La nana que duerme a Mara

nanamara.jpg

Hace un par de semanas, compartía en las redes sociales del papá en prácticas un anuncio de la empresa juguetera GoldieBlox. En él, como podréis ver a continuación, se venía a decir que las niñas ya no sólo quieren ser princesas y jugar con muñecas. De ahí que los productos de esta marca busquen estimular a las niñas a construirse su propia diversión. “En EEUU sólo el 11% de los ingenieros son mujeres. Y esto no lo explica una razón biológica. Se trata de una cuestión cultural: Cuando vas a una tienda juguetes te das cuenta de que nos quieren convertir en princesas”, sostenía su creadora, Debbie Sterling, en unas declaraciones a BBC Mundo.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=IIGyVa5Xftw&w=560&h=315]

No sé si viene a cuento con el post que me traigo entre manos o es que me apetecía volver a compartir este anuncio que me maravilló y me hizo pensar a partes iguales, pero lo cierto es que venía a hablar de la nana que duerme a Mara y por el camino mi cerebro ha asociado ambos temas por una de esas conexiones que resulta difícil explicar. Digamos que las niñas del siglo XXI ya no quieren ser princesas y que mi pequeña en particular ya no quiere dormir con las nanas de antaño. ¿Qué es eso de “Duérmete niño, duérmete ya” y sucedáneos? Ahora lo que se lleva es el ritmo. Los temas moviditos. El Cuban Flow en toda regla.

Será que Mara ha sacado el alma cubana de sus padres. O quizás que pasó muchas horas en la barriga de su mamá escuchando salsa y cubatón mientras sus papás bailaban por algún rincón de la casa, pero lo cierto es que la peque cae rendida en mis brazos en cuanto suena la canción que podéis escuchar un poquito más abajo. Como por arte de magia. Es ponerla contra mi pecho y marcarme con ella en brazos unos suaves básicos salseros y dormirse sin remedio. Mano de santo. Especialmente cuando está nerviosa y no hay quien la calme. Eso sí, si tiene hambre no hay ritmo cubano que valga. Entonces se pone a pegarse cabezazos contra mí y no descansa hasta que traga el primer sorbo de leche del pecho de su mamá.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=eHdDcxHxGtc&w=560&h=315]

(Con el tiempo me he dado cuenta de que más que la canción en sí, a la peque lo que le gusta es la posición y el meneíto acompasado. Es más, la tía hasta se duerme con un clásico de Miliki cantado por Bunbury -cuando no por su madre-. Aún así, me sigo poniendo el tema de Gente de Zona para seguir con mi película de la nana que duerme a Mara. No hay nada mejor para interiorizar una creencia que ratificarse continuamente en ella).

3 respuestas

  1. 2 diciembre 2013 at 5:38 pm

    Jajajaja, me crees ahora cuando digo que bailo salsa con mi hija? En realidad pueden bailar y cantar de todo! Jijiji, mientras se escuche en casa 😉 A mi hija en el coche le pongo canciones tradicionales en inglés… jajaja, para oírla! Tienen un sentido musical asombroso!

    • 2 diciembre 2013 at 5:41 pm

      ¡Son geniales! A Mara ya le cojo el brazo como si estuviésemos bailando juntos. El otro día una bachata bien pegaditos, jajaja

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info