GB Pockit +, la sillita de paseo para conquistar las ciudades

bty

Creo que hasta hace unos meses debíamos ser una de las pocas familias en el mundo con dos hijos (una de 3 años y otro casi un recién nacido) que no tenían carrito, ni silla de paseo, ni sucedáneos. Nos desprendimos del carro que compramos para Mara cuando ella apenas contaba 3 meses y ya nos había dejado bien claro que no lo quería; y desde entonces nos hemos apañado porteando, primero a la pequeña saltamontes y luego también al bicho bola, porque le cogimos el gusto y, además de resultarnos muy cómodo, siempre nos ha encantado llevarlos bien pegaditos a nosotros, sentirlos, olerlos, verlos dormirse contra nuestro pecho. Debe haber pocas cosas más tiernas en la vida que portear a tus hijos.

Esto no quiere decir que hayamos denostado a las sillas de paseo. Es más, compramos una del Alcampo que nos costó 30€ y que nos ha hecho su servicio, aunque moverla con Mara encima era una tarea hercúlea. Lo que ocurría es que viviendo en un tercero sin ascensor de una ciudad como Madrid y cogiendo el transporte público a menudo (bus y sobre todo metro), necesitábamos un carro muy concreto, de unas características que no encontrábamos. A saber: de poco peso y plegable hasta límites insospechados. Y digo que no encontrábamos porque hace unos meses la mamá jefa se encontró por la calle a María, autora del blog ‘La furgoteta’, y vino emocionadísima con la sillita que había descubierto. Se trajo hasta el nombre apuntado en el móvil: GB Pockit. Luego descubrimos que habían sacado una versión mejorada, en el sentido de que el respaldo es reclinable. Y entonces lo tuvimos claro, queríamos en nuestra vida la GB Pockit +.

4’9 kilos de peso y un plegado increíble

bty

Este es un post patrocinado, vaya eso por delante. Pero es un post patrocinado a la inversa. Es decir, nosotros descubrimos la silla y fui yo (en un arrebato y muerto de vergüenza) quien escribió a la agencia de comunicación de la marca para hacerles una propuesta de colaboración. Juro y perjuro que es la primera vez que hago algo así, pero es que la GB Pockit + bien merece perder la vergüenza. ¿Por qué? Pues porque es la silla perfecta para quienes nos movemos por la ciudad.

Apenas pesa 4,9 kg (600 gramos + que la versión anterior no reclinable), lo que se agradece cuando subes a diario escaleras (en casa y en el metro); se maneja con una facilidad asombrosa gracias en parte a sus ruedas delanteras, giratorias y ajustables (ideal para gente como yo, que soy de llevarla muchas veces a una mano mientras en la otra cargo compra); y, sobre todo, nos conquistó por su plegado, que presenta dos opciones: en la segunda, la silla queda reducida a un paquetito con unas dimensiones de 32x20x38 cm. ¡Cabe en una bolsa de mano! Bolsa que, por cierto, tiene la propia marca (aunque puede que en algunas tiendas la vendan a parte). ¡Se acabaron los problemas a la hora de subir al autobús y de comer en bares y restaurantes con poco espacio para la movilidad! Además, personalmente tengo que decir que me gusta mucho su sistema de reclinado basado en una cremallera y un tirador que en su sencillez intuyo que también contribuye a reducir el peso y el espacio que ocupa la silla.

En cuanto a las edades de uso de la silla, la GB Pockit + está indicada desde los 6 meses de edad y hasta los 17 kg de peso, aproximadamente, de forma que al ritmo que coge peso Mara es posible que acabe la ESO y siga pudiendo ir en ella. Es más, aunque la silla la hemos pedido pensando en Leo, sabemos de sobra que quien más la va a utilizar a corto plazo es su hermana, que sigue en fase “no quiero andar ni aunque me maten”. Y bueno, de cara al verano, a los 14 kilos de Mara y a los 40º a la sombra, se agradece una alternativa al porteo, algo con lo que combinarlo, descansar la espalda y airear las camisetas empapadas en sudor.

