algo muy humano. De lo contrario, seguramente, no habríamos llegado hasta aquí. Continue reading “Reflexiones personales: raro y desaliñado”