Lo mejor de tener un blog de paternidad

papasblogueros

Este título llevaba en borradores como medio año, esperando a dar el salto y convertirse finalmente en post. Lo he ido aplazando, que no olvidando, porque sabía que llegaría su momento. Y el sábado, en el Blogger’s Day de Madresfera, llegó. Porque aunque ya lo sabía y lo digo a menudo, el sábado lo vi más claro que nunca: crear Un papá en prácticas es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. O al menos, una de las mejores que he tomado en los últimos años de mi vida, que con la primera versión igual me tachan de exagerado/sentimental.

Justo el día antes del Blogger’s Day, por cierto, la mamá jefa y un servidor comentábamos todo lo que había dado de sí aquella decisión de crear el blog. Yo, que ni conocía de la existencia de Madresfera ni pensaba durar más de tres entradas (y ya vamos para tres años). Recordé también que fue Vanesa, Una madre como tú, quién me descubrió y a través de Twitter me puso en la órbita de otros papás blogueros. Vanesa, a la que por fin desvirtualicé el sábado, por cierto, me dijo una de las cosas más bonitas que me han dicho jamás de mi blog. Las palabras quedan entre ella y yo, pero que alguien con su tirón y su ascendencia en la blogosfera maternal valorase de esa forma lo que humildemente hago en este blog es un motivo de orgullo. Y de felicidad. Gracias, Vanesa. Ojalá Un papá en prácticas sea el motor del cambio que dices ver en él.

Poner cara y voz a Vanesa es una de las últimas cosas bonitas que me ha deparado este espacio. Porque lo bueno de tener un blog de paternidad es que gracias a él conoces a un sinfín de personas maravillosas que de otra forma es posible que jamás se hubiesen cruzado por tu camino. Personas como la familia Monstruito y la familia Sin Chupete, que desde hace ya un tiempo no sólo se cruzaron en nuestro camino, sino que se quedaron en él para seguir caminando a nuestro lado. Gracias por estar siempre ahí.  Personas como Mónica, que nos ha acogido con todo el calor del mundo en Madresfera. Gracias por confiar en nosotros. Personas como Gentzane, con cuya familia disfrutamos este verano de unos días de vacaciones en Lisboa. Personas como Beltzane, con quien compartí posgrado en un ya lejano 2010, pero a la que no he desvirtualizado hasta hace unos meses, con la paternidad como excusa. Personas como Mamen, la gran Lapsicomami (como véis, me codeo con las grandes), que dentro de unos días será ya casi vecina. Qué ilusión. Personas como Luz, que ha conectado con la mamá jefa y sé de buena tinta que hace honor a su nombre. Personas como las chicas de Mamalia, que me invitaron a participar en su congreso y ya nos han hecho parte de su proyecto. Personas como Enrique y Vanesa, que no tienen blog, pero con los que comentario a comentario hemos ido fraguando una relación que intuyo larga y bonita. Tal y como son ellos dos (y su pequeña)…

CZ-fJQiW0AArqZL

Porque lo bueno de tener un blog de paternidad es que te permite participar en eventos como el Blogger’s Day del pasado sábado. Eventos en los que, por encima de charlas y mesas redondas, que fueron todas muy interesantes (me han dicho que sobre todo la de los papás blogueros…), te permiten poder desvirtualizar por fin a personas con las que llevas meses (¡años!) intercambiando mensajes (Let, Jade, Lucía, Alba, Carol) o reencontrarte con otras a las que tenías muchas ganas de volver a ver (Natalia, Cata, Paloma, Pilar, María José). Sé que me dejo a más de una. Y de dos. No me lo tengáis en cuenta. Porque lo bueno de tener un blog de paternidad es que conoces a tantas personas que se te mezclan y, como el sábado, al final ya no sabes si las has saludado o no. Personas como todas aquellas que os pasáis con cada entrada por este espacio y dejáis vuestros comentarios. Y compartís vuestras vivencias. Gracias, porque no sabéis lo valioso que es sentirse acompañado (y comprendido) en este viaje que es la paternidad. Gracias por estar ahí, al otro lado de la pantalla. Espero algún día tener también la fortuna de desvirtualizaros.