A modo de valoración

Tras haber estado semanas pensando en la sillita y solo tener la referencia de la mamá jefa y de las fotos que hay en la web de GB, os puedo asegurar que después de tenerla en las manos y probarla la impresión es aún mejor de la que yo mismo me había ido generando mentalmente. En todos los sentidos, ya que uno a través de las fotos no se hace una idea real del tamaño ni puede entender realmente lo sencillo y cómodo que es su plegado, así como su manejo, hasta que no la ha probado. Además, ahora que se acercan las vacaciones, somos conscientes de que la GB Pockit +, más allá de para conquistar las ciudades, es la sillita perfecta para viajar por el poco espacio que ocupa en el maletero.

bdr

Está claro que tiene limitaciones, como la capota, que no cubre como la de un carro al uso, pero si queríamos algo muy plegable y fácil de manejar sabíamos que teníamos que renunciar a algo. Y bueno, si queréis hacer el rally París-Dakar con sillita, posiblemente tampoco sea la GB Pockit + la silla más indicada, pese a que se desenvuelve sorprendentemente bien sobre la arena de los parques. Pero si os movéis de forma habitual por ciudad y viajáis a menudo, esta es vuestra silla. Os lo aseguro.

bdr

¿Conocíais la GB Pockit +? ¿Qué os parece? Comparto con vosotros una galería con más imágenes de la sillita, que le hemos hecho hasta aburrir. Todas las especificaciones de la silla las tenéis en la web de GB Pockit.

6 respuestas

  1. Planeando ser padres
    Responder
    20 julio 2017 at 10:13 am

    ¡La tenemos! Por ahora, sólo la uso para que el padre ingeniero de mis criaturas flipe con el plegado y el desplegado. Pero el lunes ¡se vendrá de vacaciones con nosotros! Eso sí, para mi churumbelito solo, que mi bichilla hace más de un año que no se sienta en sillita.

  2. Naia
    Responder
    20 julio 2017 at 11:30 am

    En principio parecen todo ventajas pero me da la impresión de que el respaldo es demasiado endeble como para darle un buen soporte a la espalda de un bebé de hasta los dos años aproximadamente. En el caso de un niño más grande y ya formado, no es tan importante, pero creo que además de la ligereza y el plegado, debería primar también la comodidad del niño y su desarrollo corporal porque en las fotos se observa que la espalda no va recta sino que se tiene que adaptar a la tela del respaldo que no lleva sujeción, o eso parece.

  3. Eva
    Responder
    20 julio 2017 at 12:02 pm

    Muy chula!!! yo ya no necesito pero en su día me hubiese gustado por lo poco que ocupa. En casa la hermana pequeña de mis tres ya cumplio los tres años y hace más de un año que no va en silla. Cuando tenemos alguna caminata más larga de lo normal la llevamos en mochila. Y si no en el coche de San Fernando que es lo mejor para que no se nos ponga nada por delante. Me encanta que mis tres hijos anden un montón y a ellos igual o más. Siempre desde el respeto pero os animo a que la hermana mayor ande a tope. Un saludo y muchas gracias por tus artículos.

  4. Lydia padresenpañales
    Responder
    20 julio 2017 at 4:55 pm

    Nosotros hemos tenido un catálogo de carritos. El primero que vendimos individual, grande era, el gemelar que aún usamos en contadas ocasiones, y una silla “ligera”. Me he pensado alguna vez ampliar el catálogo con esta silla. Porque solemos llevar la silla ligera uno anda y otro en ella, y pasa lo típico, o van los dos andando y la silla para mí o justo ambos quieren ir en silla. Debajo suelo llevar algo para portear pero últimamente no tengo la espalda pa fiestas y como dices, para viajar va genial llevar asiento para ambos. Leo aún irá incómodo en la silla o la habéis probado con él? Besotes

  5. Marilia
    Responder
    21 julio 2017 at 9:48 am

    Habéis pensado en el patinete?yo renegué de él pensando que con 3 años ,el mayor debería de andar ya…pero se planta y que no, así que el peque de 10 meses va en silla de paseo y el mayor,en el patinete,muy contento.

  6. Luigi
    Responder
    21 julio 2017 at 10:32 am

    Por favor, podéis dar alguna indicaciòn sobre el precio? Y también sobre el àngulo con el que se reclina…Gracias de antemano!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos