Frases de manual (#7): “Vosotros la habéis acostumbrado a eso…”

Vaya por delante que tenemos una hija que es una terremoto. Maramoto, para ser más exactos, la ha renombrado la mamá jefa. Una niña que para nuestra suerte, por la noche duerme más o menos bien. Y digo para nuestra suerte porque durante el día no pega cabezaditas de más de 15 minutos si no estás tumbado junto a ella. Y se pasa las horas en movimiento. Brazos y manos por aquí, pies inquietos por allá, vueltas de campana allá donde la dejes un instante. Y si la tienes en brazos, que es lo que suele querer, ni se te ocurra tomarte cinco minutos de descanso. El ritmo no puede parar. Ni el tuyo ni el de sus extremidades, que todo lo quieren coger y por momentos se mueven de forma absolutamente descontrolada. No hay paz para los papás en prácticas durante las horas diurnas.  Lo que explica en cierto modo que lleguemos hechos unos despojos humanos a las últimas horas de la tarde. Ríete tú de los zombies de The Walking Dead

Y bueno, si estamos solos en casa, pues nos aguantamos, sonreímos sin fuerzas e intentamos buscarle el lado divertido a la situación (cuando nos quedan fuerzas para ello). Pero cuando estamos acompañados (ay, cuando hay gente…) y Mara entra en fase descontrol suele suceder una cosa muy común. Especialmente si ese descontrol tiene lugar cuando Mara está tumbada sobre el cambiador (ya retirado) o sobre esa cuna que a falta de uso utilizamos como apoyaMara en momentos de extrema necesidad. Entonces, como se supone que Mara chilla/llora/reniega (según la ocasión) porque quiere volver a los brazos de sus papis, siempre hay una voz que alza el tono para apostillar…

Claro, vosotros la habéis acostumbrado a eso.

La rutina ha establecido entre la mamá jefa y el papá en prácticas una complicidad que nos hace mirarnos de inmediato y sonreír para nuestros adentros sin mostrar ninguna mueca por fuera (mejor esto que cabrearnos cada vez que oímos la frasecita). Ay, angelitos. Si vosotros supieseis de la misa la mitad. Si nos hubieseis acompañado en nuestra primera noche en el hospital junto a Maramoto… La pequeña saltamontes nació así. Inquieta. Un no parar. Prueba de ello es que durante la primera noche ni pegamos ojo. Y durante las dos siguientes la mamá jefa tampoco lo hizo. Al papá en prácticas le venció el sueño. Las cosas como son.

Desde muy pequeña con los ojos bien abiertos, como queriendo comerse el mundo. Y con los brazos y las piernas en una clase de gimnasia sin fin. Actividad que se ha multiplicado desde que domina más esos movimientos y ve que el mundo está lleno de cosas dispuestas para ser cogidas, tocadas y llevadas a su boca. ¿Y qué quieren que hagamos, señores? ¿Que la dejemos en la cama o en la cuna llorando todo el día? No podemos verla llorar. Ni queremos. Así que sí, la cogemos en brazos e intentamos mantener su ritmo. Que al menos nos mantiene en forma. Tanto como su sonrisa al estar en contacto con nosotros.

Y a vosotros, ¿os han dicho alguna vez esta frase? ¿Por qué motivo?

49 respuestas

  1. Avatar
    2 abril 2014 at 8:40 am

    Eso es cierto, hay niños más inquietos que otros. El mío es del club de Mara, y hagas lo que hagas tienen su propio movimiento. Desde los primeros meses pataleaba y braceaba como un loco cuando algo le gustaba, y ahora sigue siendo igual. Alucino con esos niños pánfilos que los dejas tumbados en la cama y ahí se quedan… jajaja. El mío sólo descansa en la silleta cuando vamos de paseo. Se queda alucinado mirando todo, quieto, quieto. Pero en cuanto ve que llegamos a algún sitio, ya quiere salir fuera a explorar. Me encantan los niños inquietos, nos ponen las cosas más difíciles pero son más graciosos, ¿verdad? A mí me han dicho muchas veces “pues tendrás que empezar a dejarle llorar”. No me ha dado la gana de seguir ese consejo, y mucho mejor. ¡Vivan los terremotos!