Desvirtualizaros como hice el sábado con los papás blogueros. Lo mejor sin duda del Blogger’s Day. Qué alegría abrazar por fin a José María, alias La Parejita de Golpe (¡Enhorabuena de nuevo por el premio, maestro!), a David y a Joaquím (que son tan buenos tipos que no pueden ni disimularlo), a Pau (un tío grande, y no solo por su más de 1’90), a Serafín (que no es tan tímido como decía y me recuerda muchísimo a un compañero de carrera) y a Sem, que es el cariño hecho persona (qué bueno que viniste,  compañero); reencontrarme con Carlos, el gran Un papá como Vader (crack entre los cracks),  Manolo, que dice que no es papá bloguero pero no se pierde una, y a Fernando, que no es tan lobo como lo pintan; Y, cómo no, poner cara al bloguero revelación, el influencer absoluto, el tío que ha revolucionado mi Twitter y mi Whatsapp, el gran Daniel de Tang de Naranja (ya te pasó luego el cobro por esta publicidad gratuita). Después de ganar el premio me dijo, literalmente, que es una mierda como persona*. Su mujer, con la que tuve el placer de charlar, me dibujó a un tipo que de mierda tiene poco. Y Daniel, me vas a permitir que me fíe más de tu mujer.  A todos esos locos papás blogueros me gustaría darles las gracias por un día tan especial. Gracias por esa imagen de unión y buen rollo que dimos. Gracias por ser tan grandes. Espero poder volver a abrazaros pronto. En otro sarao organizado por Madresfera. O dónde sea. Porque lo bueno de tener un blog de paternidad y estar en la Madresfera es que los encuentros y los cruces de caminos se producen cuando menos los esperas.

Y a pesar de todo lo bueno que ya he dicho, de las oportunidades laborales que me está abriendo el blog, de las colaboraciones y las sinergias que están naciendo de él, y de ‘La maceta de mi abuelo’ convertida en cuento, aún hay algo más por lo que crear Un papá en prácticas es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida: Lo mejor de tener un blog de paternidad es que el día de mañana mi hija tendrá un recuerdo de estos días de locos; un sinfín de palabras que unidas dan forma a este cúmulo de sentimientos y emociones (intensas y contradictorias) que han despertado en mí con la paternidad; el testimonio de un padre que erró muchas veces, casi a diario, pero que nunca dejó de intentar ser mejor.

papasblogueros2

*La frase de Tang de Naranja está sacada de contexto, por supuesto. Aún se me hace raro hablar con una bebida… 🙂

49 respuestas

  1. Avatar
    3 febrero 2016 at 8:38 am

    Por alusiones… Yo soy padre, y bloguero porque tengo un blog. Pero igual debo ejercer más de padre bloguero. Nunca había pensado en dedicar el blog a algo en particular, y mucho menos la crianza, pero también es cierto que el 30% de mi día lo dedico a mis hijos, el otro 50% a trabajar (por desgracia) y un 10% a dormir o lo que surja. Es un placer haberte vuelto a ver 😀 Ojalá muchos años más

    • Un papá en prácticas
      3 febrero 2016 at 3:50 pm

      Que sean muchas veces más las que nos veamos, Manolo! Y ejerce más de papá bloguero, anda!

      • Avatar
        4 febrero 2016 at 11:28 am

        Opino lo mismo, tropocolo tiene que empezar a escribir como Papa Bloguer

  2. Avatar
    3 febrero 2016 at 10:19 am

    Como siempre, me emociono leyéndote Adrián. Qué suerte tenerte cerquita, qué afortunados somos todos conociéndote.

  3. Avatar
    3 febrero 2016 at 11:18 am

    ¡Hola Adrián! Qué buen rato pasamos con los papis blogueros, aunque tú fueras sujeto pasivo jajaja

    Nosotros llegamos muy tarde, pero para el año que viene hemos decidido estar sí o sí a primera hora allí.

