“Qué suerte tenéis de que vuestra hija coma tanta fruta”

Mara come mucha fruta. Unos días más y otros días menos, pero en general siempre come fruta. Sobre todo si estamos en casa. El domingo, sin ir más lejos, contabilicé un melocotón, un plátano, dos mangos pequeños, un manojo de uvas, una manzana, sandía y zanahoria, que aunque no sea una fruta, ella se la come como tal. Y entre semana, los días de cole, suele comer la fruta que toque en el corro, la del postre del menú escolar y las tres piezas que nosotros acostumbramos a llevarle a la salida. Su hermano Leo va por el mismo camino y es ver aparecer una fruta (especialmente la sandía, la manzana, el melocotón o el plátano) y ponerse a gesticular con énfasis y a hacer sonidos reclamando su parte, no nos vayamos a olvidar de darle. Continue reading ““Qué suerte tenéis de que vuestra hija coma tanta fruta””

dav

Construir los recuerdos de nuestros hijos

No recordamos las cosas que nos pasaron con dos o tres años. Lo que recordamos son recuerdos construidos a partir de recuerdos de terceros, de las fotos y los vídeos que sacamos a diario para luchar contra el olvido, contra lo efímero del tiempo.

sdr

Cada post, un regalo

Cada nuevo post que escribo es un regalo para mí. Un regalo que me hacéis sin saberlo quienes entráis en este espacio, os tomáis la molestia de leer mis desvaríos mentales y os animáis a comentar.