    • Avatar
      2 abril 2014 at 8:50 am

      Tengo pensada otra frase del manual: “Pues mi niño es/era muy tranquilo. Comía y dormía…”. Escuchando a la gente parece que todos los niños son así y a nosotros nos ha tocado la terremoto! Menos mal que gente como tú nos acompaña en las vivencias :-)) La verdad es que, aunque a veces no pueda con mi vida, prefiero mil veces a bebés como Mara o tu peque. Son una fuente de actividad y diversión continua! 🙂
      PD: (Y nada de dejarles llorar) 😉

    • Avatar
      Esther
      Responder
      2 abril 2014 at 8:55 am

      Cuantas veces nos han dicho esta frase! Muchas! Pero nosotros tampoco vamos a dejar que nuestra niña llore. Si quiere brazos, pues brazos. Por qué íbamos a negárselos? Ah sí, por comodidad para nosotros, los adultos ..no? O para demostrar que nosotros mandamos….peor aún, qué horror! Cuantas veces me han dicho: no la cojas, déjala que llore un poco, no le acostumbres a eso, tiene que aprender a estar sola….etc. Por un oído me entra y por el otro me sale….lo peor es cuando se lo dicen a la peque: frases como “tienes que aprender a estar sola” ” este llanto es cuento..” Menos mal que nosotros vamos al rescate diciendo enseguida ” tu ni caso, cielo”, “ven que yo te cojo”, no vaya a ser que se le quede grabado en el subconsciente….
      Un abrazo

      • Avatar
        2 abril 2014 at 8:58 am

        ¡Eres una de l@s nuestr@s, Esther! Secundo una a una todas las palabras de tu comentario 🙂 ¡Gracias por participar! ¡Un abrazote!

  2. Avatar
    2 abril 2014 at 8:47 am

    Mi niña también es inquieta, ¡preparaos para cuando ande!.
    Y por supuesto según mucha gente la hemos acostumbrado a no ir en carro sino en mochila. No aguanta en el carro ni 5 minutos sin protestar, pero eso es por “nuestra culpa”, claro. Pues los papis estamos bien conformes con que sea así y llevarla pegadita (sólo cuando se deja, que lo que más le gusta ahora es correr).

    • Avatar
      2 abril 2014 at 8:52 am

      ¡Bien! ¡Otra niña que no quiere ir en el carro! ¡Ya pensábamos que éramos únicos! 🙂 Nuestra peque nunca ha querido el carro. Se agobia atada. Ella quiere libertad! Y a nosotros la verdad es que no nos importa. Somos felices llevándola colgada. Y encima nos quitamos un trasto de encima cada vez que salimos de casa 😛

      • Avatar
        Esther
        2 abril 2014 at 8:59 am

        Nosotros siempre echamos la manduca al carro “por si acaso” y al poco de salir de paseo ya nos pide salir de ahí así que al final el paseo es en la manduca. Por cierto, yo tengo otra terremoto. Aún no tiene seis meses y ya quiere andar….!!!!

      • Avatar
        2 abril 2014 at 9:07 am

        Entonces como la nuestra! El martes que viene cumple los seis meses y lo único que quiere es ponerse de pie. La intento convencer de que primero hay que gatear, pero no hay manera… 😛

  3. Avatar
    2 abril 2014 at 9:37 am

    Y si la dejas llorar sin consuelo… se acostumbrará también a ello entonces! no? ya que parece que a todo se acostumbran, es cuestión de elegir… ¿mejor que se acostumbre a estar en brazos o mejor que coja la costumbre de estar llorando todo el día porque se lo permitís? es la pescadilla que se muerde la cola 😀

    • Avatar
      2 abril 2014 at 9:43 am

      No hay debate posible. Mejor que se acostumbre a estar en brazos. Sobre todo porque por el momento podemos. Y queremos 🙂

      • Avatar
        2 abril 2014 at 9:49 am

        Sobre todo, por eso último! 😉

      • Avatar
        Esther
        2 abril 2014 at 10:37 am

        Eso, queremos!!! Qué casualidad! Mi peque también cumple los seis meses el martes!!!