    Me alegro de haberte descubierto, molas 🙂

    Y a Tang de Naranja me doy de cabezazos por no haberlo conocido en 32 años jajaja

    Besos

    • Un papá en prácticas
      3 febrero 2016 at 3:52 pm

      ¡Gracias, compañera! La verdad es que sí, fui sujero pasivo. Pero me lo pasé en grande y además me llevé una taza de Como Vader 😀 ¡Un beso!

  4. Avatar
    Vane
    Responder
    3 febrero 2016 at 11:22 am

    Por lo que leo, en tu vida “lo bueno abunda” ( No sólo tus maravillosas mujer e hija ) Me refiero a las Vanesas! jajaja…
    Me da envidia eso de las quedadas, de los blogs….
    Al final me hago bloguera sólo por las fiestas que os montais y por conoceros! jajaja…
    Felicidades por todos los logros de estos casi tres años.

    • Avatar
      3 febrero 2016 at 11:56 am

      “Pon una Vanesa en tu vida” 😉 Es un buen lema de cabecera. A mí me funciona y estoy muy contento con el resultado 😀

    • Un papá en prácticas
      3 febrero 2016 at 3:53 pm

      Si es que las Vanesas son mucho Vanesas… 😛 Ojalá podamos conocerte pronto. Si hace falta, móntante un blog para hacer realidad esa desvirtualización 😉

  5. Avatar
    3 febrero 2016 at 11:47 am

    Qué manía! Que tu hija no se acordará de lo que tú llamas errores! Por lo que leo aquí y allá (y por lo que sé de mi propia infancia y la de otros que me son próximos), recordará todos los pequeños momentos en que la cosa fue bien. Hasta los niños maltratados o semiabandonados aman a sus padres y les recuerdan con cariño! (Y vosotros no maltratáis a Mara, y lo vuestro es de todo menos abandono ^_^).

    • Un papá en prácticas
      3 febrero 2016 at 3:54 pm

      Eso espero, que se quede con lo bueno, porque como se quede con los errores…Ay! 🙂 ¡Un beso, Roser!

  6. Avatar
    3 febrero 2016 at 11:52 am

    Fue fantástico veros en persona a todos. La verdad es que me ha emocionado leer lo que te aporta el blog. Creo que es algo que sólo podemos entender “los de dentro”, es complicado desde fuera entender que esto es algo más que escribir de vez en cuando sobre lo que nos apetece. Y la comunidad que se crea es increible. Que sigamos así muchos años!

    • Un papá en prácticas
      3 febrero 2016 at 3:54 pm

      Tal como dices: Si no tienes un blog, no puedes entenderlo. Fue precioso ponerte cara, Jade! ¡Un besazo!

  7. Avatar
    3 febrero 2016 at 11:58 am

    Al final me vais a acabar obligando entre los dos a volver a tener un blog, jajaja.

    Muchas gracias por acordarte de nosotros, jo :_). ¡Nos encantará que sea así como dices!

    • Un papá en prácticas
      3 febrero 2016 at 3:55 pm

      Vamos dejándote caer pildoritas para que te pique el gusanillo 😉 ¡No podía olvidarme de vosotros! ¡Un besazo!

  8. Avatar
    3 febrero 2016 at 12:00 pm

    Yo; una vez más, sólo puedo decir #OléAdri

  9. Avatar
    3 febrero 2016 at 1:01 pm

    Estaba leyéndote en el bar, mientras desayunaba, no es que estuviera todavía de celebración, y se me emborronaba la vista por las lagrimillas.

    Muchas gracias por tus palabras, sabes que eres un referente para todos nosotros y que, si por algo la tomamos contigo el sábado (tampoco fue para tanto, eh), es precisamente por ello.

    • Un papá en prácticas
      3 febrero 2016 at 3:56 pm

      ¿Ya estabas en el bar de buena mañana? Qué vicios más malos tienes! 😀 Eres un grande, señor Daniel. De verdad. Un placer haberte puesto cara y haberte pegado un achuchón!

