No es lo que habíamos hablado

Hemos cerrado el curso escolar por todo lo alto. Llevamos un mes malos, pasándonos virus de unos a otros y tiro porque me toca. Estamos en junio y en nuestra casa tenemos un parte médico que parece diciembre. No se ha salvado nadie. Mara con otitis y agotamiento propio de fin de curso, Leo con fiebre, tos de viejo y unos mocos para echarse a llorar, la mamá jefa con su lumbago y la garganta; y yo, el que menos me puedo quejar, pasé unos días con la garganta y una sensación griposa que es fatal, con este verano que ha llegado sin avisar y con hijos que no te dan tregua ni te permiten descansar. Continue reading “No es lo que habíamos hablado”

Profesores que marcan vidas: Abdón

En toda mi vida académica Abdón solo me impartió dos asignaturas. ¿Puede un profesor que apenas te dio dos asignaturas marcar de alguna forma tu vida? Diría que sí. Hoy soy periodista gracias a Abdón.

Un orden y un código mayores

Desde que soy padre pienso mucho en mis padres. En qué pensarían y harían ellos cuando nos tenían a mi hermana y a mí con edades parecidas a las de Mara y Leo. He empezado a ver muchas similitudes entre nosotros, un orden y un código mayores.

Adrián a través del espejo

Con Leo me pasa una cosa: a veces lo miro, cuando sonríe, y de repente soy él. Quiero decir, que él soy yo hace 33 años. Su sonrisa es un agujero negro que me traslada de 2018 a 1985, como si yo fuese un personaje de ‘Dark’ intentado encontrar una explicación a lo inexplicable.

Papá, ¿verdad que todos nos vamos a morir?

No hay día en que Mara no pregunte si algo o alguien está muerto o se va a morir; o si tal persona está enterrada en un ataúd. La muerte genera tanto tabú como fascinación, quizás porque no hay nada más difícil de explicar y más incomprensible que la muerte.