      • Avatar
        2 abril 2014 at 1:57 pm

        ¡Bueno! ¡Solo nos falta que naciesen a la misma hora! (Y No sería el primero. Un bebé con cuyos padres coincidimos en el curso de preparación al parto nació el mismo día, a la misma hora y en el mismo hospital) 🙂

  4. Avatar
    2 abril 2014 at 11:12 am

    Y yo pensaba que Daniela era un terremoto!!! jejeje Creo que Mara la supera.
    La frase la oigo, claro, esa y todas sobre las que habéis escrito, y nuestras caras deben ser bastante parecidas, yo hasta les doy la razón y todo!! Pasando…
    Me dicen muchísimo lo de los brazos, pero ahora que parte del día no la veo, como para no cogerla!!!!

    • Avatar
      2 abril 2014 at 11:15 am

      Mara es un culo inquieto! No quiere estar sentada en ningún sitio. Ni mucho menos quieta. Así que los papis aguantamos los días como buenamente podemos 🙂 ¡Hay que cogerlas todo lo que podamos ahora, que luego serán ellas las que no querrán! 😉

  5. Avatar
    marilia
    Responder
    2 abril 2014 at 11:44 am

    Coincidencia total!!!mi nene tiene 4 meses y medio y no para!!pero desde que lo tenía en la barriga!!no quiere estar en la hamaca ni 5 minutos(aunque me vea a mi delante)ni cuna mi minicuna…tampoco ha querido estar nunca.Yo nunca lo voy a dejar llorar,es que no entiendo ese sistema…además me parece del todo imposible realizar ninguna actividad mientras él está así.. Por lo tanto, toca brazos, y tener la casa patas arriba,que se le va a hacer!!ay,que suerte que dormis..mi baby se sigue despertando cada dos horas reclamando teta…

    • Avatar
      2 abril 2014 at 1:55 pm

      La verdad es que nuestra peque también se despierta durante la noche (cada 2-3 horas), pero no son despertares que te desvelen. Ella reniega, la mami le pone la teta y sin despertarse del todo mama un poco hasta que vuelve a conciliar el sueño. Y así todos descansamos y podemos afrontar los días con una gran sonrisa 🙂 ¡Gracias por el comentario, compañera!

  6. Avatar
    2 abril 2014 at 5:53 pm

    Ay! Los brazos! Los míos han sido/son más o menos tranquilos, pero han tenido fases de brazos. Fue peor cuando empezaron a andar y ya llegan a todas partes. Yo no me resisto a abrazarlos y cogerlos siempre que quieran, más por necesidad de contacto que por que estén ‘inquietos’. Sobre todo por las noches cuando les vence el sueño pero no quieren dormir. O cuando están pachuchos con los dientes o con fiebre.
    Yo soy incapaz de negarles los brazos. O de echármelos encima en el sofá o la cama. No pienso dejarles llorar nunca, si puedo evitarlo con un simple abrazo o llevándolos encima…
    Otra cosa es que pueda, porque el ‘pequeño’ Luke ya pesa 15 kilos, y como comprenderás, uno no está preparándose para la decathlon. Y cuando son los dos, ya me dirás… Alguna vez he tenido que llevarlos a los dos a la vez en brazos, si se me duermen en el coche, por ejemplo…
    En fin… Vosotros iros preparandoos para cuando eche a andar. Entonces sí que vais a conocer lo que es un TERREMOTO! 😛

    • Avatar
      2 abril 2014 at 6:05 pm

      jajajajaja Me he apuntado al gimnasio para ir cogiendo forma. Y pronto empezaré a correr y a salir con bici para mejorar también el cardio para cuando tenga que correr detrás de ella 🙂 ¡Gracias por el comentario, compañero!