  10. Avatar
    3 febrero 2016 at 1:35 pm

    Qué grande eres, Adrián. Qué grandes sois, tu familia y tú. Esta semana me va a costar no emocionarme cada vez que alguien comente algunos de nuestros blogs o cualquier crónica de lo del sábado. Un abrazo ENORME!!!

    • Un papá en prácticas
      3 febrero 2016 at 3:57 pm

      Ya sabes bien las ganas que tenía de pegarte un abrazo, compañero! Qué lujo haber compartido día, mesa redonda y entrevista contigo! ¡Eres muy grande! ¡Un abrazo, campeón!

  11. Avatar
    3 febrero 2016 at 3:51 pm

    Durante el show de la entrega de premios pensaba “¡qué ojeriza le han cogido a este hombre!” con la de bromas que hicieron contigo, pero veo que tenéis confianza de sobra para hacerlas. Volví tan entusiasmada a casa que le dije al papá de mi bichilla ¡no sabes lo bien que se lo pasan los papás blogueros! Y yo escogí este nombre para mi blog pensando en que él colaboraría, pero no ha habido manera de convencerle.

    • Un papá en prácticas
      3 febrero 2016 at 3:58 pm

      Fueron a por mí los bandidos. Se pensarían que iba a ganar y me dejaron haciendo el cuadro jajajajaja A ver si se anima el papá de la bichilla, que queremos sumar a más gente a la causa! Un placer saludarte por fin, Lucía!

  12. Avatar
    3 febrero 2016 at 5:58 pm

    Eres tan grande… que todo el Hotel Esperia se quedaba pequeño para ti !!!! Gracias por tus palabras, que no hacen otras cosa que conectarme más con vosotros! Sois de esas personas con las que te cruzas en la vida y de las que no quieres separarte nunca más!!! Un abrazo enorme familia !

  13. Avatar
    3 febrero 2016 at 9:40 pm

    Para mí una de las mejores cosas del sábado fue sin duda conoceros a ti y a Diana, y reafirmarme en lo que ya pensaba de vosotros.
    Esa conversación nuestra fue un regalo, tus palabras menlas guardo como un tesorito, de esas que cuando recuerdas te arrancan una sonrisa.

    Ojalá más como tú Adrián, ojalá. El mundo sería sería un lugar mucho más bonito.
    Espero veros pronto…. ¿en mayo, quizás?
    ¡Un abrazo!

    • Un papá en prácticas
      12 febrero 2016 at 1:29 pm

      Ojalá sea en mayo, Vanesa. Un placer haberte desvirtualizado, de verdad. Tenía muchas ganas. Eres un solazo, amiga. Un besazo!

  14. Avatar
    4 febrero 2016 at 8:35 am

    Ay tuvo que ser chulísimo. Yo lo seguí un ratito por Periscope. Y te vi, je,je,je. Menuda experiencia bonita. La verdad es que que grandes cosas te está reportando. Yo, me quedo con lo que dejaremos a nuestros peques, que me parece lo más valioso. Bueno, y que lo mío en ínfimo al lado de lo tuyo jajaja. Pero sí que comparto conocer a personas con las que, tal vez a priori tengas poco en común, pero con las que te une algo muy fuerte, y divertido además. Yo he desvirtualizado a un par y mola un montón.
    Ah, me encanto lo que dijiste de que eras un “ñoño” Qué risa.
    Un abrazo

    • Un papá en prácticas
      12 febrero 2016 at 1:30 pm

      Va a ser un recuerdo maravilloso para los peques el día de mañana, ya lo verás compañera! Un abrazo!

  15. Avatar
    4 febrero 2016 at 8:37 am

    Me alegro que lo pasaseis tan bien, ojalá hubiera podido asistir, quizás el que viene jejeje

  16. Avatar
    4 febrero 2016 at 10:40 am

    Qué bonito Adrián, pero es que es verdad, llevas toda la razón del mundo, este mundo bloguero es mágico, y cuando entras en él ni te puedes imaginar la de gente maravillosa que hay dentro y la de amistades que se pueden fraguar por aquí. El año que viene nos vemos, que no me pienso perder otra vez el evento madresférico, ni loca!! Un beso!

  17. Avatar
    4 febrero 2016 at 11:31 am

    Me ha encantado conocerte, tu manera de hablar, de expresarte, de pensar. Ojalá hubiera muchos padres como tú, el mundo sería mucho mejor.

  18. Avatar
    4 febrero 2016 at 11:58 am

    ¡¡Ostras, Adrián!! ¡Que se me pasa tu post sin comentar…! Bueno, pocas flores más te puedo echar que no te haya echado ya a estas alturas; podrías montar un jardín botánico entero, si quisieras.

    Estoy totalmente de acuerdo en que crear “Un papá en prácticas” es de las mejores decisiones que has tomado nunca… Pero no lo digo por lo que te aporta a ti, que ahí llevas lo tuyo… ¡¡Sino por lo que nos aportas a todos los demás!! Para mis intereses y mi punto de vista, el mejor blog de toda la triple w en nuestro ramo. ¡Y seguro que también de otros ramos más! 🙂 🙂

    • Un papá en prácticas
      12 febrero 2016 at 1:36 pm

      Eres más majo que las pesetas, Sem. Qué alegría fue desvirtualizarte. Espero que fuese la primera de muchas! Un abrazo grande!

  19. Avatar
    4 febrero 2016 at 12:52 pm

    Jo Adrián, ni te imaginas la ilusión que nos ha hecho que nos menciones en tu post, vosotros sí que sois bonicos.

    Yo ya veo a Enrique empezando un blog, ya veréis, ya jajaja

    Un besotote preciosos muuuuaccc

    • Un papá en prácticas
      12 febrero 2016 at 1:39 pm

      Estamos motivando a Enrique disimuladamente 🙂 ¡Mil gracias, Vanesa! Espero veros pronto, cuando pase todo este lío de la mudanza. Un besazo!

  20. Avatar
    4 febrero 2016 at 3:10 pm

    tus palabras y las fotos que he visto del bloggers day me dejan claro que fue un dia espectacular!! Que suerte poder desvirtualizar a tantos bloguers! Yo me los miro siempre de lejos, que nunca coinciden mis visitas con los eventos, pero algun dia me pasaré por uno, o almenos espero desvirtualizar a algunos de los bloguers que conozco solo a través de las lineas! ¿tener un blog mola verdad?

  21. Avatar
    6 febrero 2016 at 12:22 am

    Desafortunadamente, madresfera no fue la ocasión para desvirtualizamos y poder decirte en persona que sin duda fue un acierto decidir ponerte manos a la obra con este blog y hacer lo propio con Diana. Afortunadamente, tengo a la familia movilizada para cuando os asentéis en vuestro nuevo hogar, nos aviséis y montemos nuestro madresfera particular juntando a la fierecilla y a la saltamontes.;o)))

    Mucho ánimo estos días!

    • Un papá en prácticas
      12 febrero 2016 at 1:48 pm

      Qué ilusión, Aran. Pronto ponemos fecha para ese encuentro, ¿Vale? Me apetece y mucho 🙂 ¡Un besazo!

  22. Avatar
    8 febrero 2016 at 2:46 pm

    Grande tú, grande Diana y aún más grande lo que tenéis, familia. Efectivamente, no puedo estar más de acuerdo contigo: lo mejor de tener un blog es la gente que, afortunadamente, se conoce. ¡Qué suerte he tenido de topar con vosotros (y más aún de teneros ahora cerquita, jijiji).
    Eres la pera, lo dije, lo digo y lo diré. ¡Un besazo apretao, guapo!

  23. Avatar
    17 febrero 2016 at 8:21 am

    ¡Pero bueno!! y yo sin enterarme de este post!!
    ¡Menuda foto chula que nos hicimos!
    me encantó veros de nuevo a los dos, sois estupendos <3
    Un besazo!

Deja un comentario

* Rellena todos los campos

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Adrián Cordellat + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web unpapaenpracticas.com + info