      • Avatar
        Esther
        2 abril 2014 at 9:37 pm

        Qué buenos todos los comentarios y qué identificada me siento con todo lo que comentáis! Parece que lo hubiera escrito yo…
        Papá en prácticas, Probamos con la hora? 20:45 en mi caso

      • Avatar
        3 abril 2014 at 8:02 am

        Estos comentarios nos hacen sentirnos más arropados y entendidos 🙂

        Y Maramoto nació a las…15:00 horas! Por los pelos! :-)))

  7. Avatar
    Gema
    Responder
    2 abril 2014 at 9:08 pm

    Jaja, que bueno el post! A mi peque de 5 meses y medio también lo llamo “terremoto”, es un culo inquieto, tanto de día como de noche. Y esa frase la he escuchado, y todas las que has escrito, al poco de nacer! Pero aunque asienta con la cabeza que tienen razón, mi mente dice que no, que lo cogeré en brazos, dormirá conmigo, y lo “viciaré” siempre que queramos.

    • Avatar
      3 abril 2014 at 8:01 am

      Que todos los “vicios” sean como ese! 🙂 Me gusta porque nos hemos juntado en este post un montón de papis/mamis con bebés de edad muy similar! ¡Gracias por el comentario!

  8. Avatar
    2 abril 2014 at 10:32 pm

    Monstruito es otro de esos niños inquietos, ahora sólo quiere que le sujetes para ponerse en pie.. Ya ves tu lo que se mantiene con casi 4 meses… Cuando esta tumbado mueve tanto los brazos y sobre todo las piernas que creo que el día que eche a andar no le vamos a volver a ver… Esta criatura me dicen que es altamente demandante, Y yo digo, altamente que??? Es cierto que dice que el carro pa ti, la minicuna pa ti, la hamaca pa ti, el quiere cachondeo, y explorar el mundo.. Por supuesto que la frase la hemos ido, y no me da igual, más bien lo siguiente… No se sí le pasara a todo el mundo, pero cada vez que oigo a montruito llorar se me forma un nudo en el estómago, yo no quiero que llore, quiero que ría y que se acostumbre a eso, a estar FELIZ!

    • Avatar
      3 abril 2014 at 8:03 am

      Tu monstruito y nuestra pequeña saltamontes tienen muchas cosas en común (al margen de que casi acaban llamándose igual) 🙂 ¡Me uno a esa apuesta sin reservas por la FELICIDAD! ¡Un abrazo, compañera!

  9. Avatar
    Raquel
    Responder
    3 abril 2014 at 4:35 am

    Que frase!!! Cada vez las vas mejorando jajajaja esta me la han dicho desde que estuve en el hospital y dormía con él o en brazos de papá porque no había manera, las enfermeras cuando entraban ya nos la pronunciaban, y lo que nos queda por oírla!

    • Avatar
      3 abril 2014 at 8:04 am

      Para nuestra suerte las enfermeras nos animaban a tenerla encima, porque acertadamente nos decían que era lo que la peque necesitaba. Y así seguimos casi seis meses después. Y lo que queda. ¡No hay mayor felicidad en el mundo!

  10. Avatar
    3 abril 2014 at 6:43 am

    Tengo que admitir que, en nuestro caso, estamos teniendo bastante “suerte” hasta el momento. No nos han dicho esta frase, pero sí la he escuchado en boca de otras personas hacia otros padres, muchas veces.
    Yo os felicito por no caer en las redes de la culpa que suelen llevar estas frases, y tener muy claro lo que queréis para la pequeña Mara.
    Y a ti te felicito igualmente, una vez más, por esta excelente serie 🙂

    • Avatar
      3 abril 2014 at 8:05 am

      Sois unos afortunados! Nosotros, a decir verdad, la hemos escuchado en contadas ocasiones. Pero es una de esas frases clásicas que seguro que yo, en mi época moza, también la decía respecto a algún primo mío. Ignorante de mí… ¡Gracias, compañero!

  11. Avatar
    3 abril 2014 at 8:22 am

    Si que me la han dicho, sí.. Y acompañada de “los niños se acostumbran a todo” (a todo lo que tu quieras, se entiende).

    Y yo me pregunto porqué esa manía de hacer de los niños lo que nosotros queramos que sean…. Es el inicio de la represión (así va la sociedad). El querer decirle a los demás como comportarse en ese cada momento me parece una costumbre muy fea, pero si además son bebés y no pueden replicar, me parece aún peor…

    ¡Qué paciencia tenéis mamá jefa y tu!

    Un abrazo!

    PD Yo tengo también una ErgoBaby, ¿a qué mola?

  12. Avatar
    3 abril 2014 at 12:42 pm

    Nosotros por suerte vivimos lejos de suegros y mis padres! Pero aun asi hay veces que mi suegra le dice que es muy lista porque sabe como conseguir que la coja en brazos! Pero en verdad ella es la primera que la tiene siempre en brazos! Asi que criticar es facil…pero luego los mismos que hablan actuan de la misma forma! Lo mejor es a palabras necias, oidos sordos! Solo nosotros sabemos lo que necesitan nuestras piccolas! 🙂 besos a la maramoto! La mia tambien es un poco movidita…jejeje

  13. Avatar
    3 abril 2014 at 3:58 pm

    A nosotros ya nos vaticinan un alarga vida de esclavitud con la bichilla en brazos por no dejarla llorar. El papá de la bichilla ya he hecho hasta músculo y no echa de menos el gimnasio. La gente suele decir que la cogemos sin llorar que eso son quejas y no llanto. Mire usted, pues la cojo cuando quiero que para eso la he parido, que no vamos a tener contacto con ella solo en los malos momentos de lloros, también queremos tenerla cerquita cuando está contenta, risueña y juguetona.

    • Avatar
      3 abril 2014 at 4:11 pm

      Amén, compañera. No puedo añadir nada más (ni mejor) a ese comentario. Además, si te fijas, esa gente que te dice eso luego mata por tener al bebé en brazos. Menudos pájaros 😉

  14. Avatar
    3 abril 2014 at 6:24 pm

    Ayyyyyyy maramoto que se junte con andresmoto y dariomoto!!! Que cansancio!! Y los brazos??siempre. Y la frase? Por lo mismo. Pero me da igual, hay que vivir a los hijos!!!

    Besote

  15. Avatar
    4 abril 2014 at 7:57 am

    Y pregunto yo a quienes hacen esa afirmación..¿le voy a poder coger luego con 10, 15, 23 años? no ¿verdad?, pues me harto a tenerle cerca mío ahora aunque tenga tendinitis permanente…¡y que me quiten lo bailao! Besos

  16. Avatar
    4 abril 2014 at 9:28 am

    Qué gente más repetitiva. Espero que también sepan valorar lo bueno q hacemos cada día…. Jeje. Al menos podemos disfrutar de tener a nuestros bebés cerca ya que con tiempo nos irán ignorando….

  17. Avatar
    8 abril 2014 at 3:47 pm

    Si es que la culpa es toda vuestra!! Mira lo que habéis conseguido con tantas moderneces ;P
    Un saludo, Papá en Prácticas… habrá que seguir practicando lo de hacer oídos sordos

    • Avatar
      8 abril 2014 at 3:54 pm

      No nos queda otra! Por un lado sale y por otro entra. Y por el camino yo lo publico en el blog 😛

  18. Avatar
    27 febrero 2016 at 10:44 am

    Vaya que si la he oído…y que rabia da!! Aunque como bien dices, no vale la pena cabrearse porque sino nos pasaríamos demasiado tiempo enfadados. En fin, yo siempre digo que el problema es mio y de mis brazos y bien felices que estamos!! jijijijij Saludos!!

  19. Avatar
    ivanna
    Responder
    18 agosto 2016 at 2:54 pm

    que divino, asi es mi bebe. tal cual, leo y es como si hablaras de felipe.

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info